Prueba Toyota RAV4 Hybrid 2016 (12)

PRUEBA: Toyota RAV4 Hybrid 2016

En pleno apogeo de los SUV y crossover, he podido poner a prueba el Toyota RAV4 Hybrid 2016, una interesante alternativa a los convencionalismos que aboga por combinar la practicidad y capacidades de este tipo de vehículos, con la mirada sostenible y ecológica propia del fabricante japonés. Augura consumos de 4,9 litros a los 100 km, así como unas emisiones de CO2 en ciclo combinado de 115 g/km. Además, trataré de esclarecer si el RAV4 Hybrid es una alternativa real a los antiguos motores de gasóleo y si se pueden realizar viajes largos con un híbrido.

El Toyota RAV4 Hybrid 2016 es la primera generación del popular crossover que se somete a la tecnología híbrida, aunque estéticamente apenas se diferencia del modelo estándar. El todocamino de Toyota presenta una longitud de 4.605 mm, una anchura de 1.845 mm y una altura de 1.675 con una distancia entre ejes final de 2.660 mm. Esto permite que disponga de una capacidad de carga total con la segunda fila de asientos abatida de 1.633 litros, mientras que el maletero es de 501 litros, no de los más grandes de su categoría debido a que en el fondo esconde la batería del coche. A diferencia del Toyota RAV4 normal, por así definirlo, la variante híbrida presenta un cuadro de instrumentos sin cuentarrevoluciones (en su lugar encontramos un medidor de energía y recarga) y el sistema de infoentretenimiento incluye funciones ampliadas, mientras que el exterior se beneficia de placas de identificación propias y logotipos con un toque azul intenso.

Prueba Toyota RAV4 Hybrid 2016 (5)

Entrando en materia encontramos el sistema de propulsión híbrido de la compañía, el conocido Hybrid Synergy Drive de Toyota, el cual está compuesto por un motor de gasolina atmosférico de cuatro cilindros y 2.5 litros que ofrece una potencia de 152 CV y 206 Nm de par a 4.400 rpm, asociado a un propulsor eléctrico de 143 CV que ofrece 270 Nm de par desde el primer momento y que es alimentado por una batería de níquel de 1,6 kWh. En conjunto, el sistema híbrido envía 197 CV directos a una transmisión CVT de seis velocidades que está conectado al asfalto a través de la tracción delantera o total.

No te pierdas nuestra prueba del Lexus NX 300h

Homologa un consumo medio de entre 4,9 y 5,1 litros a los 100 kilómetros, aunque durante mi prueba, el consumo real se situó en la zona de los 6,5 litros a los 100 km. Los consumos varían en función de si equipa tracción delantera o total, mientras que la unidad que he podido probar del Toyota RAV4 Hybrid se decantaba por la tracción en las ruedas delanteras. Al tratarse de un híbrido, no un híbrido enchufable o plug-in hybrid, el RAV4 Hybrid no ofrece un rango de autonomía en modo totalmente eléctrico que sea muy amplio, pero nos permitirá circular sin consumir gasolina durante varios kilómetros, aunque con una serie de condiciones.

Prueba Toyota RAV4 Hybrid 2016 (38)

Como tal, el Toyota RAV4 Hybrid 2016 que he podido probar ofrece un modo EV y otro ECO, además de un tercer modo Sport que deja a un lado la economía de combustible. Combinados los dos primeros, hasta 50 km/h, el RAV4 Hybrid es capaz de circular en modo eléctrico, siempre que tengamos carga en la batería, la cual se recarga mediante tres modos: utilizando la frenada regenerativa, mediante inercia (aprovechando bajadas o llaneando sin pisar el pedal del acelerador) o a través del motor de gasolina, el cual actuará a modo de generador además de sustentar el vehículo. Circular en modo totalmente eléctrico nos facilitará las cosas en tramos urbanos o zonas muy limitadas y/o congestionadas, aunque deberemos ser muy sensibles con el pedal del acelerador si no queremos que se active el motor de combustión.

Aquí tienes la prueba del Renault Kadjar dCi 110 EDC Xmod

Sin el modo EV activo, pero siempre llevando el ECO Mode enchufado, el RAV4 Hybrid buscará utilizar el modo totalmente eléctrico la mayor parte del tiempo. Con algo de picaresca y probando el vehículo en diferentes condiciones, he podido comprobar que se puede circular incluso a 80 km/h utilizando el motor eléctrico, aunque esto agotará la pequeña batería rápidamente y debemos ser lo más sensibles posibles con el acelerador. Así que olvídate de adelantar o acelerar, digamos, de forma natural, ya que desactivarás esta función eléctrica. Además, el sistema híbrido es bastante independiente y resulta un pelín tedioso cuando queremos circular en modo eléctrico y éste nos activa el motor de gasolina sin darnos opción.

Prueba Toyota RAV4 Hybrid 2016 (43)

Resulta realmente satisfactorio recorrer entornos urbanos sin emplear el motor de combustión (realmente lo he conseguido) y, con ello, sin contaminar lo más mínimo. Ahora bien, los consumos se ven afectados, si tomamos como referencia las cifras oficiales, cuando entramos en autopista, y esto tiene una clara explicación: el motor de gasolina es demasiado grande y el hecho de no contar con sobrealimentación le perjudica también. 2.494 centímetros cúbicos de motor que son pura suavidad, silencioso y muy progresivo, pero que no puede evitar gastar algo más de la cuenta. Una unidad de 2.0 litros, o incluso uno de menor cubicaje pero con sobrealimentación podría paliar este efecto sobre la media de consumo.

Aunque si somos realistas y miramos sus características desde otro punto de vista, el Toyota RAV4 Hybrid puede ser todo un ahorrador. En mi prueba del Hyundai Tucson 2015 2.0 CRDi 136 CV, la media se situó en 7,5 litros a los 100 kilómetros, mientras que la prueba del Mitsubishi Outlander PHEV, un híbrido enchufable con un gran rango de autonomía en modo eléctrico, las cifras superaban los 9 litros si usábamos tan solo el motor de combustión.

Prueba Toyota RAV4 Hybrid 2016 (1)

A la cuestión que planteaba al principio de la prueba sobre si se puede viajar con un híbrido, la respuesta es claramente sí, tanto por consumos como por las sensaciones que transmite, ya que al volante del Toyota RAV4 Hybrid (recorrí trayectos de hasta 400 kilómetros) he podido comprobar de forma satisfactoria el tacto de la suspensión, el cual otorgar cierto grado de confort en viajes largos, así como la poca sonoridad que accede al habitáculo una vez en marcha y una dirección firme que ofrece buen feeling con las ruedas delanteras. Por el contrario, el tacto del freno resultó algo esponjoso, mientras que el peso de la unidad (1.700 kg) se dejaba notar en algunas zonas más reviradas.

Te puede interesar la prueba del Jeep Renegade 4×4 2.0 Multijet 140 CV

Por otro lado, el Toyota RAV4 Hybrid 2016, tras poder probarlo, puede asegurar que es una interesante alternativa a los motores diésel tradicionales, aunque con ciertos matices. Éstos dependen de tu perfil como conductor. Si eres alguien que abusa de entornos urbanos, desplazamientos de media distancia esporádicos y uno o dos viajes largos al año, el RAV4 Hybrid es para ti. Sin embargo, si vas a devorar kilómetros y kilómetros de autopista, olvídate de los SUV por completo. Elige un turbodiésel placentero y silencioso con buenos consumos y lánzate a la carretera.

Prueba Toyota RAV4 Hybrid 2016 (26)

La unidad de pruebas del Toyota RAV4 Hybrid que he podido conducir durante algunos días contaba con el acabado Advance, el segundo de los cuatro niveles, por lo que ofrece equipamiento como la cámara de visión trasera, climatizador bizona, sistema de infoentretenimiento Toyota Touch 2 con Bluetooth, sensores de aparcamiento, portón trasero automático, sistema de arranque sin llave y el paquete Toyota Safety Sense (sistema precolisión con detección de peatones, control de crucero adaptativo, reconocimiento de señales, luces de carretera automáticas y avisador de cambio de carril involuntario). Opcionalmente encontrarás las llantas de 18 pulgadas, los faros LED o el techo eléctrico.

Por lo tanto, ¿cuánto vale el Toyota RAV4 Hybrid 2016? Los precios arrancan en 30.800 euros para el acabado Advance Hybrid y pueden llegar a 37.100 euros con el acabado Executive Hybrid. Nuestra unidad de pruebas, con cierto nivel de equipamiento opcional, se sitúa en los 32.050 euros.

Prueba Toyota RAV4 Hybrid 2016 (54)

La hibridación es el futuro inmediato, es algo que no me canso de decir, y el ciclón de los SUV y crossover no parece con intenciones de amainar, por lo que tomar medidas en este segmento es algo de obligada necesidad. Debido al peso, la altura y la aerodinámica, este tipo de vehículos consume más combustible y emite sustancias nocivas en mayor medidas. El Toyota RAV4 Hybrid 2016 que he podido probar me ha demostrado que existe una alternativa real a lo convencional y que con una serie de retoques por parte de la compañía nipona y un cambio generalizado de nuestro punto de vista, los sistemas de propulsión híbridos pueden llegar antes de lo que creemos.

  A destacar   A mejorar
Diseño exterior Cubicaje motor gasolina
 Dinámica conducción Diseño interior
Nivel de equipamiento Tacto del freno
Ficha técnica Toyota RAV4 Hybrid 2016
Motor Cilindrada 2.494 cc
Cilindros 4 en línea
Potencia Máxima 152 CV / 5.700 rpm
Par Máximo 206 Nm / 4.400 – 4.800 rpm
Transmisión Caja de Cambios Automática CVT
Tracción Delantera
Suspensión Delantera McPherson, resorte helicoidal
Trasera Paralelogramo deformable, resorte helicoidal
Dimensiones Longitud 4.605 mm
Anchura 1.845 mm
Altura 1.675 mm
Distancia entre Ejes 2.660 mm
Alimentación Tipo de Alimentación Inyección indirecta
Peso Peso 1.700 kg
Prestaciones Velocidad Máxima 180 km/h
Aceleración 0-100 km/h 8,3 seg
Consumos Urbano 4,9 l/100 km
Extraurbano 5,0 l/100 km
Combinado 4,9 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 115 g/km
Precio Precio final 30.800 euros

Fotos: Álex Aguilar

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR