peugeot rcz 156 cv dinamica

PRUEBA: Peugeot RCZ 1.6 THP 156 CV

Tenía ganas de realizar la prueba del Peugeot RCZ desde que vi el prototipo por primera vez en el Salón de Madrid de 2008. La firma francesa sorprendió por aquel entonces con un conept car rompedor y bastante parecido al Audi TT, aunque con una belleza inusual en el mercado. Dos años después, el Peugeot RCZ […]

Tenía ganas de realizar la prueba del Peugeot RCZ desde que vi el prototipo por primera vez en el Salón de Madrid de 2008. La firma francesa sorprendió por aquel entonces con un conept car rompedor y bastante parecido al Audi TT, aunque con una belleza inusual en el mercado. Dos años después, el Peugeot RCZ estaba en los concesionarios con la misma imagen, sorprendente y acertadamente, del 308 RC Z.

El Peugeot RCZ es el primer automóvil de la casa que no utiliza un cero o doble cero para su denominación. Aquí tenemos el primer cambio. El segundo, por supuesto mucho más radical, viene con su diseño, que lo definiría como: algo espectacular. La doble joroba del techo, el abombamiento de la luneta trasera y una redondeada zaga con un alerón que se despliega de forma manual o automática, dan al vehículo una nota de sobresaliente. Si añadimos unos grupos ópticos afilados, tanto los delanteros como los traseros, unas llantas de 19 pulgadas y unos marcadísimos pasos de rueda, la calificación en la asignatura “Diseño” es de matrícula de honor. Y si no te lo crees, juzga por ti mismo como la gente empieza a salivar a su paso.

Peugeot RCZ 1.6 THP 156 CV

Cuando entras en el Peugeot RCZ, ‘respiras’ un aire Premium. Parte de la culpa la tiene el cuero que cubre los paneles de las puertas y el salpicadero -en su totalidad-, y los asientos tipo baquet –de banqueta dura y poca sujeción lateral- tapizados en piel. Además, los materiales utilizados son agradables a la vista y al tacto. Eso sí, la consola es la misma que la del Peugeot 308 CC (Prueba Peugeot 308 CC). Tanto derroche de diseño en el exterior…

A pesar de ser un 2+2, las plazas traseras pueden ser un potro de tortura para adultos y niños (luego no te quejes si te salen rebeldes). En cambio, las plazas delanteras gozan de un espacio inusual en este tipo de coches. Una persona con una altura de 1,80 m no toca el techo con su cabeza ni siente la mínima sensación de agobio.

Su maletero es regular, de acceso sencillo y, lo que resulta más importante, amplio. Los 321 litros de capacidad de carga se pueden convertir en 639 si se abaten los respaldos de los asientos posteriores. Por cierto, no busques rueda de repuesto. Tienes un ‘maravilloso’ kit de reparación de pinchazos a tu disposición.

Existen tres motores para que el dinamismo de su figura no se quede estancado. Un diésel de 163 CV y dos gasolina, uno de 156 CV y otro de 200 CV. Yo he tenido el placer de ‘degustar’ el  1.6 THP de 156 CV con cambio automático -único propulsor con esta posibilidad-, realizado en colaboración con BMW.

Es un motor con una excelente respuesta desde la parte baja del cuentarrevoluciones. Es capaz de llegar a las seis mil vueltas de forma rápida. A pesar de estar sobrealimentado, la aceleración es uniforme, y es que su par de 240 Nm se despliega entre las 1.400 y las 4.500 rpm. Por su parte, el cambio es algo lento… ¿dónde estarán esas maravillosas cajas de doble embrague?

Peugeot RCZ 156 CV

En la prueba del Peugeot RCZ 1.6 THP 156 CV nos ha sorprendido la respuesta el chasis del coche ante carreteras reviradas. Tiene un aplomo sorprendente y gran parte de la culpa la tiene el tarado de la suspensión, duro aunque no seco. Es un coche ágil, preciso, directo y noble en sus reacciones -se le ve venir de lejos-. Además, la efectividad del sistema de frenos da un plus a la confianza del conductor en el deportivo.

En resumen, al realizar la prueba del Peugeot RCZ 1.6 THP 156 CV me he dado cuenta de tres cosas:
–  Que Peugeot ha realizado un excelente coupé con una buena respuesta al volante y un diseño magnífico.
–  Que las mujeres me siguen mirando –no sé si gracias al coche-.
–  Que corres el riesgo de des-enamorarte de tu pareja al ver algo tan bonito en tu casa.

Es cierto que no tiene cuatro aros en la parrilla, pero tiene un fiero león que se puede adquirir desde 28.900 euros con un completo equipamiento de serie que incluye: airbag delanteros y laterales de tórax, regulador y limitador de velocidad, ESP, ASR y ayuda de arranque en cuesta,  climatizador bi-zona, sensor de aparcamiento trasero, llantas de aleación de 18 pulgadas, radio MP3 con AUX y sistema Bluetooth, entre otros elementos.

Lo mejor
+ Diseño
+ Equipamiento
+ Comportamiento

Lo peor
– Plazas traseras
– Comodidad de los asientos
– Diámetro del volante

Ficha Técnica Peugeot RCZ 1.6 THP 156 CV
Motor Cilindrada 1 598
Cilindros 4 en línea
Potencia Máxima 156/6.000
Par Máximo 240/1.400-4.500
Transmisión Caja de Cambios automática; 6 velocidades
Tracción delantera
Suspensión Delantera Tipo McPherson. Resorte helicoidal. Barra estabilizadora.
Trasera Rueda tirada con elemento torsional. Resorte helicoidal. Barra estabilizadora.
Dimensiones Longitud 4.287 mm
Anchura 1.845 mm
Altura 1.362 mm
Distancia entre Ejes 2.596 mm
Alimentación Tipo de Alimentación Inyección directa. Turbo. Intercooler.
Peso Peso 1.350 kg
Prestaciones Velocidad Máxima 217 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 8 seg
Consumos Urbano 8,9
Extraurbano 5,1
Combinado 6,4
Emisiones Emisión CO2 149 g
Precio Precio Oficial 28.900 €

Texto: Hugo Valverde
Fotos: Claudio Luna

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR