PRUEBA: Subaru Forester 2013

Encontrarás pocos vehículos tan prácticos como el Subaru Forester 2013 de la prueba…, que en esta última generación llega con mecánicas más eficientes y unas dimensiones exteriores más grandes. Además, el producto conserva toda la esencia de la marca japonesa: motores Bóxer diésel y gasolina, sistema de tracción integral Symmetrical AWD, habitáculo espacioso y un […]

Encontrarás pocos vehículos tan prácticos como el Subaru Forester 2013 de la prueba, que en esta última generación llega con mecánicas más eficientes y unas dimensiones exteriores más grandes. Además, el producto conserva toda la esencia de la marca japonesa: motores Bóxer diésel y gasolina, sistema de tracción integral Symmetrical AWD, habitáculo espacioso y un grado de exclusividad que los rivales no pueden ofrecer.

Estéticamente, el Subaru Forester 2013 de la prueba posee una imagen más fresca y actual. Aunque conserve ciertas similitudes con la generación anterior, se trata de un vehículo completamente nuevo. El frontal incorpora la parrilla característica de los últimos modelos de Subaru y en función del acabado escogido, el parachoques presentará un aspecto más estilizado o deportivo. La longitud total alcanza los 4,59 metros -3,5 centímetros más- y la batalla se ha incrementado hasta los 2,64 metros -2,5 centímetros extra-, por lo que es comprensible que ofrezca un habitáculo más amplio y un maletero capaz de ‘tragar’ 505 litros de volumen.

prueba Subaru Forester 2013 agua

En el interior del nuevo Subaru Forester 2013 encontramos un salpicadero muy similar al del Subaru XV, con un diseño sencillo y agradable que seguro soportará muy bien el paso de los años. La posición de conducción es elevada, lo que aporta una dosis extra de seguridad y rápidamente te encontrarás cómodo a sus mandos. Con el acabado más lujoso, denominado Executive Plus, incorpora de serie todo lo que puedas necesitar: parachoques con diseño deportivo, llantas de aleación de 18 pulgadas, asientos eléctricos de cuero, portón trasero con apertura eléctrica, sistema de acceso sin llave o navegador y equipo de audio firmado por Harman-Kardon, entre otros.

Por debajo de esta terminación se sitúan el Executive, Sport Plus y Sport y todos ellos incorporan, de fábrica, los últimos avances en seguridad activa y pasiva: siete airbags –frontales, laterales, de cortina y de rodilla para el conductor-, control de estabilidad VDC, ABS, reposacabezas delanteros y traseros activos, además del sistema de tracción integral. La prueba objetiva del buen funcionamiento y diseño de todos estos elementos está en la puntuación obtenida por el Forester 2013 en las pruebas de choque de EuroNCAP, donde logró la máxima calificación.

En la presentación del nuevo Forester hemos tenido la oportunidad de probar la motorización turbodiésel Bóxer de dos litros y 150 CV y el bloque gasolina, también Bóxer y de dos litros con sobrealimentación, pero con nada menos que 240 CV. En el primero, me ha sorprendido gratamente el buen trabajo realizado para insonorizar el típico ‘traqueteo’ de los motores diésel, pues apenas se escucha incluso desde el exterior. Este propulsor, alimentado por gasóleo, ofrece buenas dosis de par -350 Nm desde 1.600 rpm- y logra unos consumos realmente contenidos, pues homologa 5,7 l/100Km convirtiéndole en uno de los vehículos más frugales de la categoría –y eso que este coche cuenta con un sistema de tracción total ‘de los de verdad’, es decir, el motor envía su fuerza a ambos ejes (50/50) de forma permanente a través de un diferencial central mecánico-. Únicamente puede estar asociado a un cambio manual de seis relaciones,  de excelente tacto, por cierto.

El motor de gasolina 2.0XT ofrece un nivel de prestaciones elevado gracias, entre otras cosas, a los 240 CV y 350 Nm que desarrolla el propulsor, al cambio automático CVT –con tres modos de funcionamiento y ocho velocidades- y al efectivo sistema de tracción permanente con embrague multidisco y un reparto 60/40 –puede llegar a un 50/50-. Con todo, alcanza una velocidad máxima de 210 Km/h y pasa de cero 100 en 7,5 segundos con un consumo medio homologado de 8,5 litros cada 100 kilómetros.

prueba Subaru Forester 2013 trasera

Una de las principales novedades del Subaru Forester de la prueba es su nuevo sistema de ayuda a la conducción todoterreno, denominado X-MODE, que permite aumentar la capacidad de tracción en situaciones que así lo requieran –nieve, barro o hielo, por ejemplo- actuando sobre los frenos. Un único inconveniente: este sistema sólo está disponible con los motores de gasolina, pues va ligado obligatoriamente al cambio automático CVT.

En definitiva, el nuevo Forester se presenta como una opción muy recomendable para todos aquellos que busquen un vehículo realmente polivalente, seguro y fiable. La horquilla de precios arranca en unos razonables 25.900 euros para el Forester 2.0 CVT Sport de gasolina y 150 CV –28.900 euros en el caso del Forester Sport diésel- y llega hasta los 39.000 euros del Forester 2.0XT CVT Executive Plus.

Texto: Nacho de Haro

Tags

Noticias relacionadas

1 comentario

  1. Lito

    Lo único que le falta al cambio cvt, es la posibilidad de incluir en la palanca de cambios el modo secuencial.
    En carreteras viradas, el cambio en el volante “despista” un poco…
    Por lo demás… me parece magnífico!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR