Las averías más comunes en los motores diésel

Válvula EGR

Es la encargada de hacer que recirculen los gases de escape para volver a introducirlos en la admisión: de esta forma se queman las partículas que no lo han hecho la primera vez y se reducen las emisiones contaminantes. El problema es que esos gases no están limpios y esa suciedad se pega a las paredes agarrotando la válvula y obstruyendo los conductos de la culata, del colector de admisión y de otros componentes.

¿A qué suena tu coche? 7 ruidos que anuncian una posible avería

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.