prueba SEAT Ateca 2.0 TDi 150 4Drive

PRUEBA: SEAT Ateca 2.0 TDI 150 4Drive

Llevo mucho tiempo esperando esta prueba del Seat Ateca, un SUV que resulta fundamental para los planes económicos de la firma de Martorell y que la pone en el mapa del segmento más de moda del automóvil. ¿Convence? ¿Es tan bueno como el León? Tras más de 500 km a los mandos del 2.0 TDI 150 4Drive, creo que ya te puedo contar todos sus secretos.

Seguro que esta prueba del SEAT Ateca resulta de interés para más de uno de vosotros: efectivamente, mucha gente se está preguntando si vale la pena comprarlo, si es tan bueno como parece y si realmente se trata de un todoterreno. Hoy te voy a contar todas mis impresiones a los mandos del primer SUV de SEAT, un coche fundamental para la marca española y cuyo éxito es ya algo incuestionable.

Debo confesar que desde el lanzamiento del Ateca, me he hecho muchas preguntas. Dos son las más importantes, la primera es evidente: ¿es mejor que el SEAT León? La segunda: ¿es mejor que otros SUV semejantes por precio? Hoy te voy a dar respuesta a estas dos consultas que seguro que también te has hecho y que resultan fundamentales para entender el alma del todocamino de Martorell, su razón de ser.

prueba SEAT Ateca 2.0 TDi 150 4Drive

No se puede negar que estéticamente el modelo es muy atractivo. Con unas líneas tensas y agresivas, apoyadas en el extra de altura libre al suelo, consigue el principal objetivo estético de un SUV: intimidar, conseguir esa imagen más robusta y compacta propia de un todoterreno. Los detalles estéticos del frontal, con los bajos sin pintar y aderezados con una especie de plancha protectora de las partes ocultas del coche, son los encargados de conseguir este efecto. Convence. Las enormes llantas ponen el toque ‘cool’ al conjunto: parecen grandes, pero cuando ves las medidas del neumático, alucinas por un tubo: 19 pulgadas. ¡19 pulgadas!

No te pierdas: Prueba Toyota C-HR

El empaque general del exterior es convincente: es cuestión de gustos, pero creo que SEAT ha dado en el clavo con su primer SUV. Consigue captar la atención de la gente y eso es un factor de compra en sí mismo. Sigo mi primera toma de contacto con el Ateca en el interior, donde todo resulta muy familiar: el diseño es calcado al del León, aunque en el Ateca encontramos la nueva pantalla de ocho pulgadas y la nueva interfaz que acaba de estrenar el SEAT León 2017: intuitiva y ofreciendo información muy clara.

prueba SEAT Ateca 2.0 TDi 150 4Drive

Los asientos, con una posición erguida y bastante elevada, destacan por su mullido confortable y buen agarre lateral. En esta unidad de pruebas los asientos están tapizados en tres tipos de telas: una normal, otra de tipo rejilla y el interior de los asientos tapizados en Alcantara marrón, muy agradable a la vista y al tacto: ¡lo mejor es que es de serie en el acabado Xcellence! Las plazas delanteras son amplias, las traseras, también: un adulto que no participe en la ACB irá la mar de cómodo en el habitáculo del Ateca. Todo en este interior está donde debe, sin fallos de calidad o ajustes, pero sin florituras: SEAT hereda del patriarca del Grupo Volkswagen su capacidad para crear interiores intachables pero sencillos. Funciona.

Toca arrancar mediante el botón situado en la consola central el dos litros diésel de 150 CV, protagonista tras su salida precipitada de la gama en la versión de tracción delantera. No resulta demasiado ruidoso y las vibraciones se controlan muy bien para que no conquisten el interior. El cambio manual tiene unos recorridos bastante largos, lo que se espera en un coche así. Echa a rodar con suavidad y confort, aunque las gigantescas llantas no ayudan a evitar que las pequeñas irregularidades se sientan en el interior.

prueba SEAT Ateca

Empiezo la prueba del SEAT Ateca 2.0 TDI 150 4Drive en asfalto, su hábitat natural: no te engañes, cualquier SUV está pensado para ser bueno en asfalto, creado para tal fin. El español no es menos y es sobre esta superficie donde se muestra realmente cómodo. Especialmente en autopistas, donde rueda con confort y refinamiento, combinando buenos consumos y unas prestaciones más que correctas para una conducción tranquila: con los 150 CV y, especialmente, los 340 Nm de par, el motor responde bien, aunque si quieres algo más de brío, yo te recomiendo encarecidamente que gastes un poco más en la versión de 190 CV. En términos de consumos, homologa 4,9 l/100 km, aunque en una conducción normal la media ronda entre los 6 y 6,5 l/100 km.

Decido pasar una prueba más complicada para este tipo de vehículos: las curvas. Aquí el todocamino español se encuentra cómodo, especialmente en zonas de curvas amplias, por ejemplo las que puedes encontrar en una carretera nacional, pero cuando la cosa se complica, con curvas más cerradas y entrelazadas, el Ateca saca a relucir su peso extra y especialmente su mayor recorrido de suspensión y su centro de gravedad más alto. Pierde agilidad respecto al León, pero ¿qué quieres? Las leyes de la física no se pueden borrar con un poco de ‘tipp-ex’.

prueba SEAT Ateca 2.0 TDi 150 4Drive

Es el momento. El SEAT Drive Profile, que te permite elegir entre varios modos de conducción, está ahora en modo ‘sport’, sin duda recomendable cuando se viaja en carreteras con curvas. Ahora toca salir del asfalto y coloco el modo ‘off-road’. El objetivo es conseguir la máxima tracción en cualquier circunstancia. En pistas forestales, el SEAT Ateca se siente relajado, solamente penalizado por unos neumáticos poco óptimos para estos menesteres. El coche se mueve bien e incluso cuenta con instrumentación especifica para aventurarse en el campo, como un indicador del giro de ruedas o un sensor de inclinación.

No te pierdas: Volkswagen Tiguan 2016 2.0 TDI 150 CV 4Motion DSG

Apoyado en la tracción integral, el SEAT Ateca fuera del asfalto parece no sufrir en absoluto e incluso te anima a intentar ir un poco más allá. Sus buenos ángulos de ataque y salida consiguen que se defienda bien en terrenos donde estoy seguro que el 95% de los compradores jamás lo meterán. ¿Es un auténtico todoterreno? Sinceramente, para la mayor parte de conductores, sí. Es mejor en conducción off-road que la mayoría de SUV de su precio, por lo que me parece una opción de compra a tener en cuenta para aquellos que busquen un coche muy versátil, que se defienda dentro del asfalto y no sufra demasiado si lo sacas de él.

prueba Ateca 2016

Ahora bien: toca volver a las preguntas originales. ¿Es mejor que el León? En carretera, no. Por eso, debes pensar muy bien el uso que le vas a dar al coche: si no vas a pisar la tierra salvo en ocasiones muy puntuales, el compacto, además de más barato, se comporta mejor en curvas. Si vas a pisar un poco la tierra, a mi me gusta más el SEAT León Xperience. No obstante, está claro que la imagen que desprende el Ateca es más potente que la del León y hay que reconocer que la versatilidad que ofrece es muy atractiva: tú deberás decidir si te merece la pena pagar los 2.500 extra que cuesta respecto al León Xperience con tracción integral y mismo motor de 150 CV.

Dicho esto y tras la prueba, creo que el SEAT Ateca cumple con nota entre los SUV de tamaño medio, y bajo mi punto de vista supera a algunos de sus principales rivales apoyado en su buen rodar en asfalto y sus aceptables capacidades fuera de él. Además, por precio también es una buena opción, especialmente si lo comparas con su primo de Volkswagen, el Tiguan. La compañía de Martorell ha hecho un buen trabajo, ha creado un SUV de calidad, con un diseño potente y buenos atributos para llevarse al estómago un trocito del pastel que supone el segmento SUV… ¡y parece que el mercado está respondiendo positivamente a su primer SUV! No esperaba menos…

SEAT Ateca 2.0 TDi 150 4Drive

A destacar A mejorar
Relación calidad/precio Perezoso en recuperaciones
Habitabilidad interior Dirección blanda
Aptitudes off-road
Ficha técnica SEAT Ateca 2.0 TDI 150 4Drive
Motor Cilindrada 1.968 cc
Cilindros 4 cilindros en línea
Potencia máxima 150 CV /3.500-4.000 rpm
Par máximo 340 Nm / 1.750-3.000 rpm
Transmisión Caja de cambios Manual, 6 velocidades
Tracción Total
Suspensión Delantera Tipo McPherson / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Dimensiones Longitud 4.363 mm
Anchura 1.841 mm
Altura 1.601 mm
Distancia entre ejes 2.638 mm
Alimentación Tipo de alimentación Inyección directa / Turbo geometría variable / Intercooler
Peso Peso 1.548 kilogramos
Prestaciones Velocidad máxima 196 km/h
Aceleración 0-100 km/h 9,0 seg
Consumos Urbano 5,8 l/100 km
Extraurbano 4,6 l/100 km
Combinado 5,0 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 128 g/km (Euro 6)
Precio Precio oficial 27.950 euros

Fotos: Raúl Salinas

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR