PRUEBA Renault Captur dCi 90 EDC PORTADA

PRUEBA: Renault Captur dCi 90 EDC

El segmento de los todocaminos está más de moda que nunca. Son muchas las marcas que han pujado muy fuerte por estar presentes en esta categoría y parece que el riesgo ha merecido la pena. Este es el caso de Renault, que tiene entre su oferta de productos uno de los modelos que mejores resultados está obteniendo, el Captur. Aquí tienes la prueba del Renault Captur dCi 90 EDC, la versión con motor diésel de 90 CV y cambio automático de doble embrague.

El Renault Captur dCi 90 EDC de la prueba es un SUV de pequeñas dimensiones que está basado en la generación actual del utilitario de Renault, el Clio. Es uno de los todocaminos más vendidos del mercado, pues entre enero y septiembre de 2014 se han matriculado más de 8.000 unidades en nuestro país. Te contamos qué nos ha parecido la versión diésel con cambio automático de doble embrague de este interesante modelo durante la semana que ha pasado con nosotros.

Ensamblado en la fábrica que la marca tiene en Valladolid, el Renault Captur cuenta con una carrocería de 4,12 metros de longitud, lo que le sitúa al nivel de un Nissan Juke y ligeramente por detrás, en lo referente a dimensiones, de modelos como el Ford EcoSport (Prueba), que mide 4,23 metros. Su imagen exterior guarda cierto parecido con la del Clio, pero el Captur se diferencia claramente gracias a las molduras plásticas que adornan la parte inferior de la carrocería, a su mayor altura libre (17 cm) y a una posición de conducción más elevada. Eso sí, al igual que el utilitario, no dispone de tracción integral.

PRUEBA Renault Captur dCi 90 EDC (107)

El Captur dCi 90 EDC de la prueba, pintado de color naranja con el techo, los retrovisores y otros apliques decorativos rematados en un tono marfil (forman parte del pack ‘Look exterior marfil’ que cuesta 100 euros), es un vehículo llamativo. El frontal está dominado por el logotipo de la marca y la parrilla, que se encarga servir de elemento de unión entre los faros delanteros. Bajo ellos encontramos una generosa entrada de aire y unos faros antiniebla que están acompañados por unas luces de iluminación diurna de tecnología LED.

En el interior, al igual que sucede con el exterior, nos encontramos con un salpicadero que guarda muchos parecidos con el del Clio. En el todocamino tiene unas formas más redondeadas y dispone de unas salidas de ventilación ligeramente diferentes. En cualquier caso, su imagen está dominada por la pantalla táctil multifunción desde la que se controla el R-Link -opcional por 590 euros-. Este sistema de conectividad tiene una de las ofertas de aplicaciones más amplias del mercado, pero su punto débil está en que la conexión a internet es 2G, lo que repercute negativamente en la velocidad de funcionamiento y en consecuencia, en la experiencia de uso.

PRUEBA Renault Captur dCi 90 EDC (119)

Uno de los aspectos más atractivos para los compradores de los SUV es la gran habitabilidad que ofrecen este tipo de coches y el Renault Captur de la prueba no es una excepción. Los pasajeros de la segunda fila de asientos gozan de espacio suficiente para las piernas, que se puede ampliar y reducir gracias a la regulación longitudinal con la que cuenta la banqueta. El maletero también se beneficia de esa regulación, ya que con los asientos adelantados al máximo, goza de más de 450 litros de capacidad que se reducen a 377 litros en caso de que retrasemos la banqueta al tope.

El Captur se ofrece con tres motorizaciones diferentes, dos de gasolina y un turbodiésel, con potencias de entre 90 y 120 caballos, asociados a cambios manuales y automáticos. Nosotros hemos probado el diésel 1.5 dCi eco2, una propulsor que produce 90 CV de potencia máxima a 4.000 revoluciones y 220 Nm de par desde 1.750 rpm y que en este caso está ligado al cambio automático EDC de doble embrague y seis velocidades. Este último ofrece la posibilidad de manejarlo manualmente desde la palanca de cambios pero carece de levas en el volante, que no se ofrecen ni en opción.

PRUEBA Renault Captur dCi 90 EDC (1)

A diferencia de lo que suele suceder habitualmente con este tipo de cambios, las prestaciones con esta caja automática son ligeramente peores que con el cambio manual de cinco velocidades. El modelo es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 13,5 segundos y de alcanzar una velocidad máxima de 170 km/h, frente a los 13,1 segundos que necesita el manual para completar la misma operación y los 171 km/h que alcanza de punta. No es una diferencia muy abultada y tampoco lo notarás al volante, pero conviene tenerlo en cuenta.

El Renault Captur dCi 90 EDC homologa un consumo de carburante realmente bajo, con una media combinada de tan sólo 3,9 l/100km. Sin embargo, en la práctica es difícil acercarse a dicha cifra y lo más normal es que veamos consumos de entre 5 y casi 6 litros por cada 100 kilómetros en el ordenador de a bordo. La autonomía, gracias al depósito de 45 litros de capacidad, supera holgadamente los 500 kilómetros.

PRUEBA Renault Captur dCi 90 EDC (135)

Durante la prueba, el Captur dCi 90 EDC ha resultado ser un coche muy agradable y cómodo de conducir. Destaca la suavidad de funcionamiento del conjunto motor/caja de cambios, una combinación que resulta especialmente satisfactoria en ciudad y en zonas de tráfico intenso. Tampoco se le atragantan las maniobras de aparcamiento a baja velocidad. Si tuviéramos que ponerle una pega en este sentido, sería la ausencia de un sistema Start/Stop que ayudara a reducir aún más el gasto de combustible en entornos urbanos. La versión diésel con cambio manual sí dispone de esta tecnología.

PRUEBA Renault Captur dCi 90 EDC (130)

El comportamiento dinámico del Renault Captur no dista mucho del de un utilitario convencional, aunque lógicamente, al tener un centro de gravedad más elevado, balancea más en curvas y al acelerar y frenar con intensidad. En general, muestra un gran aplomo de marcha, con una trayectoria en curva muy estable y que sólo ve perturbada por juntas de dilatación muy pronunciadas o por baches de considerable envergadura. El tacto de la dirección es más parecido al de un turismo que al de un SUV.

En definitiva, el Renault Captur de la prueba nos ha parecido un vehículo muy interesante. Si buscas un modelo con la imagen y la habitabilidad de un SUV y con un comportamiento y un consumo propios de vehículos más pequeños, este es tu coche. Parece que los chicos de Renault han dado en el clavo con este modelo.

A favor…

+ Consumo

+ Comportamiento

+ Habitabilidad

En contra…

– Prestaciones ‘justas’

– Funcionamiento R-Link

– Acabados interior

Ficha técnica Renault Captur dCi 90 EDC
Motor Cilindrada 1.461 cc
Cilindros 4 en línea
Potencia Máxima 90 CV / 4.000 rpm
Par Máximo 220 Nm / 1.750 rpm
Transmisión Caja de Cambios Automática de doble embrague, 6 velocidades
Tracción Delantera
Suspensión Delantera Tipo McPherson / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Trasera Rueda tirada con elemento torsional / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Dimensiones Longitud 4.122 mm
Anchura 1.778 mm
Altura 1.566 mm
Distancia entre Ejes 2.606 mm
Alimentación Tipo de Alimentación Inyección directa por conducto común. Turbo. Intercooler
Peso Peso 1.288 kg
Prestaciones Velocidad Máxima 170 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 13,5 seg
Consumos Urbano 4,8 l/100 km
Extraurbano 3,6 l/100 km
Combinado 3,9 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 103 g/km
Precio Precio Oficial desde 19.680 euros

Texto: Nacho de Haro

Fotos: Álex Aguilar

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR