prueba peugeot 208 gti 30th

PRUEBA: Peugeot 208 GTI 30th

Ponemos a prueba el Peugeot 208 GTI 30th, una edición especial y muy limitada a 500 unidades que se caracteriza porque su motor rinde 208 CV, por equipar autoblocante mecánico y por las mejoras en el chasis, todo ello trabajo realizado por Peugeot Sport. Además, esta versión conmemora los 30 años de vida del mítico 205 GTI.

Pocas veces me ha ocurrido que, tras probar un coche, me haya dicho: “este me lo compro”. Ha habido muchos modelos de prestaciones sobresalientes, equipamiento que quita el hipo… Pero, todos ellos eran inalcanzables para mi bolsillo, bien sea por el precio en sí o por el coste de mantenerlo. En el caso del modelo de la prueba, este Peugeot 208 GTI 30th, me he planteado durante un tiempo la posibilidad de adquirirlo. ¿Por qué? Porque aúna las prestaciones de un deportivo, con la manejabilidad de un coche urbano, y todo ello aderezado con un toque ligeramente ‘macarra’ propio de la mítica serie GTI, además de un precio asumible: 26.930 euros.

Peugeot 208 GTI 30th

El problema de esta querencia mía por esta variante que conmemora el 30 aniversario del mítico 205 GTI es que solo han salido a la venta 500 unidades. De ellas, 20 se pusieron a la venta en España y… ¿adivinas qué ha pasado? Pues que han volado. Ahora te cuento el porqué…

Para empezar esta versión respeta mucho más el espíritu de su predecesor que el 208 GTI ‘a secas’. ¿Cómo han conseguido esto los ingenieros de Peugeot? Han rebajado su altura en 10 mm (seguro que sabes qué pasa si se baja el centro de gravedad de un coche); las vías delanteras se han ensanchado 22 mm, por 16 mm de las traseras. Como no podía ser de otra manera, también se ha “metido mano” al motor para exprimir un poco más su mecánica turboalimentada de 1.6 litros. Ahora rinde 8 CV más, hasta llegar a los 208, y su par alcanza los 300 Nm.

Peugeot 208 GTI 30th

Pero la cosa no queda aquí: cuando arrancas, el sonido de los escapes es más ronco y ya desde parado te reta a ‘sacarle jugo’. De hecho, esta variante conmemorativa es más complicada de conducir que la de su hermano menos radical: el eje trasero es mucho más vivo y el ESP más permisivo. Así que como dice el refrán, si no sabes torear…

Por supuesto, toda este listado de modificaciones mecánicas viene acompañado de un ‘restyling’ estético que hace verdadero honor a su predecesor: pintura en blanco perla nacarado, llantas negras de 18″ que contrastan perfectamente con la pintura, pinzas de freno rojas, distintivos 208 GTI 30th, escape doble, asientos tipo bacquet… También hay un guiño para los más románticos: alfombrillas en un rojo de la misma tonalidad que el mítico 205 GTI. Quizá a algunos les pueda parecer un poco ‘macarra’, como te decía al principio, pero a mí me ‘pone’…

prueba-208-gti-30-aniversario (20)

Una vez a los mandos, resulta casi imposible no acelerar de forma intermitente para disfrutar del sonido modificado de los escapes… Ya en marcha, compruebo que el cambio funciona de forma precisa y se aleja del tacto un tanto blando de algunos modelos de la marca del león. El volante, de reducidas dimensiones resulta ideal para curvear… Aunque la discutible disposición del cuadro de mandos hace que me tape parte del cuadro de instrumentos.

En cuanto a empuje, el coche sube con ganas ya desde las 1.700 vueltas gracias al turbo que incorpora y entrega la fuerza de forma progresiva hasta la parte alta del cuentavueltas. Sus 208 CV mueven los 1.260 kg con absoluta facilidad y permite conducir a ritmos muy altos. Aunque donde de verdad se disfruta este coche es en carreteras secundarias y reviradas donde pondría en apuros a modelos más potentes, pero también más pesados y menos ágiles.

Peugeot 208 GTI 30th

Es una gozada conducirlo por trazados revirados y sentir como empuja desde abajo mientras se garra con fuerza al asfalto gracias, entre otras cosas, a un diferencial Torsen de deslizamiento limitado. Esta estabilidad que te garantiza un paso por curva muy interesante también se ve reforzada por una modificación en la caída de ambos trenes.

Tras realizar la prueba del Peugeot 208 GTI 30th y me he puesto a pensar en los peros de este modelo, me ha costado bastante. De hecho, solo verás dos, en lugar de los tres de rigor. El menos ‘perdonable’ es el tacto de la dirección que, para mi gusto, está demasiado asistida y no ofrece toda la información que requiere la conducción de un modelo de este tipo. Por lo demás, me encantaría tener uno. De verdad. Hacía tiempo que no tenía esa sensación.

Peugeot 208 GTI 30th

A destacar
+ Prestaciones
+ Agilidad
+ Maniobrabilidad

A mejorar
– Dirección
– Ergonomía

Ficha técnica Peugeot 208 GTI 30 Aniversario
Motor Cilindrada 1.598 cc
Cilindros 4 en L
Potencia Máxima 208 CV / 6.000 rpm
Par Máximo 300 Nm a 3.000 rpm
Transmisión Caja de Cambios Manual, 6 velocidades
Tracción Delantera
Suspensión Delantera Tipo McPherson / Resorte helicoidal
Trasera Rueda tirada con elemento torsional / Resorte helicoidal
Dimensiones Longitud 3.962 mm
Anchura 1.739 mm
Altura 1.450 mm
Distancia entre Ejes 2.538 mm
Alimentación Tipo de Alimentación Inyección directa. Turbo.Intercooler
Peso Peso 1.260 kg
Prestaciones Velocidad Máxima 230 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 6,5 seg
Consumos Urbano 6,9 l/100 km
Extraurbano 4,6 l/100 km
Combinado 5,4 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 125 g/km (EURO VI)
Precio Precio Oficial 26.930 euros

Prueba: Juan Antonio Corrales
Fotos: Álex Aguilar

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR