Volkswagen inventa el coche que conduce solo

En la presentación final del proyecto… de investigación de la Unión Europea HAVEit (Highly Automated Vehicles for Intelligent Transport), el profesor Dr. Jürgen Leohold, Director General de Volkswagen Group Research, ha presentado el Temporary Auto Pilot de Volkswagen: monitorizado por el conductor, el coche puede circular de forma semiautomática hasta una velocidad de 130 km/h […]

En la presentación final del proyecto… de investigación de la Unión Europea HAVEit (Highly Automated Vehicles for Intelligent Transport), el profesor Dr. Jürgen Leohold, Director General de Volkswagen Group Research, ha presentado el Temporary Auto Pilot de Volkswagen: monitorizado por el conductor, el coche puede circular de forma semiautomática hasta una velocidad de 130 km/h en autopista. Esto representa una conexión entre los actuales sistemas de asistencia y la visión de una conducción completamente automática.

“Por encima de todo, lo que hemos conseguido hoy es un hito importante hacia la conducción libre de accidentes”, enfatizó el Prof. Dr. Leohold en la presentación final del proyecto de investigación de la Unión Europea HAVEit, que tuvo lugar el 23 de junio en la ciudad sueca de Boras. El Temporary Auto Pilot (TAP) junta funciones semiautomáticas, es decir, las controladas por el conductor, con otros sistemas de asistencia al conductor, como convertir los sistemas ACC de control de crucero adaptativo y Lane Assist de mantenimiento de carril en una sola función. “Sin embargo, el conductor siempre conserva responsabilidad al volante y siempre tiene el control”, añade Leohold. “El conductor puede anular o desactivar el sistema en cualquier momento y debe controlarlo también en todo momento”.

El TAP siempre ofrece al conductor un grado óptimo de automatización en función de la situación, teniendo en cuenta el entorno y el estado del conductor y el sistema. Está pensado para evitar accidentes causados por distracciones. En el modo de conducción semiautomática – llamado Modo Piloto – el TAP mantiene la distancia de seguridad con el coche de delante y también mantiene el vehículo en una posición central con respecto a las marcas del carril. El sistema también considera las normas de adelantamiento y los límites de velocidad. Las maniobras de arranque y parada en atascos también están automatizadas. Con el TAP, es posible conducir a velocidades de hasta 130 km/h por autopistas y vías similares. Aún así, los conductores deben concentrarse en todo momento en la carretera para poder intervenir ante situaciones críticas para su seguridad.

En contraste con anteriores vehículos de investigación, como “Junior” y “Stanley”, el TAP está basado en una plataforma de sensores relativamente parecida a una de producción, que consiste en sensores por radar, cámara y ultrasonidos, apoyados por un escáner laser y un horizonte electrónico. “Un escenario concebible para su uso inicial puede encontrarse en situaciones de conducción monótona, como por ejemplo en atascos o a lo largo de secciones de autopistas donde la velocidad está extremadamente limitada”, comenta Leohold.

Tags

Noticias relacionadas

1 comentario

  1. Miguel Dbm

    Las autoescuelas al paro, los choferes tambien, los examinadores de tráfico jejeje no se si el INEM tendrá mas espacio en sus servidores…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR