prueba-Skoda-Superb-Combi-2014-delantera

PRUEBA: Skoda Superb Combi 2014

Ponemos a prueba el Skoda Superb Combi 2014, el restyling de la versión familiar de la berlina de representación de la firma checa. Equipa motores más eficientes, es más confortable, su comportamiento ha sido mejorado y su precio parte de 22.750 euros.

Skoda nada hacia contracorriente en la cresta de la ola, y no parece que vaya a caer, más aún con la nueva versión del pequeño Fabia el próximo otoño. Este éxito no solo le viene a la marca de modelos funcionales como, por ejemplo, el Octavia. En el segmento medio los checos también tienen su Superb, un buque insignia muy a tener en cuenta que, tras su última y profunda remodelación, puede poner en apuros a modelos equivalentes de la competencia.

Y no solo por su atractivo precio de partida de 22.750 euros, sino también por su comportamiento, mejorado una vez más, por su mayor confort y muchas novedades técnicas. Además, ha reducido el consumo y las emisiones en un 19%, lo que aumenta aún más la rentabilidad de este modelo, ya sea en su versión berlina o familiar.

prueba-Skoda-Superb-Combi-2014-frontal

La parte frontal del Skoda Superb Combi 2014 se ha renovado completamente hasta el pilar A, como hemos comprobado en la prueba. La parrilla, el logo y los faros –también los antiniebla-, los paragolpes, las aletas delanteras y el capó son de nuevo cuño. El logo va ahora en posición central sobre el pequeño saliente en punta del morro, ahora más inclinado. Un frontal que gana en personalidad con la nueva forma de los faros, que por primera vez equipan bombillas bixenón y luces diurnas de LED integradas, así como intermitentes también de LED.

Como siempre, uno de los fuertes de la versión Combi, que ahora mide 4,83 metros de longitud, es su espacio. En su batalla de 2,76 metros cinco pasajeros pueden viajar holgados, con espacio de sobra para los codos y la cabeza. Y eso sin perjudicar el espacio para carga, el mayor de su segmento: con 633 litros -603 si lleva rueda de repuesto tradicional- debería bastar para cualquier desplazamiento habitual. Pero si hace falta más capacidad extra, basta con plegar los respaldos asimétricos traseros y el Superb puede cubicar hasta 1.865 litros.

Skoda Superb Combi 2014 maletero a prueba

La baja boca de carga de 60 centímetros y un suelo liso facilitan la tarea de subir y descargar objetos, y la enorme abertura del portón hace que introducir objetos voluminosos sea coser y cantar. Opcionalmente, el portón puede ser eléctrico.

El Superb 2014 que probamos también ha evolucionado en el apartado mecánico, y ahora es mucho más ahorrador. Gracias al sistema Start-Stop automático y a la regeneración de energía mediante la frenada (Green tec), de serie en todos los motores diésel y el gasolina básico 1,4 TSI de 125 CV, se reducen el consumo y las emisiones hasta en un 19%. El modelo de nuestro test monta un 2,0 litros TDI de 140 CV. Con un par máximo de 320 Nm que ya se ofrece desde las 1.750 vueltas, proporciona un empuje notable.

Su chasis tiene un tarado rígido y a la vez confortable, la dirección proporciona una buena comunicación con el asfalto y el cambio automático DSG permite una conducción decidida o relajada, a elección del conductor. El balanceo en curvas, aun cuando rueda a buen ritmo, es casi imperceptible, y en caso de que te pases de velocidad el ESP entra en acción a tiempo y con suavidad.

interior-Skoda-Superb-Combi-2014-prueba

La oferta de equipamiento de confort sigue subiendo. Por primera vez, esta generación lleva asistente de aparcamiento. Una ventaja: el sistema actúa cuando aparcas o desaparcas tanto en línea como en batería. Además, lleva todo los elementos de confort que hoy en día se espera de un coche de su clase.

El Skoda Superb 2014 se presenta por tanto como un coche del segmento medio-alto con un sinfín de soluciones inteligentes en todos los rincones del habitáculo para hacer más fácil el día a día. Desde el recinto para el paraguas en la puerta trasera izquierda a los numerosos huecos portaobjetos delante y detrás, en la consola central, en las puertas, bajo el asiento del acompañante, la enorme guantera o el práctico portagafas, o en el reposabrazos del respaldo trasero, todo está enfocado a que en el Superb la vida sea, como dice el eslogan de la marca, “simply clever”.

prueba-Superb-Combi-2014

Texto: Hans H. Grassmann
Fotos: dpp-AutoReporter

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR