Prueba Nissan GT-R Track Edition

PRUEBA: Nissan GT-R Track Edition

Ponemos a prueba el Nissan GT-R Track Edition, una versión especial desarrollada por NISMO que representa el escalón intermedio entre los GT-R normales y el todopoderoso Nissan GT-R NISMO, con una serie de modificaciones pensadas para mejorar su rendimiento en circuito. Estuvo a la venta en España desde el mes de noviembre con un precio de 121.250 euros, aunque ahora ha sido sustituido por el actualizado GT-R 2016.

No todos los días uno tiene la oportunidad de sentarse al volante de uno de los automóviles más deseados del mercado, un coche que supera con holgura el medio millar de caballos de potencia, que de serie es más veloz que casi cualquier automóvil y por si esto no fuera suficiente, que también cuenta con una auténtica legión de seguidores por todo el mundo (entre los que me incluyo). Y si además te dicen que no se trata de una versión normal, que en realidad lo que vas a probar es una edición especial desarrollada para destrozar tiempos en circuito, la cosa pasa de increíble a parecer un sueño. Pero es real, muy real, y aquí tienes la prueba del Nissan GT-R Track Edition que lo demuestra.

El Nissan GT-R que pruebo es un coche que no necesita presentación. A los que les interesa mínimamente el mundo del automóvil conocen de sobra sus características y lo que es capaz de hacer cuando está en las manos adecuadas, especialmente si tenemos en cuenta que la actual generación, la undécima de la historia del Nissan GT-R, lleva vendiéndose en nuestro país desde comienzos del año 2008. Es cierto que ha sido actualizado en numerosas ocasiones, aunque siempre sobre la misma base, limitándose tan solo a mejorar algunos aspectos del coche.

Prueba Nissan GT-R Track Edition (15)

De hecho, desde que realicé la prueba del GT-R Track Edition hasta que hemos publicado las palabras que estás leyendo en estos momentos, Nissan ha sometido a este modelo a la renovación más importante hasta la fecha con el lanzamiento del Nissan GT-R 2016. Este vehículo reemplaza al protagonista de esta página, que ya no está a la venta, y llega con multitud de novedades, la mayoría de las cuales han sido introducidas para mejorar todos aquellos aspectos en los que más flaqueaba el radical modelo nipón.

Aspectos como el diseño y los materiales empleados en el habitáculo, que ahora lucen una imagen y un tacto más próximo al que cabría esperar de un automóvil de su nivel de precio, novedades en el apartado aerodinámico o mecánico… aunque de esto ya os hablaremos en cuestión de días cuando publiquemos la prueba del actualizado GT-R. Mientras tanto, veamos qué tiene de especial el Nissan GT-R Track Edition “Enginiered by NISMO”, que es su largo nombre oficial.

Prueba Nissan GT-R Track Edition (23)

Las diferencias que presenta esta edición del superdeportivo de Nissan afectan a las suspensiones, que ahora son unas Bilstein con amortiguadores controlados electrónicamente y regulables en varias posiciones; a las llantas de aleación, que están firmadas por Rays, tienen 20 pulgadas de diámetro, están fabricadas en aluminio forjado y calzan unos neumáticos Dunlop SP Sport Maxx GT 600 que proporcionan mayor agarre; un equipo de frenos mejorado para un uso intenso en circuito, con pinzas y discos idénticos a los del GT-R normal, pero con un sistema de refrigeración optimizado.

Estos elementos los ha heredado del brutal Nissan GT-R NISMO, de ahí que diga que el GT-R Track Edition que pruebo es el escalón intermedio entre este radical automóvil y el resto de miembros que componían la gama. Únicamente persiguen un objetivo: mejorar su rendimiento en pista con una serie de cambios sutiles pero determinantes para garantizar unas prestaciones constantes, vuelta tras vuelta, incluso cuando rodamos a fondo.

Prueba Nissan GT-R Track Edition (82)

Aunque no todo el mundo tiene la suerte de haber experimentado en primera persona lo que es capaz de hacer el GT-R cuando pisas a fondo el acelerador, seguro que estás al tanto de sus extraordinarias prestaciones. Acelera como un poseso (prueba de ello son los ridículos 2,8 segundos que necesita para pasar de 0 a 100 km/h), cambia de dirección con una facilidad pasmosa y frena con tanta intensidad que literalmente te dejará colgando del cinturón de seguridad. Pero cuando entras en un circuito y haces uso de todo su potencial, es cuando empiezan a salir los primeros defectos.

Y es que son muchos los kilogramos que hay que sujetar en curva y frenar al final de recta, 1.815 kg para ser exactos, suficientes para hacer que desfallezcan los frenos y los neumáticos tras unas vueltas usándolo a fondo. El Nissan GT-R Track Edition soluciona estas debilidades sin realizar cambios de consideración. Por ejemplo, para garantizar una respuesta lineal del equipo de frenada, únicamente ha sido necesario añadir los conductos de refrigeración adicionales con los que cuenta el GT-R Nismo, que están realizados con fibra de carbono.

Prueba Nissan GT-R Track Edition (71)

Lo mismo en cuanto a los neumáticos, pues el GT-R que pruebo equipa los Dunlop diseñados para el caro y exclusivo GT-R NISMO y que, junto con los nuevos muelles y amortiguadores, que sujetan todavía mejor la carrocería eliminando prácticamente por completo los balanceos, consiguen aumentar la capacidad de agarre y de tracción que ya de por sí es excepcionalmente alta en un GT-R normal. Como verás, son cambios pequeños que tienen un gran efecto en el comportamiento final.

Pero no todo es positivo, ya que para mejorar ligeramente su rendimiento en circuito han tenido que renunciar a otros aspectos, como el confort. Y es que, aunque los amortiguadores son regulables en tres posiciones (Confort, Normal y R), a mi juicio resultan excesivamente duros y secos para un uso real incluso en la posición menos enérgica. Notarás cada imperfección del asfalto cuando estés en una pista de velocidad, pero eso implica que también te tocará ‘sufrir’ con cada bache, junta o grieta que te encuentres por la calle.

Prueba Nissan GT-R Track Edition (40)

Esto también sucede con los GT-R normales, pero en el caso del GT-R Track Edition es todavía más perceptible. Quizá no sea algo destacable, pues al fin y al cabo es un coche que como hemos dicho, está pensado para aguantar un trato exigente en circuito, pero es que va tan duro que incluso durante los pocos días que lo tuve en mi poder, renuncié a usarlo en varias ocasiones para evitar sufrir las tremendas sacudidas a las que somete a los pasajeros sus suspensiones.

Evidentemente, esto pasa a un segundo plano cuando deseamos extraer todo el potencial del coche y de su propulsor VR38DETT, una mecánica de 3.799 cc con una configuración V6, doble turbocompresor y un rendimiento que en este caso, se sitúa en los 550 CV de potencia y 632 Nm de par. Es un motor muy especial y no solo porque esté fabricado a mano por uno de los cinco expertos Takumi que se encargan de fabricar todos y cada uno de los los propulsores de los GT-R actuales, también por su forma de entregar la potencia, el par y por el sonido que produce en combinación con la caja de cambios automática de doble embrague que monta de serie.

Prueba Nissan GT-R Track Edition (63)

En definitiva, el GT-R Track Edition “Enginiered by NISMO” es un coche perfecto para aquellos que saben lo que están comprando, para los que conocen los defectos del GT-R pero sobretodo, sus virtudes y excepcionales características para cuando de lo que se trata es de ir lo más rápido posible. No puedes adquirir un coche nuevo que sea capaz de igualar las prestaciones y el rendimiento que ofrece este Nissan por menos de lo que piden los japoneses, incluso aunque en este caso sean 121.250 euros. Para sentir algo parecido tendrías que irte a por coches como el Porsche 911 Turbo y en ese caso, tendrías que desembolsar un mínimo de 200.822 euros.

A destacar A mejorar
Prestaciones Calor excesivo en algunas zonas del habitáculo y del maletero
Comportamiento Diseño y acabados del interior
Motor y caja de cambios
Ficha técnica Nissan GT-R Track Edition
Motor Cilindrada  3.799 cc
Cilindros V6
Potencia Máxima 549 CV / 6.400 rpm
Par Máximo 632 Nm / 3.200 – 5.800 rpm
Transmisión Caja de Cambios Automático, 6 velocidades
Tracción Total
Suspensión Delantera Paralelogramo deformable / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Dimensiones Longitud 4.670 mm
Anchura 1.895 mm
Altura 1.370 mm
Distancia entre Ejes 2.780 mm
Alimentación Tipo de Alimentación Inyección indirecta. Turbo. Intercooler
Peso Peso 1.815 kg
Prestaciones Velocidad Máxima 315 km/h
Aceleración 0-100 km/h 2,8 seg
Consumos Urbano 17 l/100 km
Extraurbano 8,8 l/100 km
Combinado 11,8 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 275 g/km
Precio Precio final 121.250 euros

Fotos: Álex Aguilar

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR