8 coches que fueron creados con la ayuda de Porsche

Subasta Mercedes-Benz 500E Rowan Atkinson

Mercedes-Benz 500E

A principios de la década de 1990, la compañía no pasaba por su mejor momento económico. Poco después, el Porsche Boxster sería el auténtico salvador de la empresa, una jugada que se repetiría una década más tarde con el Porsche Cayenne (prueba). Entonces, la empresa necesitaba una fuente de ingresos y la respuesta llegó de la mano de uno de sus principales rivales, Mercedes-Benz.

Mercedes involucró a Porsche en el desarrollo del W124 como un arma que sirviera para robar ventas al poderoso BMW M5 (prueba) de la época. Fruto de esta asociación nació el Mercedes-Benz 500E, el cual estaba equipado con un bloque V8 de 5.0 litros adoptado del Mercedes SL R129. De éste también tomó finalmente la suspensión y unas vías más anchas que obligaron a ensanchar los pasos de rueda, lo que le otorgaba al 500E una postura mucho más amenazante.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.