Prueba Peugeot 208 GTi

PRUEBA: Peugeot 208 GTi

Ponemos a prueba el Peugeot 208 GTi, la versión más deportiva de la gama, con permiso de la edición limitada 30 Aniversario. Equipa un motor 1.6 de 200 CV de lo mejorcito de la categoría. ¿Recupera el 208 el espíritu del 205 GTI?

Desde un principio, Peugeot lo tenía claro: quería recuperar el espíritu del exitoso y añorado 205 GTI. Tras él llegaron urbanos de corte deportivo, pero que no lograron transmitir esas sensaciones demandadas por los aficionados al motor. Sí consiguieron un aspecto muy acertado con coches como el 206 RC o el limitado 206 GT. Caso aparte fue el 207, que no convenció ni por su estética ni por su espíritu.

Aprendida la lección, la firma gala se puso manos a la obra para crear “el sucesor del 205 GTI”; así es cómo nació el coche que ponemos a prueba: el 208 GTi.

Prueba-Peugeot-208-GTi-200-CV

Comparado con un 208 Allure, el acabado más alto, son pocos los detalles que diferencian a la versión más deportiva. Sabrás que estás ante el GTi, lógicamente por los anagramas que porta en el pilar C, pero también por la parrilla frontal especifica, las llantas de 17 pulgadas de exclusivo diseño, el alerón posterior y la salida doble trapezoidal del escape. Pero además de deportiva, también tiene una imagen elegante, imagen que consigue por los numerosos elementos cromados que monta, que dan un plus al vehículo pero que, en mi opinión, no casa con ese alma ‘racing’ del que presume, o quiere presumir, el pequeño león.

Destacable en un coche de menos de cuatro metros, pero es que, además, le queda como anillo al dedo, es que equipe de serie faros halógenos con intermitentes y luces de marcha diurna formados por LED.

Faros-Peugeot-208-GTi

El interior sigue con la misma sintonía, pero digamos que está aderezado por más detalles deportivos, comenzando por las molduras del salpicadero y las puertas en color rojo con degradado a negro, el pedalier en aluminio, los asientos, a los que echó en falta una mayor sujeción para la parte de los hombros, y pespuntes en rojo en el fuelle de la palanca, el pomo metálico, el salpicadero y el volante. Hablando del volante. Este elemento tiene un grosor y un diámetro perfecto. En mi opinión, creo que Peugeot ha dado con la tecla -muchos compañeros del motor lo han criticado por su justo tamaño-: es cómodo y permite virajes rápidos. El problema está en que la parte superior del aro tapa parte del cuadro de instrumentos.

Interior Prueba Peugeot 208 GTi

En lo que respecta a calidad, el constructor galo no se ha andado con chiquitas, como prueba su elaborado diseño y los materiales utilizados, que ayudan a aumentar la calidad visual percibida. Refuerza mi percepción el símil de cuero que ha utilizado para cubrir el salpicadero. Aunque los plásticos duros, cómo no, aparecen cuando fijamos la mirada en, por ejemplo, los paneles de las puertas.

Prueba 208 GTi (14)

Las plazas traseras ofrecen un espacio bastante capaz para las piernas, pero justo en altura para personas de más de 1,80 metros.

Por su parte, el maletero tiene una capacidad de 285 litros. Cuenta con formas regulares y es de fácil acceso. Guarda bajo el piso una rueda de repuesto con llanta de aleación original, un hecho poco visto hoy en día y que se agradece… ¡Punto positivo para el Peugeot 208 GTi de la prueba!

Una vez analizados su aspecto y cualidades exteriores e interiores vamos a centrarnos en su respuesta en carretera, que creo que es lo que te interesa a ti y al potencial cliente.

Prueba Peugeot 208 GTi (26)

A los mandos del 208 GTi uno se da cuenta de que está ante un coche de corte deportivo: lo primero, por las características de su motor 1 .6 de 200 CV de origen BMW que, aunque sobrealimentado, no parece que esté asistido por un turbo por su progresión: estira y estira hasta las 6.000 vueltas. Además, es especialmente rápido en recuperaciones y empuja desde abajo, por lo que en una conducción normal puedes prestar la atención que demanda tu pareja o hijos en vez de al cambio. Lo segundo, por suspensión, que es dura aunque menos que la de algunos de sus rivales como el Fiesta ST o el Clio RS. Absorbe muy bien las irregularidades del terreno sin que ello haga oscilar la carrocería. Buen equilibrio, sin duda. Tercero y último, por la dirección. Es bastante rápida y precisa a pesar del elevado grado de asistencia eléctrica. Además, como te he comentado anteriormente, el reducido diámetro del volante facilita las cosas.

Prueba Peugeot 208 GTi

Debido a esta serie de características, junto con el consumo medio logrado en la prueba de 8,6 l/100 km y su nobleza en lo que a reacciones se refiere, el Peugeot 208 GTi es un coche útil para uso diario. El problema es que si tienes que llevar a los peques en él, sufrirás el no poder optar por la versión de cinco puertas.

Prueba 208 GTi (4)

Pero si eses de los que quieres un coche para disfrutar y dejar a un lado pareja, hijos y suegra, quizás el 208 te parezca un deportivo ‘blandito’. Si es así, Peugeot te ofrece, eso sí, de forma limitada, la posibilidad de optar por el 208 GTi 30 Aniversario. Su motor, que en este caso va asociado al cambio del RCZ-R, rinde 208 CV, 8 CV más, y su par pasa de 275 a 300 Nm. Estos cambios le permiten ser más rápido, como demuestra su 0 a 100 de 6,5 segundos, tres décimas menos que la versión estándar. Asimismo, equipa frenos delanteros de 323 milímetros (302 mm los del 208 GTi) firmados por Brembo, diferencial autoblocante del RCZ-R, asientos deportivos tipo bacquet y chasis con muelles, amortiguadores y geometrías de suspensión específicas. Claro está que todas estas modificaciones se tienen que pagar, y bien… De los 22.364 euros que cuesta el Peugeot 208 GTi de esta prueba se pasa a los 26.780 de la edición que conmemora el 30 aniversario del nacimiento del 205 GTI.

Prueba Peugeot 208 GTi

A favor…
+ Motor
+ Tamaño del volante
+ Suspensión deportiva a la vez que confortable

En contra…
– Imagen poco deportiva
– Visibilidad cuadro de instrumentos
– Asientos con poco agarre lateral

Ficha técnica Peugeot 208 GTi
Motor Cilindrada 1.598 cc
Cilindros 4 en línea
Potencia Máxima 200 CV / 5.800 rpm
Par Máximo 275 Nm / 1.700 rpm
Transmisión Caja de Cambios Manual, 6 velocidades
Tracción Delantera
Suspensión Delantera Tipo McPherson / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Trasera Rueda tirada con elemento torsional / Resorte helicoidal
Dimensiones Longitud 3.962 mm
Anchura 1.739 mm
Altura 1.460 mm
Distancia entre Ejes 2.538 mm
Alimentación Tipo de Alimentación Inyección directa. Turbo. Intercooler
Peso Peso 1.235 kg
Prestaciones Velocidad Máxima 230 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 6,8 seg
Consumos Urbano 8,2 l/100 km
Extraurbano 4,7 l/100 km
Combinado 5,9 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 139 g/km
Precio Precio Oficial 22.980 euros

Texto: Hugo Valverde
Fotos: Álex Aguilar

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR