15 peculiaridades relacionadas con los automóviles

6. Talento contra las adversidades

velocidad-crucero-escondido

¿Sabes esa cosa tan útil que se llama control de velocidad de crucero? Una maravilla de comodidad, ¿verdad? ¿Y sabes a quién se lo debes? Pues a un ingeniero llamado Ralph Teetor, que realizó numerosos inventos a pesar de ser ciego desde los 5 años. La idea se le ocurrió mientras viajaba con su abogado. Éste reducía la velocidad mientras hablaba y aceleraba al escuchar. El balanceo molestó a Teetor hasta el punto de decidirse a crear algo que lo evitara. Presentó su patente 10 años después, en 1945. Sí, en 1945. No es tan nuevo como seguramente te figurabas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.