Un repaso a todos los BMW eléctricos desde 1970 hasta hoy

BMW lleva ya 40 años desarrollando coches eléctricos y para demostrarlo… hemos reunido a todos los modelos propulsados con electricidad que han salido de las instalaciones de la firma en Múnich. Tras la reciente presentación del BMW i3 Coupé Concept, que se pondrá a la venta en un año y medio, nos preguntamos qué otros […]

BMW lleva ya 40 años desarrollando coches eléctricos y para demostrarlo… hemos reunido a todos los modelos propulsados con electricidad que han salido de las instalaciones de la firma en Múnich. Tras la reciente presentación del BMW i3 Coupé Concept, que se pondrá a la venta en un año y medio, nos preguntamos qué otros coches eléctricos habían comercializado.

Aunque sorprenda a muchos, BMW comenzó a trabajar la con coches eléctricos allá por el año 1969, cuando seleccionó a la Serie 02 como conejillo de indias para desarrollar un vehículo de este tipo. A continuación encontrarás un repaso de todos los BMW eléctricos.

BMW 1602 Electric de 1972 y LS Electric de 1975

Con este modelo comenzaron las investigaciones de la firma alemana con los coches eléctricos utilizables a diario. El motor eléctrico, fabricado por Bosch, generaba una potencia máxima de 43 CV y se alimentaba gracias a unas baterías de plomo que pesaban nada menos que 350 Kg. El conjunto de baterías  iba situado sobre un palé, lo que permitía sustituirlas rápidamente por unas con carga –un buen detalle, si no fuera por su tremendo peso-.

Los dos BMW 1602 Electric construidos se emplearon como vehículos de asistencia en los trágicos Juegos Olímpicos de 1972 y debido a su limitada autonomía –a penas 30 kilómetros- no resultaron ser la solución que buscaban. La segunda generación, conocida como LS, fue presentada en 1975 y en se convirtió en el primer modelo capaz de ser recargado con un enchufe convencional, tras una espera de 14 horas.

BMW 325iX 1987-1990

En el año 1981, BMW presentó un “coche eléctrico con batería de alto rendimiento”, proyecto que desembocó en la fabricación de ocho 325iX que fueron empleados para poner a prueba una nueva batería de sulfuro de sodio, libre de mantenimiento, desarrollado por Asea Brown Boveri.  Tenía una densidad energética tres veces superior a la que empleaba el 1602 Electric.

La firma decidió que los 325iX eléctricos debían probar sus capacidades en el mundo real, por lo que cedió una unidad al servicio alemán de correos y otras tantas a diferentes autoridades, tanto locales como estatales.

BMW E1 y E2 1991-1992

BMW Technik GmbH recibió la orden de crear un coche eléctrico desde cero, es decir, sin emplear la base de un modelo ya existente. Diez meses después presentaron el BMW E1 Concept en el Salón del Automóvil de Frankfurt y un año después, en el Salón de Los Ángeles, presentaron el E2, un modelo creado para el mercado estadounidense.

Las baterías se situaban bajo los asientos posteriores y empleaba un motor eléctrico diseñado por los ingenieros de la propia marca. El tiempo de carga se rebajó hasta seis horas empleando un enchufe convencional y hasta dos horas con la estación de recarga especial. Tenía una autonomía de hasta 160 kilómetros.

BMW 325 y BMW Elektric 1992-1997

A principios de la década de los 90, BMW estaba apostando fuerte en vehículos eléctricos. En total, desarrollaron 25 coches experimentales que empleaban la plataforma de la Serie 3 –e36-. Ocho de esos vehículos se emplearon en el mayor experimento de campo en vías públicas, gracias al apoyo que les brindó el gobierno alemán.

El BMW 325 Elektric tuvo bastantes problemas con el rendimiento de sus baterías. El motor eléctrico generaba una potencia máxima de 60 CV y un nuevo sistema de carga rápida permitió que se alcanzara un 75% de carga en las baterías en tan sólo 40 minutos.

MINI E 2008-

Hace cuatro años comenzó comercializarse el MINI E y desde entonces se han fabricado más de 600 unidades, tanto para uso particular como corporativo. Los primeros vehículos fueron destinados al mercado norteamericano y más adelante se comenzó a distribuir en Europa.

El motor del MINI E genera una potencia de 200 CV, lo que le permite pasar de cero a 100 Km/h en 8,5 segundos. Gracias a que emplea unas baterías de iones de litio, su autonomía máxima llega hasta los 250 kilómetros. Como curiosidad, a diario se enviaba gran cantidad de datos e información a la central de BMW para que pudiera ser empleada para el desarrollo de futuros vehículos.

BMW ActiveE  2010-

Emplea como base la versión coupé de la Serie 1 y básicamente es una ‘mula’ de pruebas de todos los componentes que usarán los futuros modelos eléctricos de la marca. En total se han fabricado más de 1.000 unidades del BMW ActiveE , animadas por un propulsor eléctrico capaz de producir 167 CV y 250 Nm de par. Las baterías de iones de litio, desarrolladas por BMW, le otorgan una autonomía máxima de 160 kilómetros.

Fuente: CARSCOOP

Tags

Noticias relacionadas

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR