Estos son varios de los coches clásicos más bonitos que han existido jamás

BMW 507

coches clásicos más bonitos

El (prueba) BMW 507 fue un roadster muy especial, que se fabricó entre los años 1956 y 1960. Fue concebido por un ingeniero estadounidense, el cual animó a la firma de Múnich a construir un descapotable que compitiese no solo con el Mercedes 300 SL, también conocido como ‘alas de gaviota’, sino con modelos de Triumph y MG.

Se convirtió en un coche que marcó una época. Utilizó la plataforma usada en los 501 y 502, y no solo es uno de los coches clásicos más bonitos que existen, sino que su motor, un V8 de 3,2 litros de cilindrada, es una delicia. Solo se hicieron 252 ejemplares, pero su legado se ha visto en los Z3, Z4 o Z8.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.