Los coches de Paul Walker: su colección privada más exclusiva

Nissan GT-R Skyline R32 Race Car

coches de paul walker

El Nissan GT-R Skyline R32 del año 1989 fue uno de los más espectaculares coches de Paul Walker. Este modelo se convirtió en todo un icono en la saga de películas y uno de los míticos coches de A todo gas. Esta unidad en concreto acabó vendiéndose por más de 90.000 euros. Tenía un motor de seis cilindros en línea que desarrollaba 280 CV de potencia.

Los coches de Ralph Lauren, un hombre con buen gusto

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.