Toyota 222D

Toyota 222D: el proyecto secreto del MR2 de rallye

El Toyota 222D es un proyecto secreto de la compañía japonesa destinado al mundo de los rallyes de los locos años 80 que finalmente no vio la luz por el cambio de idea de última hora de la FIA. Sin embargo, es una visión poco conocida del que iba a ser el Toyota MR2 de rallye equipado con el motor turbo del Toyota Celica GT-Four ST165.

Existen historias sin contar sobre los locos años 80 y los diferentes grupos de rallye de la FIA, donde varias fueron las marcas que desarrollaron auténticos prototipos de competición -solo tienes que echar un vistazo al Audi Quattro Group S Prototype con sus 1.000 CV-. Uno de ellos es el Toyota 222D, el proyecto secreto del MR2 de rallye que inicialmente iba a competir en el Grupo S, una propuesta de la Fédération Internationale du Sport Automobile (FISA) que reemplazaría al legendario Grupo B, aunque la FIA finalmente abandonó esta idea en favor del Grupo A.

Este cambio de idea de última hora por parte de la FIA obligó a multitud de fabricantes a abandonar sus prototipos para el Grupo S, entre los que se encuentra el 222D de Toyota. Su aprobación como proyecto tuvo lugar en 1984 con el objetivo de ganar el WRC y mejorar la percepción pública de la compañía nipona. Se otorgó el código interno 222D al proyecto y se inició su desarrollo.

Toyota 222D

El primer punto era elegir el vehículo sobre el que trabajar. Dado que los legendarios Grupo B equipaban un motor delantero y propulsión trasera, pero habían sido eliminados de la competencia por su peligrosidad, entre otras cosas, en Toyota se decantaron por el MR2 con motor central y una configuración de tracción a las cuatro ruedas. Sin embargo, contaba con un motor de 1.6 litros y propulsión trasera de fábrica, por lo que desde Japón hubo que ser modificada una mula para adaptar el motor 2.0 turbo de cuatro cilindros del Celica GT-Four ST165.

Acompañando a este motor se instaló en el chasis una suspensión de doble brazo oscilante en la parte delantera con una configuración independiente de cinco brazos en el trasero, así como una transmisión manual. El primer prototipo estaba listo en febrero de 1985, mientras que los siguientes meses se destinaron a examinarlo en Japón y a testarlo en Europa. Las evaluaciones provocaron que se realizaran cambios en la disposición del motor, la suspensión, el tamaño de los neumáticos y un mecanismo que permitía cambiar entre tracción a dos o cuatro ruedas en el Toyota 222D.

Toyota 222D

Se estableció una fecha límite para aplicar estos cambios, diciembre de 1985, aunque en septiembre de ese mismo año, la FISA decidió desechar el proyecto del Grupo S debido a una serie de fatídicos accidentes, lo que propició la entrada del reglamento del Grupo A, un reglamento cuya intención era limitar el rendimiento y, por ende, aumentar la seguridad. Aunque el Grupo S no entraría en vigor hasta 1987, los ingenieros de Toyota se vieron obligados a abandonar el proyecto 222D cuando estaba casi terminado.

Sin embargo, Toyota no abandonó la competición y siguió, durante las temporadas 1986 y 1987, participando con el Toyota Celica y el Toyota Supra de propulsión. Tan solo se tiene constancia de dos prototipos del Toyota 222D, un ejemplar negro que se encuentra en Toyota Motorsport GmbH, en Colonia (Alemania), y otra unidad en blanco que está expuesto en el Toyota Mega Web showroom de Tokio (Japón).

Fuente: Toyota UK Blog

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies