prueba-ford-mondeo-vignale-2-0-tdci-180-cv-awd

PRUEBA: Ford Mondeo Vignale 2.0 TDCi 180 CV AWD

El Ford Mondeo Vignale es la variante premium de la berlina más conocida de la compañía americana. Sus acabados y tecnología se ponen a la altura las berlinas premium por excelencia. Todo ello aderezado de un excelente servicio postventa.

En el titular de la prueba puedes ver ‘Ford Mondeo‘, pero si echas un vistazo a las fotos descubrirás que en la carrocería de este modelo solo encontrarás las palabras Ford y Vignale. ¿Por qué prescindiría la marca del óvalo del nombre de su berlina más conocida? Las respuesta es mas sencilla: diferenciación. El Mondeo es una berlina de gama media sin ningún tipo de aspiración premium. Esta variante denominada ‘Vignale‘ busca ofrecer un toque de exclusividad y, a la vez, marcar algo de distancia con el cliente medio de su berlina. ¿Pero qué puntos permiten diferenciar esta versión de su ‘matriz’?

Prueba Ford Mondeo Vignale 2.0 TDCi 180 CV AWD

Una de sus características más interesantes no se encuentra en el propio coche. Me explico. Ford ofrece una atención postventa personalizada 24 horas todo los días del año. Además, puede programar revisiones, contar con servicio de recogida, vehículo de sustitución… Asimismo, cuenta con una app diferenciada en la que se ofrecen servicios exclusivos. Queda claro que la marca americana cuida todos los detalles que ‘rodean’ al conductor de este modelo. Ahora vamos a centrarnos en el vehículo en sí.

En el exterior destacan, sobre todo, su parrilla de diseño diferente y las enormes llantas de 18 pulgadas que vienen de serie. En el caso del modelo de la prueba, el Ford Mondeo Vignale 2.0 TDCi 180 CV AWD, son, incluso, más grandes: de 19 pulgadas (1.000 euros extra). Otros elementos que delatan su sangre más noble son los emblemas de Vignale en las aletas delanteras y en la tapa del maletero.

Interior Ford Mondeo Vignale

En el interior destacan los materiales de alta calidad con apliques de cuero en el salpicadero, apoyabrazos y laterales de la consola, además de los abiertos. Pero, bajo mi punto de vista, más allá de estos detalles y el despliegue tecnológico que te contaré más adelante, destacan dos cosas por encima de todo. Por un lado el excelente aislamiento acústico, que te hace dudar si estás conduciendo un diésel o un vehículo de gasolina. Para conseguir esto se han utilizado cristales delanteros laminados y un sistema que anula el ruido interior a través de tres micrófonos que emiten un frecuencia específica para contrarrestar el ruido. Cabe mencionar que este sistema funciona incluso con el sistema multimedia apagado.

El otro detalle que llamó mi atención sobremanera y del que hice uso intensivo fueron los asientos eléctricos multicontorno con función masaje: por 550 euros más puedes sentirse como en el salón de tu casa gracias a los múltiples ajustes y a una función masaje con dos velocidades que realmente te masajea el cuerpo, sobre todo, con la máxima potencia. Imagínate un día de invierno, lluvioso, frío… mientras estos asientos te masajean el cuerpo al mismo tiempo que haces uso de la calefacción en volante y los propios asientos.

interior Ford Mondeo Vignale 2.0 TDCi 180 CV AWD

Esta verdadera sensación premium fue la que tuve la oportunidad de disfrutar mientras viajaba con este vehículo hasta Granada. Digamos que esta experiencia casi religiosa solo fue perturbada por el funcionamiento ‘táctil’ del sistema multimedia: en un coche con detalles tan logrados es una pena que el tiempo de respuesta y la organización de los menús del display principal esté tan poco logrados. Casi por instinto recurrí al sistema de control por voz para esquivar la pantalla táctil y, aquí sí, Ford demuestra su saber hacer: de forma muy intuitiva puedes introducir direcciones en el navegador, puntos de interés, escuchar música. Aquí el sistema SYNC2 raya a gran altura.

Otro de los aspectos en los que la marca del óvalo ha destacado siempre ha sido en el tarado del chasis y la dirección, y, en este caso, tampoco estás ante un excepción. A pesar de lo voluminoso de la carrocería y el peso que supone el extra de la tracción integral, el Ford Vignale 2.0 TDCi 180 CV AWD de la prueba mantiene un aplomo y una agilidad impropia de su tamaño. Su mecánica turbodiésel cumple a la perfección en autovías a velocidades sostenidas y solo cuando toca hacer adelantamientos más ajustados como en carreteras secundarias, se le notan los kilos de más. El cambio automático de seis marchas le va que ni pintado a esta variante premium del Ford. En el caso de la tracción integral, siempre supone un extra de seguridad, pero si eres de los que les gusta ver cómo funcionan las cosas, en el cuadro de mando podrás ver un gráfico con el reparto en tiempo real.

Prueba Ford Mondeo Vignale AWD

A decir verdad, el cuadro de mandos de gama alta con pantalla a color TFT es todo un espectáculo multimedia que se puede configurar de mil maneras diferentes, aunque eso a veces pueda distraerte un poco de lo que tienes delante. Aunque, en ese caso, puedes optar por incorporar el asistente precolisión con detección de peatones, que se incluye dentro de un paquete donde también se encuentra el control de crucero adaptativo (1.000 euros): cuando no respetas la distancia reglamentaría una serie de luces rojas se reflejan en el parabrisas y te avisarán de forma poco educada, pero muy eficiente.

Por último destacar que el espacio disponible en este modelo es ingente. El caso del maletero es digno de mención: 525 litros para guardar prácticamente de todo. Como ya te habrás imaginado, Ford no ofrece todo esto sin nada a cambio: en el caso de esta versión 180 CV turbodiésel con tracción a las cuatro ruedas el precio asciende a 43.100 euros. Y aquí está el gran caballo de batalla de Ford: diferenciar lo suficiente al Vignale del Mondeo más mundano para atraer a clientes más premium.

Prueba Ford Mondeo Vignale

A destacar A mejorar
Tacto de la dirección Peso
Chasis Menú sistema multimedia
Acabado Aceleración
Ficha técnica Ford Mondeo Vignale AWD
Motor Cilindrada 1.997 cc
Cilindros 4 en línea
Potencia máxima 179 CV / 3.500 rpm
Par máximo 400 Nm / 2.000-2.500 rpm
Transmisión Caja de cambios Automático, 6 velocidades
Tracción Integral de reparto variable
Suspensión Delantera Tipo McPherson / Resorte helicoidal
Trasera Paralelogramo deformable/ Resorte helicoidal
Dimensiones Longitud 4.871 mm
Anchura 1.852 mm
Altura 1.482 mm
Distancia entre ejes 2.850 mm
Alimentación Tipo de alimentación Inyección directa. Turbo geometría variable
Peso Peso 1.602 kg
Prestaciones Velocidad máxima 223 km/h
Aceleración 0-100 km/h 8,6 seg
Consumos Urbano 6,1
Extraurbano 4,8
Combinado 5,3 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 138 g/km (Euro 6)
Precio Precio final 43.100 euros

Fotos: Álex Aguilar

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR