freno de Torricelli (2)

Vídeo: el curioso “freno de Torricelli” reduce la distancia de frenado un 40%

El curioso “freno de Torricelli” desarrollado por Autoliv, empresa líder en sistemas de seguridad para el automóvil que colabora con algunos de los principales fabricantes del planeta, es capaz de reducir la distancia de frenado en un 40% a velocidades de hasta 70 km/h, independientemente de las condiciones de la calzada. El invento consta de una plancha de metal ubicada en la zaga del vehículo que, ante una frenada de emergencia, se descuelga hasta apoyarse en el suelo, creando a continuación un vacío entre esta y el asfalto al aspirar el aire que queda entre ambos, provocando un efecto ventosa muy eficaz para detener el coche.

Autoliv Inc está probando en Suecia un nuevo sistema de frenado revolucionario, conocido como el “freno de Torricelli”, que es capaz de reducir la distancia de detención en un 40% a velocidades de hasta 70 km/h, independientemente de las condiciones de la calzada. Según los ensayos llevados a cabo por esta empresa líder en sistemas de seguridad para el automóvil, algunos de los cuales puedes ver en el vídeo que encontrarás a continuación, es igual de efectivo tanto sobre asfalto seco como mojado o incluso, sobre hielo.

Consiste en una placa de metal de 0,3 metros cuadrados que se ubica en la parte trasera del vehículo y que, ante una situación de frenada de emergencia, se descuelga en 0,1 segundos hasta tocar el asfalto. Una vez apoyada en el suelo, una sistema de aspiración se encarga de extraer el aire que queda entre ambos, creado un efecto de vacío (de ahí el nombre elegido para el invento) muy eficaz para ayudar a detener el coche.

freno de Torricelli (1)

De hecho, el freno de Torricelli es tan eficaz que Autoliv ha establecido ese límite de 70 km/h para evitar que los pasajeros del vehículo sufran lesiones durante la frenada. ¿Qué aplicación tiene? En principio Autoliv piensa que su uso tendría sentido en aquellos vehículos que equipen sistemas de frenada automática en ciudad, como el City Safety del Volvo V40 (prueba) o el como el SCBS del Mazda CX-3 (prueba).

“El principal obstáculo para la implementación en los automóviles del freno de Torricelli es simplemente que es demasiado eficiente. Con el fin de complementar el equipo de seguridad existente, otros detalles de seguridad, como los pretensores de los cinturone,s necesitan ser actualizadas debido a la importante fuerza de frenado que es capaz de desarrollar este sistema”, asegura Ola Boström, jefe del departamento de investigación de Autoliv.

Fuente: LaVozdelMuro, Autoliv.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR