prueba-Jaguar-F-Type-Convertible-3.0-V6

PRUEBA: Jaguar F-Type Convertible 3.0 V6

Tras esta prueba del Jaguar F-Type Convertible 3.0 V6 hay algo que tengo muy claro: enamora por lo que tiene que enamorar. Un gran motor en un morro interminable, una tracción trasera más que gamberra, un comportamiento eléctrico y un sonido que enamora. Si encima optas por la versión sin techo, conseguirás tener uno de los vehículos más estimulantes que puedes comprar; sí, incluso en su versión más barata.

Cada vez que miro en el calendario y veo la prueba de un Jaguar F-Type Convertible 3.0 V6 debo confesar que me pongo muy contento. Es un coche que ya he tenido la oportunidad de probar otras veces y conquista por muchas razones: diseño, potencia, emoción, es un deportivo que roza la perfección en muchos apartados y que te da todo lo que esperas de un coche de altas prestaciones. A veces, la radicalidad intenta ser camuflada para mejorar en términos de refinamiento, pero en Jaguar lo tenían muy claro: el F-Type nació como un deportivo de raza y el mercado ha aplaudido esta decisión.

prueba Jaguar F-Type Convertible 3.0 V6

Hoy me toca ponerme a los mandos de la versión de acceso, con el motor V6 sobrealimentado mediante compresor y una potencia aparentemente suficiente: 340 CV y 450 Nm de par. Toda esta potencia se envía a las ruedas traseras mediante una caja de cambios ZF de ocho velocidades, rápida y contundente cuando se encuentra en regímenes cómodos, como ocurre en la mayoría de cajas de doble embrague. Opcionalmente, el F-Type puede pedirse con un cambio manual de seis velocidades, mientras que si te apetece algo menos de nervio, la tracción integral está disponible en la versión ’S’.

No te lo voy a negar: con cambio manual tiene que ser también una pasada, pero si buscas efectividad y precisión, el cambio automático es tu mejor opción. Por fin estoy a punto de recogerlo en el concesionario Jaguar British Gallery, en Barcelona, y los nervios aumentan. El coche luce sensacional, creo que eso es evidente (abajo puedes ver muchas fotos). El morro largo termina en una prominente parrilla con un enfurecido Jaguar como protagonista y el corto voladizo trasero se desvanece drásticamente en un difusor con dos salidas de escape que redondean una estética incuestionablemente atractiva.

prueba Jaguar F-Type Convertible

Quizás la mayor discusión aquí podría ser: ¿es más bonito coupé o descapotable? Debo confesar que es una pregunta que no me gusta. Estéticamente, el coupé me parece que tiene un estilo incuestionable. Ese punto romántico que hereda del E-Type es una pasada. El descapotable es algo más ‘macarra’, pero poder circular por una carretera de costa en una noche veraniega con las estrellas sobre ti y escuchando el sonido de la mecánica hacen que te olvides del estilo. Se disfruta más descapotado, no tengo dudas.

Me vuelvo a reencontrar en su puesto de conducción. No es tan ‘perfecto’ como el de un Porsche, pero de nuevo, su diseño y estilo te conquista. El nivel de acabados quizás no alcance la excelencia de las marcas alemanas más punteras, al menos no sin pasar antes por caja. Los asientos de esta versión básica recuerdan mucho a los del ‘nueveonce’: son cómodos, completamente regulables y agarran lo necesario, aunque te recomiendo que si vas a usar el coche para darle caña en curvas, mejor optes por los baquets opcionales; además, son algo más bonitos y no son incómodos. Me coloco todos los mandos a mi gusto y aprieto el botón de arranque. ¡Ahora empieza el Rock’n Roll!

Jaguar F-Type Convertible 3.0 V6

Y es que desde el minuto cero, tras arrancar la mecánica, te das cuenta que este Jaguar F-Type V6 de 83.250 euros es un coche pensado para emocionar. El sonido del motor entra de manera palpable al habitáculo, incluso con el techo colocado. Pero yo soy de los de ‘siempre-descapotable’, así que no tardo mucho en quitarlo: el techo se recoge en pocos segundos tras los asientos. Ahora sí que estoy preparado para disfrutar como un enano.

Me acerco a mi zona de pruebas favorita mientras voy toqueteando las opciones que equipa mi unidad de pruebas: lamentablemente no cuenta con los escapes activos que son un auténtico espectáculo. Me gusta especialmente el interfaz utilizado en la pantalla multimedia táctil: no soy mucho de este tipo de soluciones, pero reconozco que Jaguar Land Rover ha conseguido crear un sistema intuitivo, bien ordenado y fácil de usar. El equipo de audio, sin recurrir al sistema de sonido Meridian de 770 vatios, cumple con creces. Hasta ahora no hay nada que chirríe de primeras y procuro ser cuidadoso con el pedal derecho para llegar a las curvas sin que el depósito de combustible me quiera chafar la fiesta.

prueba Jaguar F-Type cabrio 3.0 V6

El consumo medio homologado del coche es de 8,4 litros, pero como es habitual, necesitarás suerte y habilidad con el pie derecho para conseguir esa cifra. No obstante, aunque durante la prueba del Jaguar F-Type ronda los diez litros, me parece una gran cifra para un deportivo V6 como este. Llego a mi zona de curvas favorita y empieza el espectáculo. Lo primero que hago es colocar el cambio en modo secuencial para poder manejarlo desde las levas en el volante. Primera y pedal a fondo. El Jaguar F-Type tracciona bien pese a contar solamente con dos ruedas motrices. El motor sube de vueltas enérgicamente, los casi 1.600 kg de peso no parecen un problema y en apenas 5,3 segundos ya vas a 100 km/h. Evidentemente, si quieres garra brutal al pisar a fondo, deberás acudir al V8, pero esta versión será suficiente para la inmensa mayoría.

La dirección podría ser algo más comunicativa cuando llegan las curvas, pero es precisa y su tacto es agradable. No decido quitar el control de tracción: este es un coche sensible, un ‘todo-atrás’ juguetón que no permite fallos cuando no cuentas con la tecnología protegiendo tu trasero. En circuito, altamente recomendable, fuera de él, con mucho cuidado. Lo mejor sin duda es el motor y su sonido. Estoy entre pinos de 20 metros y se crea una especie de túnel vegetal. El sonido enamora, el cambio entre marchas se ve acompañado por un sonoro petardazo que seguro asustó a alguna ardilla. Soltar el acelerador viene acompañado de una serie de borboteos, mucho más discretos que con el escape deportivo opcional (por 261 euros es casi un crimen no elegirlo).

motor Jaguar F-Type Convertible 3.0 V6

Las curvas se enlazan con precisión, pero no es tan fácil de conducir como otros deportivos mas refinados. Es un coche nervioso que quiere caña, cuanto más caña le das, mejor se lo pasa él y mejor te lo pasas tú. Es un coche que no resulta radical pero que si quieres ir rápido, deberás estar atento a lo que haces y no jugar con fuego. Pero tampoco te quiero asustar, es un coche estimulante y emocionante, si quieres algo refinado para ir despacio, como perfectamente podrías hacer en un Audi TT S, por ejemplo, quizás no sea tu mejor opción. Sin duda, su rival más próximo sea el Porsche 718 Boxster S, con diez caballos más y casi diez mil euros menos, le puede robar alguna que otra venta.

Pero el Jaguar juega bien la partida con su estilo y con su historia. Es incuestionablemente más elegante y ‘pijo’ que el Porsche y, aunque no busca la perfección en cada detalle, es tan estimulante que te olvidarás de pequeños detalles. Cada vez que me encuentro por la mañana esa trasera en el parking involuntariamente una sonrisa se dibuja en mi cara. Cada vez que arrancas y despiertas a medio vecindario, algo se mueve dentro de ti. En definitiva, es un deportivo de raza, un concepto que debería no extinguirse jamás, pero que me parece no durará mucho: Jaguar ya ha confirmado que seguirá los pasos de Porsche y sustituirá esta versión de acceso por un cuatro cilindros sobrealimentado.

Jaguar F-Type Convertible 3.0 V6

La evolución parece imparable y no me cabe duda que los cilindros se pagarán cada vez más caros. Este motor no destaca por una gran elasticidad, le gusta ir alto de vueltas, le gusta hacerte disfrutar y si te gustan los coches deportivos ‘de la vieja escuela’, este Jaguar F-Type Convertible 3.0 V6 que he probado estoy seguro que no te va a defraudar.

Ficha técnica Jaguar F-Type Convertible 3.0 V6
Motor Cilindrada 2.995 cc
Cilindros V6
Potencia máxima 340 CV /6.500 rpm
Par máximo 450 Nm / 3.500-5.000 rpm
Transmisión Caja de cambios Automático, 8 velocidades
Tracción Trasera
Suspensión Delantera Paralelogramo deformable / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Dimensiones Longitud 4.470 mm
Anchura 1.923 mm
Altura 1.308 mm
Distancia entre ejes 2.622 mm
Alimentación Tipo de alimentación Inyección directa. Compresor.
Peso Peso 1.597 kg
Prestaciones Velocidad máxima 260 km/h
Aceleración 0-100 km/h 5,3 seg
Consumos Urbano 11,7 l/100 km
Extraurbano 6,5 l/100 km
Combinado 8,5 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 199 g/km
Precio Precio final 83.250 euros

Fotos: Raúl Salinas

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR