video-test-choque-muscle-car (13)

Así son los test de choque de los muscle car

El siguiente vídeo nos muestra cómo son los test de choque de los muscle car, concretamente de tres ejemplos de actualidad como son las últimas novedades del Chevrolet Camaro, el Ford Mustang y el Dodge Challenger. Los resultados no son del todo favorables, en especial para la Agencia Top Safety Pick (TSP), quien no ha otorgado su título a ninguno de los tres muscle car americanos.

El siguiente vídeo nos muestra cómo son los test de choque de los muscle car, concretamente de tres ejemplos de actualidad como son las últimas novedades del Chevrolet Camaro, el Ford Mustang y el Dodge Challenger. Los resultados no son del todo favorables, en especial para la Agencia Top Safety Pick (TSP), quien no ha otorgado su título a ninguno de los tres muscle car americanos.

Y es que hay una diferencia importante de potencia entre las actuales generaciones de los muscle car de Ford, Chevrolet y Dodge, y las primeras versiones que sentaron las bases de lo que son actualmente, pero la realidad es que en seguridad siguen fallando y se convierte en uno de sus puntos débiles. Para obtener el título de la Agencia Top Safety Pick deben obtener buenos resultados en el choque frontal, lateral, resistencia del techo, la evaluación de los reposacabezas y del sistema básico de prevención de accidentes.

“Teniendo en cuenta que los coches deportivos tienen altas tasas de accidentes, es especialmente importante que ofrezcan la mejor protección para los ocupantes en caso de impacto”, asegura Adrian Lund, presidente del Insurante Institute for Highway Safety.

El Ford Mustang se acerca a los estándares de seguridad del TSP, pero sin margen de mejora. Cuenta con un sistema de prevención de accidentes básico y registra buenos resultados en cuatro de las cinco pruebas de seguridad. Sin embargo, en el choque frontal, el techo se vio dañado, mientras que el pilar A y el panel de instrumentos se introdujo dentro de la cabina. La buena noticia es que los sensores han encontrado un bajo riesgo de lesiones para el conductor.

video-test-choque-muscle-car (8)

El caso del Chevrolet Camaro es mejor, ya que los resultados en el choque frontal son aceptables y el riesgo de lesión para el conductor es muy reducido. Por su parte, no consigue el TSP debido que la resistencia del techo es mejorable y a que no cuenta con un sistema de prevención de accidentes.

Por último, el Dodge Challenger, el que más tiempo lleva en el mercado es que peor parado sale de esta prueba de choque. Registra el segundo peor resultado de la prueba de choque frontal ya que, durante el test, la rueda se desplazó hacia el habitáculo atrapando la pierna del conductor. Los técnicos tuvieron que soltar el pie del maniquí para sacarlo del interior. Obtuvo resultados aceptables en la evaluación de los reposacabezas y en la resistencia del techo, además de que cuenta con un sistema básico de prevención de colisiones.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR