PRUEBA: Ford Focus ST

Hasta la presentación del RS, el Focus ST era el modelo más potente de la marca. No es tan radical como su “hermano mayor”, pero se nota que corre gasolina por sus venas, ¡y mucho! Ford ha creado un modelo muy deportivo que conjuga a la perfección aspecto y potencia. El Focus ST presenta una imagen […]

Hasta la presentación del RS, el Focus ST era el modelo más potente de la marca. No es tan radical como su “hermano mayor”, pero se nota que corre gasolina por sus venas, ¡y mucho!

Ford ha creado un modelo muy deportivo que conjuga a la perfección aspecto y potencia. El Focus ST presenta una imagen muy radical gracias a los parachoques sobredimensionados, el gran alerón y las preciosas llantas de 18 pulgadas. Además, los dos tubos de escape, uno a cada lado, incrementan dicha imagen. Si a esto añadimos el color naranja eléctrico metalizado, imán para las miradas, el resultado es de 10. Eso sí, para ello tenemos que desembolsar 1.000 € más.

El interior tiene algunos cambios respecto al modelo base. De entre todos ellos, destacan  los excelentes baquets firmados por Recaro. También cabe señalar la decoración de la consola, en imitación a fibra de carbono, las inserciones en aluminio del volante y otros elementos, los pedales en el mismo material (muy separados el del acelerador y el freno para hacer el punta-tacón) y, sobre todo, los relojes de la temperatura del aceite, la presión del turbo y la presión del aceite, situados en el salpicadero.

Habitáculo

El Ford Focus ST ofrece a los ocupantes bastante espacio interior. El piloto tiene un puesto de conducción muy cómodo gracias, en parte, a los asientos, que tienen tres movimientos, y al volante, que ofrece una colocación óptima aunque sólo se pueda regular en altura y no en profundidad. Lo incómodo es que cuando se accede a las plazas traseras, las banquetas delanteras no vuelven a la posición inicial.

Los ocupantes de las plazas posteriores tienen un espacio suficiente para las piernas. Además, la altura del techo es la apropiada para que una persona de 1,80 m no tenga “dolores de cabeza”.

El habitáculo está realizado con materiales de calidad. La gran mayoría de los que forman la consola tienen un tacto blando que se agradece, aunque también hay alguno duro, eso sí, más escondido a la vista.

Una cualidad del ST que hay que destacar es la buena insonoridad que ha conseguido Ford a altas velocidades.

El maletero tiene una capacidad bastante amplia, de 396 litros. Es mucho mayor que la de algunos de sus rivales, como por ejemplo el Audi A3, con 350 litros, el Citroën C4, con 314 y el BMW Serie 1 con 330 litros. Tiene poco fondo por el sistema de escape especial y por la rueda de repuesto de emergencia que incorpora, que tiene un sobrecoste de 30 €. A pesar de ser de galleta, se agradece el prescindir del kit de reparación de pinchazos y demás productos.

Motor y conducción

Con unas ganas enormes de ver cómo funciona el coche y sentir lo que ofrece, apretamos el botón de arranque y oímos el bramido que expresa su motor de cinco cilindros; empezamos bien.

Metemos la primera marcha y notamos la suavidad con la que entran. La palanca de cambios es corta, muy cómoda y el volante tiene un tacto sensacional. Soltamos el embrague a la vez que pisamos el acelerador y… ¡a funcionar!

Lo primero que observamos es que este motor tiene dos caras, dócil cuando tocamos suavemente el pedal derecho e impulsivo cuando hundimos el pie en la tabla. La potencia que desprende es sensacional, independientemente de la marcha engranada y de la zona en la que se sitúa la aguja del cuentarrevoluciones. Las aceleraciones son rápidas y las recuperaciones excelentes. Su propulsor de 2.5 litros es capaz de entregar 225 CV a 6.000 rpm y un par máximo de 320 Nm entre las 1.600 y las 4.000 vueltas, y eso se nota cuando te quedas pegado al asiento y tu cuerpo te pide más, mucho más… La aguja del velocímetro sube rápidamente y cuando te das cuenta, estás rebasando la velocidad permitida, y es que, el Focus ST acelera desde parado hasta los 100 km/h en tan sólo 6,8 segundos.

El Focus ST tiene un magnífico chasis que combina comodidad y deportividad, en parte, gracias al esquema de suspensión que está formado por unos muelles y una estabilizadora más firmes que el modelo base, un 30% y un 5% respectivamente. Presenta una estabilidad en curva digna de deportivos de categorías superiores. Su dirección es muy directa y sus cambios, cortos y precisos.

El problema viene con la falta de adherencia en aceleraciones fuertes y pérdidas de tracción debido a que los 225 CV del motor los transmite al suelo el eje direccional, el delantero. Otras marcas como Volkswagen o SEAT han instalado autoblocantes electrónicos, que en el caso del Focus, subsanaría el asunto.

Tanta potencia, cilindrada y un motor de cinco cilindros de inyección indirecta origina unos consumos bastante elevados. Según los datos ofrecidos por la marca, el deportivo tiene un consumo urbano de 13,8 l/100 km, de 6,8 l/100 km si conducimos por carretera y de 9,3 l/100 km si hacemos una conducción combinada. En nuestra prueba, el consumo medio de carburante ha subido hasta los 12,9 l/100 km, con una conducción deportiva, tanto por ciudad como por carretera. Éste es uno de los pocos puntos débiles del Focus ST.

Los frenos cumplen su cometido. En todo momento responden cuando pisas el pedal y no hemos notado la fatiga de otros coches, aunque, después de varias frenadas fuertes, se nota que su capacidad disminuye progresivamente. Los discos delanteros son ventilados y tienen un diámetro de 320 mm. Por su parte, los traseros son macizos de 280 mm.

Equipamiento

El Ford Focus ST viene con un equipamiento de serie bastante completo que incluye: radio Sony MP3 con 8 altavoces Premium, volante multifunción, climatizador bizona, arranque sin llave, apoyabrazos delantero, retrovisor interior autocromo, asientos deportivos Recaro, airbag de conductor, acompañante y de cortinilla, ESP, sistema de control de tracción (TCS) y de asistencia de frenadas de emergencia (EBA), entre otros.

La unidad de pruebas equipa otros elementos, ninguno de ellos indispensable pero que sí ofrecen una comodidad mayor al conductor, como el sensor de distancia de aparcamiento trasero con cámara y el sistema de apertura sin llave.

Una de las mejores bazas del Ford Focus ST es su precio. Por los 27.175 € que cuesta el coche, pocos modelos ofrecen un motor de 2.5 litros y 225 CV de potencia, además de un equipamiento de serie suficiente.

El Ford Focus ST es un coche muy deportivo, con una estabilidad óptima y grandes dosis de comodidad, perfecto para el uso cotidiano gracias a su equilibrado motor, potente y duro cuando se le pide y suave y dócil cuando no se le exige.

Lo mejor:

– Motor

– Imagen

– Precio

Lo peor:

– Consumo

– Movilidad de los asientos

– Pérdidas de tracción

Ficha Técnica Ford Focus ST
Motor Cilindrada 2.521
Cilindros 5 en línea
Potencia Máxima 225/6.000
Par Máximo 320/1600-4000
Transmisión Caja de Cambios manual; 6 velocidades
Tracción delantera
Suspensión Delantera Independiente. Tipo McPherson. Resorte helicoidal. Barra estabilizadora.
Trasera Independiente. Paralelogramo deformable. Resorte helicoidal. Barra estabilizadora.
Dimensiones Longitud 4.337
Anchura 1.839
Altura 1.500
Distancia entre Ejes 2.640
Alimentación Tipo de Alimentación inyección indirecta. Turbo compresor. Intercooler.
Peso Peso 1.392
Prestaciones Velocidad Máxima 241 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 6,8 seg
Consumos Urbano 13,8
Extraurbano 6,8
Combinado 9,3
Emisiones Emisión CO2 224 g
Precio Precio Oficial 27.175 €
Texto: Hugo Valverde
Fotos: Francisco Blázquez

Tags

Noticias relacionadas

1 comentario

  1. Focusadicto

    Un coche bonito y potente. El color un poco llamativo. Por cierto muy buenas las fotos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR