DS3-Lefebvre-rally-polonia

Vídeo: los estragos, la crudeza y el talento del WRC en estado puro

Los siguientes vídeos nos muestran los estragos, la crudeza y el talento del WRC en estado puro. Todo sucedió en la última cita del calendario, el Rally de Polonia 2016, donde DS3 WRC de Stéphane Lefebvre sufrió un fuerte accidente al chocar contra un árbol tras salirse de la pista. En los siguientes vídeos podrás comprobar el estado en el que quedó el vehículo y cómo los mecánicos son capaces de devolverle su estado natural.

Los siguientes vídeos nos muestran los estragos, la crudeza y el talento del WRC en estado puro. Todo sucedió en la última cita del calendario, el Rally de Polonia 2016, donde DS 3 WRC de Stéphane Lefebvre sufrió un fuerte accidente al chocar contra un árbol tras salirse de la pista. En los siguientes vídeos podrás comprobar el estado en el que quedó el vehículo y cómo los mecánicos son capaces de devolverle su estado natural.

En el Rally de Polonia, el piloto de 24 años de edad sufrió un accidente en el Power Stage Sady, arrancando la rueda trasera izquierda tras perder el control y chocar contra un árbol. Pese a la bandera amarilla, Lefebvre consiguió avanzar a través del sector con el fin de llevar su Citroën hasta el paddock, lo que supuso una pérdida de cuatro minutos y medio en dicho proceso. Aunque esto pierde importancia cuando vemos el compromiso del piloto de carreras y el impresionante trabajo del equipo de mecánicos para devolverle su estado en solo 30 minutos.

Los coches de rally están diseñados para ser desmontado y reconstruido lo más rápido posible y, para más inri, los mecánicos solo disponen de 30 minutos para el servicio y reparación del coche sin importar el estado en el que se encuentre. Como curiosidad, la normativa de la FIA para el Campeonato de Rallyes no permite que un vehículo se desplace si le falta alguna rueda, pero pese al estado del DS 3, continuaba con las cuatro ruedas aún.

Como podrás comprobar en el vídeo de la reconstrucción del coche, los mecánicos del equipo Citroën comenzaron el trabajo antes incluso de que el piloto hubiera salido del coche. En solo un par de minutos consiguen quitar las piezas dañadas y en poco más de 20 la suspensión ha sido reemplazada, así como se han reparado los brazos transversales, el eje de transmisión, los frenos y el soporte del diferencial trasero.

Tan solo parece cuestión de golpear la carrocería con un enorme mazo, probar que todo funciona y enviar a Lefebvre de nuevo a la pista para la siguiente etapa. La multitud que se congregaba junto al box dio un merecido aplauso al equipo de profesionales. Destaca que nadie entra en pánico, no hay nervios, solo trabajo efectivo y un claro objetivo: sacar el coche cuanto antes. No te pierdas los vídeos.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR