PRUEBA: Mazda CX-7 2.2 CRTD 173 CV

Cuando Mazda anunció que introducía una… nueva motorización de 173 caballos en la gama del CX-7, deducimos que era una buena idea. Cuando supimos que ese propulsor era diésel, pensamos que la marca japonesa había acertado de pleno. La razón es simple: un SUV de grandes dimensiones, con un motor de gasolina de 260 CV […]

Cuando Mazda anunció que introducía una… nueva motorización de 173 caballos en la gama del CX-7, deducimos que era una buena idea. Cuando supimos que ese propulsor era diésel, pensamos que la marca japonesa había acertado de pleno. La razón es simple: un SUV de grandes dimensiones, con un motor de gasolina de 260 CV y un consumo ponderado de 10,4 litros, no tiene mucha aceptación en nuestro país. Para muestra, un botón, y es que más del 90% de las matriculaciones de este modelo equipan el motor 2.2 CRTD de 173 CV.

Exterior
El Mazda CX-7 presenta una imagen robusta y que impone a la persona que lo divisa. Para producir esta sensación, los diseñadores han tirado de unos marcadísimos pasos de rueda. Pero también emite deportividad y descaro con sus llantas de 19 pulgadas, las lunas traseras tintadas y las ópticas traseras con cristal translúcido. Sin embargo, hay cabida para los toques elegantes que dan los cromados que rodean a la toma de aire central del parachoques y a los antiniebla, sin olvidar las manetas de las puertas.

prueba mazda cx-7 173 cv

Interior
A simple vista, nos llama la atención el diseño y la calidad de la consola central y los asientos. Estos últimos están tapizados en cuero beige que da un aspecto de primera. Por su parte, la consola sigue la línea de otros modelos de la marca. Los botones están bien situados y son bastante intuitivos, aunque resta puntos al conjunto la utilización de plásticos duros. Lo que sí es cierto es que no se aprecian bordes cortantes porque todo está perfectamente ensamblado.

En la parte superior del salpicadero hay dos pantallas, una muestra la información del navegador, la cámara de aparcamiento y el ordenador de a bordo, y la otra nos ofrece el reloj, el sistema de climatización y de audio. A pesar de su excelente ubicación, la primera de ellas es demasiado pequeña para las funciones que tiene. La segunda, perfecta.

prueba mazda cx-7 173 cv

Vida a bordo y maletero
El espacio de este coche, que mide 4,68 metros, está muy bien aprovechado. Las plazas delanteras tienen una extensión bastante amplia para acomodar las piernas. Lo mismo ocurre con las tres plazas traseras. El tupé de las personas que superen el metro ochenta de estatura no sufrirá en exceso, pues el conductor puede acomodar perfectamente su asiento gracias a la regulación eléctrica de la banqueta y el respaldo.

Para mejorar el aislamiento acústico, Mazda ha introducido materiales más gruesos en el suelo y en el salpicadero.

El maletero tiene una capacidad de carga de 455 litros. No es un volumen para tirar cohetes si tenemos en cuenta la longitud del todocamino, aunque sí puede ampliarse hasta los 1.348 litros si se abaten los asientos.

prueba mazda cx-7 173 cv

Motor
Mazda ha adaptado el bloque 2.2, ya utilizado en otros modelos, para que rinda acorde a las características del vehículo. En total se han sacado 173 caballos a 3.500 rpm para vencer al peso y a la aerodinámica. Es poco ruidoso para ser un diésel y trabaja bastante bien en todo el régimen de vueltas. Eso sí, en segunda y tercera le cuesta “despegar”, aunque contrarresta ese hándicap con una buena aceleración cuando salta el turbo y con productivas recuperaciones.

El motor 2.2 CRTD de 173 CV y 400 Nm de par está acoplado a un cambio manual de seis marchas. Todas ellas, correctamente escalonadas.

prueba mazda cx-7 173 cv

Conducción
A pesar de su imagen, el CX-7 concede una facilidad de conducción propia de algunas berlinas. Al volante no parece que estés en un coche con bastante altura al suelo, un centro de gravedad elevado y un peso de 1.800 kg. Además, un bastidor calibrado perfectamente permite afrontar las curvas con seguridad, sin balanceos excesivos. Es ágil, apoya rápidamente y pisa con solidez. ¿Qué más se puede pedir a un coche de más de 1,6 metros de altura?

Si nos salimos de la carretera, puede atreverse con pistas de tierra gracias a su altura al suelo y su tracción 4×4. Tampoco podemos pedir mucho más a este crossover, puesto que carece de reductora, bloqueo de diferencial y control de descenso. Además, sus bonitas llantas de 19 pulgadas no son las más adecuadas para buscar aventuras.

Según los datos oficiales, el CX-7 tiene un consumo combinado de 7,5 l/100 km, de 6,6 si es extraurbano y de 9,1 si es urbano. A nosotros, en la prueba el ordenador de a bordo nos marcaba una media de 9,0 litros a los 100 kilómetros. Una buena media para un coche de sus características, y más si lo comparamos con los 9,3 que mostraba el Ford Kuga 2.0 TDCi 163 CV, con cambio de doble embrague, en la prueba que realizamos.

prueba mazda cx-7 173 cv

Equipamiento y precio
El Mazda CX-7 2.2 CRTD 173 CV, con el acabado más bajo de la gama, el Active, tiene un precio de 31.950 euros. Incluye luces antiniebla delanteras, climatizador automático, volante de cuero, llantas de aleación de 18 pulgadas y radioCD-MP3, entre otros elementos. El CX-7 es barato si lo comparamos con el X3 xDrive20d de 184 CV (43.150 €) y el Audi Q5 2.0 TDI de 170 CV (42.070 €). Tampoco es caro si lo enfrentamos cara a cara con alguno de sus rivales directos, ya que el Citroën C-Crosser 2.2 HDi de 156 CV tiene un precio de 29.459 euros, el Peugeot 4007 2.2 HDi de 156 CV vale 31.500 € y el Ford Kuga 2.0 TDCi 163 CV PowerShift 4WD cuesta 30.150 €.

prueba mazda cx-7 173 cv

Conclusión
Estamos ante una de las mejores opciones si queremos comprar un SUV de tamaño considerable. Tiene una imagen que impresiona, equipa un motor que responde cuando se le pide y puede albergar a cinco personas con total comodidad. En definitiva, un SUV de calidad con un precio bastante ajustado para lo que ofrece.

Lo mejor
+ Aspecto exterior
+ Conducción
+ Precio

Lo peor
– Maletero justo
– Materiales interiores
– Pantalla del navegador de pequeñas dimensiones

Ficha Técnica Mazda CX-7 2.2 CRTD 173 CV
Motor Cilindrada 2.184
Cilindros 4 en línea
Potencia Máxima 173/3.500
Par Máximo 400/2.000
Transmisión Caja de Cambios Manual, 6 velocidades
Tracción total
Suspensión Delantera Tipo McPherson / Resorte helicoidal
Trasera
Paralelogramo deformable / Resorte helicoidal
Dimensiones Longitud 4.680 mm
Anchura 1.870 mm
Altura 1.645 mm
Distancia entre Ejes 2.750 mm
Alimentación Tipo de Alimentación Inyección directa por conducto común, turbo, geometría variable, intercooler
Peso Peso 1.800 kg
Prestaciones Velocidad Máxima 200 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 11,3 seg
Consumos Urbano 9,1
Extraurbano 6,6
Combinado 7,5
Emisiones Emisión CO2 199 g
Precio Precio Oficial 31.950

Texto: Hugo Valverde
Fotos: Rubén González

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR