Cómo serían estos 7 coches si tuvieran el motor en otro lugar

Aston Martin DBS Superleggera

El Aston Martin DBS Superleggera es un gran turismo con las prestaciones de un superdeportivo. Su enorme motor V12 biturbo de 5.2 litros escupe con rabia sus 725 CV de potencia a 6.500 rpm a través de un cambio automático de ocho velocidades y propulsión trasera. Es tan rápido que su velocidad punta se encuentra en los 340 km/h. ¿Sería igual si el motor estuviera situado en el centro? No sería necesario ese alargado capó, mientras que la sección posterior habría aumentado su tamaño, con una nueva luneta trasera más amplia y entradas de aire laterales para ayudar a refrigerar el motor. También se comportaría de forma diferente, ya que podría aumentar sus prestaciones en pista con un mejor reparto de pesos y tracción al situar el motor más cerca del eje trasero.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.