superautopista-rusia-nueva-york-londres

Rusia quiere que una ‘superautopista’ una Nueva York y Londres

Rusia quiere que una ‘superautopista’ una Nueva York y Londres, una carretera que conectaría Europa con América del Norte y que se extendería a través de más de 21.000 kilómetros, convirtiéndose en la más larga de todo el planeta. El proyecto, que ha sido presentado por Vladimir Yakunin, presidente de la empresa Russian Railways todavía no ha sido aprobado ni presupuestado.

Suena a ciencia ficción, pero no lo es. Rusia quiere que una ‘superautopista’ una Nueva York y Londres, una vía de comunicación terrestre que conectaría Europa con Asia y América del Norte y que situaría al país más extenso del mundo en el epicentro del transporte global por carretera. El proyecto, que ha sido presentado por Vladimir Yakunin, presidente de la empresa Russian Railways todavía no ha sido aprobado ni presupuestado.

A pesar de ello, Vladimir Yakunin no duda en afirmar que la ‘superautopista’ entre Nueva York y Londres es un “proyecto muy ambicioso y costará mucho, pero resolverá muchos problemas de desarrollo para esta región. Será un interestatal entre las civilizaciones”. Además, asegura que aquellas personas o entidades que decidan invertir en la construcción de esta vía se asegurarán una fuente fiable de beneficios.

Pero para poder construir esta carretera de más de 21.000 kilómetros entre Nueva York y Londres primero deben resolver las muchas incógnitas que sobrevuelan la noticia. Una de las más obvias es la relacionada con el estrecho de Bering, la franja de agua que separa Rusia de Estados Unidos. Para llegar hasta Alaska tendrían que construir un puente de dimensiones colosales o un túnel tan extenso que se situaría como el más largo del planeta (la distancia entre los dos puntos más próximos en el estrecho de Bering asciende a nada menos que 82 kilómetros).

Fuente: A3

Tags

Noticias relacionadas

1 comentario

  1. Adrián

    No es una idea nueva. Hace tiempo vi un documental en el que hablaban de un proyecto de unir los dos continentes, pero hay un enorme problema y es el clima extremo. Si lo consiguen, la ingeniería habrá dado un paso muy grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR