prueba Nissan Pulsar

PRUEBA: Nissan Pulsar 1.5 dCi 110 CV

Nissan vuelve al segmento de los compactos con el Nissan Pulsar, un modelo que destaca por su espacio interior y su conforta de marcha.

En 2004 fue la última vez que Nissan tuvo un automóvil el segmento C, el Almera. Desde entonces, lo más parecido a este tipo de vehículos ha sido el Qashqai. Ahora, la marca nipona vuelve con fuerza renovada a uno de los segmentos más competidos del mercado automovilístico con el Nissan Pulsar, que hoy probamos.

Prueba Nissan Pulsar

Como era de esperar, aprovecha las sinergias con su pariente del segmento SUV, el Qashqai (prueba Nissan Qashqai 2014 1.6 dCi 130 CV), para ahorrar costes y hacer su apuesta más competitiva. Una de las principales viene de la mano del motor que equipa el modelo de esta prueba, un 1.5 dCi turbodiésel que rinde 110 CV. En este sentido, nada nuevo que contar. Esta mecánica resulta solvente para mover los 1.382 kilos del Pulsar, pero no te esperas nada más. Es un motor que permite ir a velocidades alegres y sostenidas, favoreciendo el confort. En este sentido, lo único que no me ha gustado ha sido la rumorosidad del motor. Por lo demás, se asocia perfectamente al cambio manual de seis velocidades. Sus inserciones son precisas y la relación del cambio acertada. Haciendo buen uso de ambos, el consumo medio se queda en torno a los 4 l/100 km. Si unes a esto un tarado de suspensión muy enfocado al confort, el perfil del compacto nipón está claramente definido.

Nissan Pulsar prueba

Más allá de las prestaciones, lo que más sorprende de un modelo enclavado en el ‘segmento C’ es el espacio interior. Sobre todo, en las plazas traseras, donde goza de unas cotas que sobrepasan a las de la mayoría de sus rivales de segmento. Esta amplitud se debe, sobre todo, a la línea monovolumen que permite ganar altura para la cabeza. La distancia entre ejes de 2.700 mm también influye en este derroche de habitabilidad que se traduce en un espacio para las piernas de casi 70 cm.

Nissan Pulsar 1.5 dCi

Otra de las bazas de este nuevo vehículo para hacerse un hueco en el ‘segmento C’ viene de la mano del precio. Si quieres hacerte con un Nissan Pulsar 1.5 dCi como el de la prueba en acabado básico, el Acenta, solo tendrás que desembolsar 18.700 euros. Aunque si decides ir a por el tope de gama, el Tekna, el coste tampoco es nada disparatado: 23.050 euros. Por esta cantidad tendrás a tu disposición un arsenal de elementos tecnológicos dignos de muchas berlinas de lujo: alarma de cambio involuntario de carril, cámara con visión de 360 grados, faros de LED para conducción de carretera, acceso y arranque sin llave, tapicería de piel, llantas de aleación de 17 pulgadas…

prueba Nissan Pulsar  2015

Además del motor diésel de la prueba, el Nissan Pulsar puede equipar una versión de gasolina de 1,2 litros con inyección directa y turbo que rinde 116 CV por un precio de 17.300 euros. Quizás echo en falta una oferta algo más amplia a nivel de motorizaciones para alcanzar al mayor número de conductores posible. De cualquier forma, esta variante diésel resulta equilibrada y suficiente para el conductor medio.

Prueba Nissan Pulsar 2015

Ya solo queda ver si la vuelta de Nissan al segmento compacto resulta exitosa tras tantos años de ausencia y, por ende, de protagonismo.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR