Sacarse el carné de conducir B a la primera cuesta una media de 723 euros

Obtener el carné de conducir a la primera con veinte prácticas cuesta en España una media de 723 euros, según el último estudio realizado por FACUA-Consumidores en Acción en 2013, que ha detectado diferencias de precios de hasta el 165,8% (721 euros) entre la autoescuela más cara y la más barata (ver tablas). El precio […]

Obtener el carné de conducir a la primera con veinte prácticas cuesta en España una media de 723 euros, según el último estudio realizado por FACUA-Consumidores en Acción en 2013, que ha detectado diferencias de precios de hasta el 165,8% (721 euros) entre la autoescuela más cara y la más barata (ver tablas).

El precio medio de las 114 autoescuelas encuestadas en doce ciudades en noviembre y diciembre de 2013 es un 2,3% más económico que en 2012, cuando el coste era de 739 euros para quienes se sacaban el carné a la primera realizando veinte clases prácticas.

Si se comparan precios entre las autoescuelas de una misma ciudad, los usuarios pueden encontrar diferencias que van desde el 13,4% de Cádiz hasta el 63,7% de Almería (entre 69 y 295 euros).

Jaén y A Coruña son las ciudades más económicas de las analizadas para obtener el permiso, con un importe medio de 535 euros. Las más caras en 2013 son Logroño, donde supone una media de 1.113 euros seguida de Murcia (923).

Las diferencias entre la ciudad con el precio medio más caro y el más barato alcanzan los 577 euros, nada menos que un 107,9%.

Alumno A

El estudio de FACUA refleja que prepararse para aprobar el permiso de conducir B cuesta de media 723 euros. Para ello, se toma como supuesto a un usuario (alumno A) que recibe un mes de clases teóricas, da veinte clases prácticas de circulación de 45 minutos cada una y aprueba a la primera, tanto el examen teórico como el práctico, sin que necesite renovar su expediente.

De las 114 autoescuelas que han ofrecido sus precios por teléfono, la más barata para el alumno A se encuentra en Jaén, donde el coste que le supone la formación para sacarse el carné es de 435 euros. El precio más alto se encuentra en una de las autoescuelas de Logroño, 1.156 euros. La diferencia entre ambos centros alcanza los 721 euros (un 165,8%).

Alumno B

El informe contempla un segundo supuesto. Se trata del usuario (llamado alumno B) que recibe un mes de clases teóricas, aprueba a la primera y, sin embargo, suspende en dos ocasiones el examen práctico, aprobando éste a la tercera. Ello supone dar quince clases prácticas más que el alumno A, lo que hace un total de treinta y cinco. Y además, dado que ha agotado las convocatorias iniciales, se ve obligado a renovar expediente, lo que encarece aún más el precio.

Para este alumno B, el precio medio que le supone prepararse para lograr el permiso de conducir es de 1.323 euros para las doce ciudades analizadas. Esto supone 600 euros más (un 83,1%) que si aprueba a la primera.

Para este alumno, la ciudad más barata es A Coruña, con un precio medio de 975 euros, frente a los 1.741 euros que debe abonar en Logroño. La diferencia llega a ser de 766,12 euros (un 78,6%).

La autoescuela más económica para el alumno B es una de las encuestadas en A Coruña, donde el alumno tiene que pagar 901 euros para obtener el permiso. Por el contrario, en Bilbao esta el centro más caro de todos los encuestados, 1.900 euros, un 111% más (más del doble, con una diferencia de 999 euros).

En 2013 el coste medio para un alumno B ha descendido un 3,3%, pasando de los 1.366 euros que costaba en 2012 a los 1.323 euros de 2013.

Consejos antes de contratar

FACUA aconseja a quienes estén pensando en obtener el carnet de conducir B comparar los precios en varias autoescuelas utilizando siempre el mismo criterio, esto es, incluyendo tanto la formación teórica, el material de estudio y el mismo número de clases prácticas.

FACUA recomienda a los usuarios que pregunten expresamente si los precios que facilitan llevan incluido el IVA así como las tasas de Tráfico y gastos de gestión.

Igualmente para conocer los importes es necesario saber el tiempo de duración de las clases prácticas incluidas en los paquetes de ofertas, que en algunos casos es distinta al tiempo de las clases de conducción que se contratan aparte. También es relevante consultar si las clases prácticas de las ofertas son de circulación, pues algunas autoescuelas incluyen clases en simulador o en circuito cerrado, cuestión importante que el consumidor debe conocer. Por otro lado, es importante consultar si la autoescuela impone dar dos clases de circulación seguidas o si los precios de las clases varían en función de la hora en que se desarrollen las mismas.

Si bien muchas de las autoescuelas no obligan a dar un mínimo de clases de circulación, hay otras donde la oferta incluye varias de estas, independientemente de que sean necesarias o no para el alumno.

FACUA también recomienda consultar el coste de la renovación de expediente en caso de agotar las oportunidades dadas por tráfico, pues el precio de las tasas más los gastos de gestión pueden varias considerablemente de una autoescuela a otra.

Asimismo, buena parte de las autoescuelas cobran un importe por cada examen teórico o práctico que se realice, independientemente del precio por tasa de tráfico, cuantías a tener en cuenta a la hora de comparar diferentes autoescuelas.

FACUA aconseja consultar los horarios de las clases teóricas y la disponibilidad de un profesor para solucionar las dudas, pues algunas autoescuelas combinan profesor presencial y online o vídeos tutorialesonline.

Buena parte de los centros encuestados son poco claros al informar e incluso hay muchas empresas que no facilitan la información por teléfono, algo que dificulta mucho la comparación de precios para el usuario.

Así, de las 176 autoescuelas con las que FACUA ha contactado, sólo 114 han facilitado sus precios vía telefónica.

24,60 euros de media por una práctica de 45 minutos

La duración más frecuente de las clases prácticas es de cuarenta y cinco minutos. La media nacional se sitúa en 24,60 euros en 2013 por cuarenta y cinco minutos al volante en las doce ciudades analizadas por una clase suelta, aunque se registraron puntas de 13,31 euros de media en A Coruña y de 31,26 euros en Barcelona. Entre una y otra existe una diferencia de 17,95 euros, el 134,9% por una clase de características muy similares.

La media de las clases prácticas de 45 minutos era en 2012 de 25,11 euros.

Los cuarenta y cinco minutos más económicos de prácticas se cobran en 2013 en una de las autoescuelas de A Coruña, 12 euros, y los más caros en una de Barcelona, 34 euros (casi el triple).

Algunas ofertan lotes o bonos como forma de descuento, en los que suelen incluir el precio de la matrícula y un número aparejado de prácticas, pero en algunos casos estas clases de circulación tienen una duración diferente a las clases prácticas que se adquieren de forma independiente.

Se trata de una forma de abaratar el precio final, siempre y cuando se sea consciente de si se van a necesitar todas las clases que ofrecen o, por el contrario, se podrían dar menos, ya que esta opción obliga al alumno a contratar un número de clases por adelantado antes de empezar a recibirlas y que siempre es recomendable consultar si existe la posibilidad de devolución del importe de las clases no consumidas si durante el transcurso se decide no recibir más.

La mayoría de las autoescuelas cobran la asistencia del profesor al examen al precio de una clase práctica o fijan una tarifa especial para la clase de examen.

Clases teóricas

La forma de cobrar la formación teórica varía mucho entre las autoescuelas encuestadas. La gran mayoría la incluyen en el precio de la matrícula, aunque algunas la cobran por meses, otras dan un precio para un plazo concreto y otras tienen un precio global para todo el tiempo que se necesite. Algunas autoescuelas disponen de cursos intensivos, que pueden mantener o variar el precio, así como de formación teórica online, que puede ser complementaria, una modalidad distinta o bien la única existente.

FACUA recomienda consultar si durante el tiempo de apertura de la autoescuela para realizar test se dispone de un profesor para resolver dudas, o por el contrario la consulta está limitada a unas horas concretas.

Tasas de Tráfico

Las autoescuelas son centros donde preparan al alumno para los exámenes que Tráfico les realiza. Por ellos, les cobran un importe de 88,50 euros exentos de IVA, el coste en 2013, tasa que da derecho a repetir uno de los dos exámenes (tres convocatorias). El alumno paga a la autoescuela esta cantidad de dinero y ella se la da íntegra a Tráfico. Sin embargo, un porcentaje de las autoescuelas analizadas incrementa el precio añadiendo un importe por gestión.

Material didáctico

Las autoescuelas facilitan los libros y tests que se necesitan para preparar el examen teórico, incluyendo en algunos casos una clave para acceder a una página web en la que poder practicar con test de exámenes reales.

En la mayoría de los casos el precio de los libros está incluido en la matrícula, sin que especifiquen cuánto cobran por ello, pero hay casos en los que su coste sí está claramente diferenciado, aunque algunas autoescuelas ofrecen el servicio de préstamo.

FACUA recomienda consultar qué material didáctico se facilita en la autoescuela, pues algunos centros ofrecen resúmenes del libro oficial y el usuario puede no estar interesado en disponer únicamente de éste.
12 ciudades

Las doce ciudades en las que FACUA ha realizado la encuesta son A Coruña, Almería, Barcelona, Bilbao, Cádiz, Jaén, Logroño, Madrid, Málaga, Murcia, Sevilla y Valencia.

Foto: Circula Seguro

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR