prueba Mercedes GLC

PRUEBA: Mercedes GLC

Me he desplazado hasta Suiza para probar el Mercedes GLC, el nuevo SUV de la firma de la estrella y sustituto del GLK. Destaca por su diseño, la calidad de rodadura y su capacidad off-road. En España, su precio parte de 47.900 euros.

La compañía alemana me citó en Basilea, ciudad suiza ubicada entre las fronteras de Alemania y Francia, para probar el Mercedes GLC. Este es el nuevo SUV mediano que llega para reemplazar al GLK y que brinda mayor tamaño, gran aplomo, mucho confort y un diseño muy atractivo.

prueba mercedes-benz GLC

A primera vista, el nuevo Mercedes-Benz GLC ofrece un aire de lujo y sofisticación, gracias a su equilibrada figura y la elegante armonía de sus líneas. Comparándolo con su antecesor, el GLK, sus proporciones son mayores. Gracias a este incremento en sus cotas, las plazas delanteras y traseras cuentan con mayor espacio. Además de ser más amplio, el habitáculo adopta materiales de primerísima calidad. Asimismo, se nota que se ha cuidado a detalle el diseño. Al tacto las superficies son suaves, casi acariciantes, y se identifican rápidamente las texturas de la piel, la madera y el aluminio. Hay bastantes controles, pero su naturaleza intuitiva permite adaptarse fácilmente a ellos. Cuenta con un techo panorámico extralargo, mientras que en la parte frontal el protagonismo es para una pantalla de siete pulgadas tipo iPad, desde la que es posible controlar prácticamente todo el sistema de información y entretenimiento.

interior prueba Mercedes GLC

El maletero tiene bastante espacio de carga. Cabe señalar que nosotros viajábamos con maletas y acomodamos todo el equipaje, sin problemas en ningún momento.

A pesar de haber crecido pesa hasta 80 kg menos, pues se han utilizado para su construcción materiales ligeros como el aluminio. Este hecho junto a su aerodinámico diseño ha influido de manera positiva en el consumo de combustible. Gran parte de culpa de la eficiencia del Mercedes GLC la tiene el conjunto motor/transmisión. En Europa está disponible con dos motores diésel, GLC 220 d 4MATIC y GLC 250 d 4MATIC, y uno de gasolina, GLC 250 4MATIC. Todos ellos tienen tracción a las cuatro ruedas y van asociados a un cambio automático de nueve velocidades 9G-TRONIC. A España, por el momento, solo llegarán las variantes diésel.

prueba Mercedes-Benz GLC

Como te he comentado, en la prueba del Mercedes GLC recorrimos tres países, ruta en la que pude comprobar que en carretera reúne todo lo que se puede esperar de un Mercedes-Benz de última generación. Desde el habitáculo, que es sumamente tranquilo, se consigue una experiencia de conducción redonda y equilibrada. Cuenta con diferentes modos conducción: Eco, Comfort, Sport, Sport+ e Individual. La mayor parte de la prueba usamos el Comfort y el Sport. El primero suave y eficiente, perfecto para viajes largos. El segundo ofrece respuestas más rápidas, mientras que la suspensión aumenta su rigidez y el volante transmite mayores sensaciones, aportando un toque extra de diversión.

En general, la conducción mezcla estabilidad, agilidad y comodidad en un armonioso cóctel que logra que la conducción sea verdaderamente agradable, ya sea en vías rápidas como en carreteras con curvas.

prueba Mercedes GLC

Igualmente impresionante es el paquete Off-Road, que probé en un circuito especial preparado por la marca. Con él, Mercedes quiere demostrar la capacidad todoterreno de su producto. En esta prueba, el GLC fue capaz de superar lo mismo una empinadísima subida de rocas que un inestable camino de arena, todo ello con una facilidad que definitivamente no se sospecha cuando vemos por primera vez el coche. El paquete cuesta 1.823 euros e incluye: paquete técnico Off-Road, protección técnica de bajos, tren de rodaje con mayor altura libre al suelo y peldaños en efecto aluminio con tacos de goma, además de símil de cuero Artico negro.

Asimismo, los numerosos sistemas de seguridad y asistentes a la conducción son una de las razones por la que en muchos casos, en la decisión de compra, inclinarán la balanza a favor del GLC.

prueba Mercedes GLC

En resumen, el Mercedes GLC de esta prueba es un SUV versátil y muy práctico. Tiene todas las cualidades para enfrentarse a sus rivales premium. Es un producto con un acabado pulido, donde no se ha olvidado ningún detalle. Sus características lo hacen atractivo para un amplio rango de compradores, por lo que no es de extrañar que se convierta en un superventas en la marca alemana.

Fuente: Univisión

Tags

Noticias relacionadas

4 comentarios

  1. Nadir Cure

    Mi nombre es Nadir Cure, me compre un Mercedes Benz GLC 220di este mes(marzo 2016), solo he recorrido 1500 kilómetros, y ya me dejo tirado en carretera, en el taller de la mercedes me dicen que fallaron tres sistemas, que podría ser un tema de software, pero ya lleva el carro mas de 6 días en el taller y no lo han podido cuadrar,
    alguien ha presentado el mismo error?
    que me pueden aconsejar?

  2. nadir cure ochoa

    Terrible, El daño es en los módulos del computador, el carro lo saque , a los tres dias volvi y lo entre por que otra vez molesto, lleva 25 días y nada que sale, creo que fue mala suerte, si a alguien le pasa lo mismo que comente, también le suenan terrible los frenos, es el peor MB que he tenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR