subasta-mini-don-juan-carlos

A subasta el MINI de Don Juan Carlos

Su actual propietario, Pedro Molina, va a sacar a subasta el MINI de Don Juan Carlos, un modelo 1275C de 1969 que el antiguo monarca compró nuevo y es realmente el único vehículo que ha tenido a su nombre desde entonces. Fue vendido a Molina en 1981, quien actualmente quiere deshacerse de él para que alguien capacitado se haga cargo de su uso y mantenimiento.

Tras un cuarto de siglo bajo su celoso cuidado, Pedro Molina sacará a subasta el MINI de Don Juan Carlos. Por entonces, el Príncipe Juan Carlos compró el vehículo y lo matriculó el 5 de diciembre de 1969, un MINI 1275C modificado y personalizado tanto en el exterior e interior como mecánicamente.

Los primeros 15.000 kilómetros se los hizo el ya antiguo monarca, que contaba con 31 años cuando lo adquirió, llevaba siete años casado con Doña Sofía y ya habían nacido las dos infantas y el actual monarca, Don Felipe. Actualmente, el pequeño utilitario británico cuenta con 76.487 kilómetros recorridos y recorridos con su motor de 1.275 centímetros cúbicos que, dada su antigüedad, tan solo producía 59 CV.

Dadas las limitaciones y el conocido interés del monarca por el mundo del motor, pidió expresamente que el motor fuera modificado con un doble carburador, un sistema de servofrenos, un radiador de aceite y depósito de combustible extra que se colocó en el maletero y doblaba la autonomía del MINI. Pedro Molina asegura que ha llegado a una velocidad punta de 180 km/h y que superaría los 200 km/h si contara con una quinta marcha.

Otro de los aspectos destacados del vehículo es el interior, tapizado en piel de color camel. El asiento del conductor estaba modificado también al hacerlo más bajo y corredizo para albergar los 1,84 metros de estatura de Don Juan Carlos. Finalmente, el color de la carrocería fue un encargo personal del Rey, quien eligió el azul Borbón, como se le acabó denominando.

Por entonces, hace ya más casi 50 años de su adquisición, el MINI de Don Juan Carlos costó 100.000 de las antiguas pesetas, algo curioso teniendo en cuenta que en 1969, el monarca ingresaba 70.000 pesetas mensuales en calidad de Príncipe. Pedro Molina ha recibido una gran cantidad de ofertas por el coche, pero siempre las ha terminado rechazando. Ahora, busca una casa de subastas que se encargue de la venta. Aquí tienes unas imágenes del coche en cuestión.

Fuente: El Mundo

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR