prueba-volkswagen-golf-alltrack

PRUEBA: Volkswagen Golf Alltrack

Ponemos a prueba el Volkswagen Golf Alltrack, el nuevo vehículo campero de la gama Golf, que ha tomado como base el Variant. A pesar de su mayor altura al suelo, su respuesta no se ve mermada en carretera y gracias a su modo ‘Alltrack’ puede adentrarse en pistas.

El Passat Alltrack ocupó en 2012 el vacío existente entre el mundo On-road y Off-road. Ahora, el fabricante de automóviles alemán ha transferido este concepto a la gama Golf; así es como ha nacido el Golf Alltrack que hoy probamos. Se caracteriza por sus características técnicas, la tracción total 4MOTION y la elevada altura al suelo, que ha crecido 20 mm. Asimismo, adopta elementos de diseño propios, tanto en su exterior como en su interior, es el caso de los paragolpes, la parrilla, los pasos de rueda y los estribos laterales.

Prueba Volkswagen Golf Alltrack

Los motores disponibles son cuatro, un gasolina (TSI) y tres Diesel (TDI), todos ellos de inyección directa y turbo. A los ya conocidos 1.6 TDI de 110 CV, 2.0 TDI de 150 CV y 2.0 TDI de 184 CV se suma el nuevo propulsor de gasolina 1.8 TSI de 180 CV. Los bloques de 180 y 184 CV transmiten la fuerza a los dos ejes a través de una caja DSG de doble embrague y 6 velocidades.

El Volkswagen Golf Alltrack ha sido diseñado para ofrecer una buena respuesta tanto en carretera como en terrenos offroad no muy complicados. La base técnica para ello es la tracción total 4MOTION. Está equipado con un embrague Haldex de última generación que está activo antes de que se origine el deslizamiento, por lo que una posible pérdida de tracción queda eliminada -una bomba hidráulica es capaz de acoplar el eje trasero hasta el 100%-. En conducción normal, el empuje se trasmite principalmente desde el eje delantero, por lo que el trasero está desacoplado. Esta acción ahorra combustible.

Prueba Volkswagen Golf Alltrack

Gracias al trabajo conjunto de la altura libre al suelo, el modo de conducción ‘Offroad‘ y la tracción 4MOTION, el Golf Alltrack se ha mostrado en la prueba, y en terreno áspero, bastante capaz, al igual que un SUV. Gran parte de culpa la tiene el citado modo ‘Offroad’, que incorpora la función de descenso de pendientes, que puedes regular desde una velocidad de solo 2 km/h hasta 30 km/h; limita la actuación del ESC y tiene una respuesta modificada del acelerador y una configuración Off-road del ABS.

Además, esta variante campera del Golf no solo ofrece una muy buena capacidad todoterreno y una mayor seguridad activa, también tiene una buena capacidad de remolque, ya que está capacitado para cargas de hasta 2.000 kg (en subidas del 12% con freno).

Prueba Golf Alltrack

A pesar de tener una distancia al suelo 20 mm mayor que el Variant, modelo que toma de base, se comporta igual de bien que el resto de modelos de la gama. A pesar de compartir carrocería con la versión familiar, el Volkswagen Golf Alltrack se ha personalizado en muchas partes. En su perfil lateral, los pasos de rueda en el Alltrack son negros. Estas molduras, que le dan robustez, continúan por encima de los faldones laterales y en la zona baja del paragolpes de nueva factura. La parte delantera equipa una lama cromada que es el centro de atención. Lo mismo que la parrilla del radiador de nido de abeja con el logotipo Alltrack. Sumando puntos en lo que ha diseño y practicidad offroad se refiere, están las protecciones inferiores de aluminio mate.

Prueba Volkswagen Golf Alltrack

El equipamiento interior se corresponde con el carácter deportivo Off-road del Golf Alltrack. Son detalles, como el volante de cuero, el pomo de la palanca de cambios de cuero, el tapizado específico de los asientos con el emblema ‘Alltrack‘ en los respaldos delanteros, las aplicaciones en la consola central, cuadro de instrumentos y guarnecidos de las puertas, así como la iluminación ambiental en los guarnecidos de las puertas, los que determinan el estilo del espacio interior. También de serie incluye climatizador automático (‘Climatronic’), luces de lectura de LED en la parte delantera y trasera, luces en la zona reposapiés delantera, sistema de radionavegación ‘Discover Media’, el Detector de Fatiga, el sistema proactivo de seguridad de los ocupantes Pre-crash, el sistema de frenado anticolisiones múltiples, la pantalla multifunción Premium, cristales y luneta traseros tintados al 65% y el control de la velocidad de crucero Tempomat, todo desde 31.540 euros.

Prueba Volkswagen Golf Alltrack

Prueba: Hans H. Grassmann
Fotos: Zbigniew Mazar

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR