Las carreteras más peligrosas del mundo

Túnel de Guoliang – China

El túnel de Guoliang fue construido a mano, piedra a piedra, por los habitantes de las montañas de Thaihang. No obstante, la circulación de vehículos a motor es relativamente moderna, ya que no comenzó hasta el año 1977. Y lo cierto es que no es apta para todos los conductores, mucho menos para los que sufran de vértigo. Tan solo cuenta con unos cuatro metros de anchura y se encuentra literalmente colgada de la montaña, con túneles, caminos de tierra y curvas que pueden hacer caer tu coche en cualquier momento. Además, también es posible que tengas que ir sorteando turistas por el camino. ¿Lo mejor? Armarse de paciencia e ir muy despacio para evitar hasta el más mínimo imprevisto.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.