subasta-renault-5-turbo-1983 (1)

Sale a subasta un Renault 5 Turbo de 1983 restaurado y modificado

Concebido con el más puro ADN de competición, este Renault 5 Turbo de 1983 fue construido como parte de la homologación especial para el Grupo 4 y el Grupo B de rallyes. Tras recorrer 90.000 kilómetros y pasar por cuatro propietarios, fue restaurado mecánicamente en 2014, a la par que se le introdujeron componentes para incrementar su rendimiento. Bonhams espera obtener entre 75.000 y 90.000 euros el próximo 23 de marzo en una subasta en Reino Unido.

Este deportivo de bolsillo forma parte de una edición limitada de unidades fabricadas entre 1980 y 1986 como parte de la homologación para calle exigida por la FIA para participar en el osado Grupo B de rally. El Renault 5 Turbo estaba equipado con un motor de 1,4 litros que rendía 160 CV gracias, en gran parte, al turbo que le daba nombre. Esto aseguraba una velocidad máxima de más de 200 km/h y alcanzar los 100 km/h desde parado en 7 segundos.

subasta-renault-5-turbo-1983 (7)

El reducido peso del Renault 5 Turbo se complementaba con el poderoso motor instalado en el centro, mientras que la rueda de repuesto pasaba a estar ubicada bajo el capó, asegurando un reparto de pesos ideal para competición. Y esto era en la versión de calle, la unidad de competición contaba con 250 CV, lo que se tradujo en un importante palmarés de éxitos desde 1981 hasta 1985.

La aparición de vehículos con tracción integral en el Grupo B de rallyes, como el Audi Quattro A1 que sale a subasta, limitaron las presencia en el podio del compacto francés. Por ello, Renault desarrollo el poderoso Renault 5 Maxi Turbo, el cual entregaba 350 CV y se diferenciaba de las otras unidades por los seis enormes faros redondos que equipaba en el frontal. En 1986, el Grupo B fue prohibido y el Renault 5 Turbo se retiró de dicha competición.

El Renault 5 Turbo que sale a subasta ha tenido cuatro propietarios, siendo el tercero el que más tiempo lo ha tenido. En 2014, el vehículo fue sometido a una completa revisión mecánica, donde el motor, la transmisión, la suspensión y los frenos fueron puestos a punto. Además, el motor recibió un intercooler y un árbol de levas de Renault Sport que mejoraron su rendimiento hasta los 210 CV. El interior es original, incluidos los asientos y las llantas, y fue repintado en la década de 1990.

Fuente e imágenes: Bonhams

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR