9 coches increíblemente ridículos

Peel P50

coches increíblemente ridículos

El Peel P50 parece una broma propia del Día de los Santos Inocentes, pero no lo es. Podría ser el coche más pequeño construido jamás, o si no, uno de los que más. Es un huevo con ruedas, pero con tres: dos delante y una detrás, que es la directriz. Fue fabricado por Peel Engineering Company entre 1962 y 1965, y solo pesa 59 kg. Aunque tiene una potencia de 4,5 CV a partir de su motor de 49 centímetros cúbicos.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.