volkswagen-recomprar-coches-afectados-dieselgate

Volkswagen podría recomprar los coches afectados por el ‘Dieselgate’

Volkswagen podría recomprar los coches afectados por el ‘Dieselgate’, según anuncia hoy el Financial Times. Esta medida afectaría a los vehículos que presentan irregularidades con el CO2 en Europa y se aleja un poco de la estrategia de compensación que la firma alemana va a poner en marcha en Estados Unidos: compensar a cada propietario con 1.000 dólares.

Según apunta el Financial Times, Volkswagen podría recomprar los coches afectados por el ‘Dieselgate’, el escándalo relacionado con las irregularidades detectadas en Estados Unidos con las emisiones de CO2. Aunque el diario americano puntualiza esta información, el fabricante solo pagará por los coches el valor de mercado actual, eso sí, si el cliente desea revenderlo a la marca.

“Tenemos que pensar que tal vez la gente quiere devolver su coche, porque declaramos unas cifras de emisiones que ahora no se cumplen y podrían tener la oportunidad de pensar: ‘yo puedo devolver mi coche porque me prometieron unas cifras falsas’, ha declarado un portavoz de Volkswagen al Financial Times.

El Grupo Volkswagen publicó hace unas semanas un comunicado oficial donde aclaraba la lista de motores afectados por el escándalo de las emisiones y que existen modelos afectados de Audi, Skoda y SEAT también. En la misma información publicada por el diario americano, se afirma que Volkswagen no va a recomprar todos los vehículos con irregularidades de CO2. Esta acción implicaría un coste de 12.000 millones de euros, teniendo en cuenta que cada una de las 800.000 unidades fueran adquiridas a 15.000 euros cada una.

La previsión que hace el fabricante alemán de un presupuesto para la adquisición de vehículos afectados es de 2.000 millones de euros. Esta importante reducción se debe a que estiman que el número final de vehículos afectados puede caer una vez hayan terminado de volver a probarlos.

Concretamente, para los modelos afectados por la diferencia de CO2, la previsión es de 2.500 euros por vehículo, frente a los cerca de 610 euros destinados para los coches implicados en el caso NOx. Esta diferencia se debe a los impuestos que se deben devolver a los correspondientes gobiernos europeos, que han puesto en marcha medidas similares al Plan PIVE.

Fuente: Financial Times

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR