PRUEBA: Mazda MX-5 Anniversary Edition

Cuando le dije a… Noemí Alonso, compañera de profesión, que iba a probar el Mazda MX-5, lo primero que me dijo es que era un coche divertidísimo. He puesto estas manos que Dios me ha dado en el volante de muchos coches que, en teoría, eran catalogados con este adjetivo y, sinceramente, dudaba que este […]

Cuando le dije a… Noemí Alonso, compañera de profesión, que iba a probar el Mazda MX-5, lo primero que me dijo es que era un coche divertidísimo. He puesto estas manos que Dios me ha dado en el volante de muchos coches que, en teoría, eran catalogados con este adjetivo y, sinceramente, dudaba que este coche japonés superara a alguno de ellos.

Pero es cierto que algo tiene que tener el MX-5 para que desde 1989, año en que empezó su comercialización, se hayan vendido más de 900.000 unidades. Difícil cifra de alcanzar si tenemos en cuenta que es un coche biplaza y que cuenta con un maletero extremadamente justo.

Exterior
La unidad de pruebas de la que disfrutamos fue la versión limitada de 2.000 unidades que Mazda presentó en el Salón de Ginebra de 2010 y que conmemora el 20 aniversario del modelo descapotable. El Mazda MX-5 Anniversary Edition únicamente está disponible con motor 1.8 de 126 CV y techo de lona.

El MX-5 combina un aire moderno con ciertos toques retro, y es que, el deportivo mantiene prácticamente la misma línea con la que ha triunfado a lo largo de estas dos décadas. Se caracteriza por la forma redondeada de su voladizo anterior y posterior, por sus bonitas llantas de 17 pulgadas, por el color rojo `True Red´ de su carrocería y por la capota de lona, que se pliega y despliega manualmente. La versión Anniversary Edition se diferencia únicamente del modelo base en logos `20th Anniversary´ que portan las aletas delanteras.

prueba-mazda-mx-5

Interior
A primera vista, la consola central tiene un diseño más desactualizado que otros modelos de la firma japonesa. El salpicadero es bastante limpio en sus formas y emite un toque clásico. Porta molduras del mismo color que la carrocería, lo que incrementa el aspecto deportivo del vehículo. A estos elementos se suman los pedales de aluminio, el volante con toques en el mismo color y unos asientos deportivos que recogen muy bien el cuerpo.

Los materiales utilizados no son de gran calidad, porque encontramos plásticos duros por la mayor parte de la consola y el salpicadero, pero en ningún momento dan aspecto pobre o de baja categoría. Ya se sabe que los japoneses y los plásticos blandos no se llevan bien…

Para dar más exclusividad al descapotable, Mazda ha instalado en los umbrales de las puertas una placa con el número de serie correspondiente.

prueba-mazda-mx-5

Vida a bordo y maletero
La primera impresión que uno se lleva cuando se sienta en el Mazda MX-5 es semejante a lo que se siente cuando lo hace en un clásico descapotable inglés. Al principio puede aparecer una sensación de agobio, lo primero, porque el cuerpo está casi a ras de suelo y lo segundo, porque el volante y la consola están extremadamente pegados al asiento. Parte de esta sensación la produce que el `timón´ no tenga regulación en profundidad.

El Mazda MX-5 tiene dos plazas que no son muy espaciosas. De hecho, las personas que superan el metro ochenta y cinco de altura, tendrán ligeros problemas con su cabeza porque rozará con el techo. Existen dos soluciones: cortarse la cabeza o plegar el techo. El primero lo descartamos y nos quedamos con el segundo, aunque viene otro inconveniente, las corrientes de aire, que pueden llegar a ser realmente molestas.

El volumen del maletero es de risa, 150 litros, como la boca de carga. Podemos añadir una pequeña baca en la tapa del maletero para poder transportar una maleta de pequeñas dimensiones.

prueba-mazda-mx-5

Motor
El único motor disponible en la versión Anniversary Edition es el 1.8 de 126 CV. Es cierto que no es un motor muy potente pero su sonido y la limitada insonorización del habitáculo, hace que parezca que el MX-5 corre lo suyo. Esa sensación aumenta cuando la aguja del cuentarrevoluciones supera las 5.000 vueltas, es cuando el bloque de cuatro cilindros entrega todo su par, 188 Nm

Es cierto que no es un vehículo lento, ni mucho menos, pero su paso de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos hace que nos decantemos por el 2.0 de 160 CV que acelera hasta los 100 km/h desde parado en 7,9 segundos.

prueba-mazda-mx-5

Conducción
Lo primero que quiero destacar es que el Mazda MX-5 es un coche divertidísimo y está creado para disfrutar conduciendo. Si la carretera tiene infinidad de cuervas, mejor que mejor. A eso ayuda enormemente la tracción trasera y el sistema de suspensión, que es duro pero no seco. Tiene una buena estabilidad y sus reacciones son bastante rápidas. Cambia de apoyos velozmente y entra muy bien en las curvas. Si desconectamos el ESP, el tren trasero se descoloca con suma facilidad.

La dirección tiene un buen tacto y es bastante precisa. El conductor coloca el coche donde él quiere.

prueba-mazda-mx-5

Equipamiento y precio
El Mazda MX-5 tiene un precio base de 23.900 € e incluye el siguiente equipamiento: control de estabilidad, airbags delanteros y laterales, sistema de acceso remoto con mando a distancia con apertura del maletero, elevalunas eléctricos, climatizador, asientos deportivos y radio CD MP3, entre otros. El precio del MX-5 Anniversary Edition asciende a 24.750 € e incluye algún elemento diferenciador que hace más exclusivo al roadster. Si lo comparamos con vehículos de la competencia que por número de plazas y tamaño se asemejan al legendario japonés, encontramos vehículos más económicos como el Renault Wind 1.6 de 133 CV por 18.700 € y el Opel Tigra 1.8 125 CV por 18.320 €. Eso sí, queremos dejar claro que ninguno de los dos anteriores es de propulsión ni tienen las cualidades deportivas del japo. También encontramos vehículos como el Mercedes-Benz SLK y el BMW Z4 cuyo precio supera con creces los 30.000 €.

prueba-mazda-mx5

Conclusión
Un coche divertido ante todo, con una serie de características únicas en su especie. Barato para lo que ofrece sino tenemos en cuenta que es poco práctico para viajes de larga duración, tanto por su incomodidad como por su reducido maletero. Si no tienes en cuenta este último problema y te puede más el corazón que la razón, el MX-5 es un coche perfecto para ocupar un hueco en el garaje de tu casa.

Lo mejor
+ Comportamiento dinámico
+ Diversión al volante
+ Imagen

Lo peor
– Aislamiento
– Maletero
– Espacio interior

Ficha Técnica Mazda MX-5 Anniversary Edition
Motor Cilindrada 1.798
Cilindros 4 en línea
Potencia Máxima 126/6.500
Par Máximo 167/4.500
Transmisión Caja de Cambios Manual, 5 velocidades
Tracción trasera
Suspensión Delantera Independiente. Paralelogramo deformable. Resorte helicoidal. Barra estabilizadora.
Trasera
Independiente. Paralelogramo deformable. Resorte helicoidal. Barra estabilizadora.
Dimensiones Longitud 4.020 mm
Anchura 1.720 mm
Altura 1.245 mm
Distancia entre Ejes 2.330 mm
Alimentación Tipo de Alimentación Inyección indirecta. Admisión variable
Peso Peso 1.150 kg
Prestaciones Velocidad Máxima 194 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 9,9 seg
Consumos Urbano 9,5
Extraurbano 5,5
Combinado 7
Emisiones Emisión CO2 167 g
Precio Precio Oficial 24.750 €
Texto: Hugo Valverde
Fotos: Rubén González

Tags

Noticias relacionadas

1 comentario

  1. Mazda MX-5 Yusho | Periodismo del Motor

    […] un compresor que hace que el motor de 2,0 litros rinda ¡241 CV! Es cierto que cuando realizamos la prueba del Mazda MX-5 Anniversary Edition, con motor 1.8 de 126 CV, su bloque nos pareció algo escaso, pero con el 2.0 de 160, el Miata va […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR