9 coches clásicos japoneses por los que se pelean los coleccionistas

Mazda RX-7

coches clásicos japoneses

Este RX-7 cuenta debajo del capó con uno de los mayores activos que Mazda ha tenido en su larga trayectoria: el motor rotativo. Con sus dos turbocompresores, entrega más de 230 CV de potencia y gracias a una carrocería de aluminio (y por ende un bajo peso) y el motor central delantero este coupé japonés es una máquina de sensaciones. Si no fuera por diversos problemas de fiabilidad, sería el coche deportivo definitivo.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.