PRUEBA BMW X6 M50d 2015 portada

PRUEBA: BMW X6 M50d 2015

La segunda generación del BMW X6 llega al mercado para intentar emular el éxito logrado por la primera versión del modelo, del que se comercializaron más de 260.000 unidades desde que se puso a la venta en 2008. Para saber si realmente el X6 2015 supone una evolución con respecto al que ya conocíamos, ponemos a prueba el BMW X6 M50d 2015, la versión BMW M Performance equipada con el portentoso motor diésel que gracias a sus tres turbocompresores, es capaz de producir 381 CV de potencia y 740 Nm de par.

Han pasado ya 15 años desde que el BMW X5 debutó como el primer SUV de la marca alemana. Desde ese mismo momento, quedó claro que pese a tener un centro de gravedad más elevado y una posición de conducción alta, su comportamiento se asemejaba más al de un turismo que al de un todocamino. Desde entonces, se han vendido más de 3,2 millones de modelos de la gama X de BMW, que ahora comprende un total de cinco vehículos diferentes que representan, a día de hoy, el 30% de las ventas globales de la marca.

Y es así como llegamos al modelo que hoy nos ocupa, la versión diésel más poderosa y dinámica del BMW X6 2015, que al igual que sucedió con la primera generación, toma como base al X5 (en este caso, al BMW X5 F15). Dentro de la gama, el BMW X6 M50d 2015 que probamos se sitúa, tanto por precio como por rendimiento, como el tercer escalón de la gama, por debajo del X6 xDrive50i con motor V8 de 450 CV (aunque este último es ligeramente más asequible) y del radical BMW X6 M 2015, que está propulsado por un motor con 575 CV de potencia.

PRUEBA BMW X6 M50d 2015 (2)

La carrocería del BMW X6 M50d 2015 es musculosa, con una imagen que transmite fuerza y poderío gracias, en parte, a sus colosales dimensiones. Con una longitud de 4,91 metros, una anchura de 1,99 metros y una altura de 1,7 metros, es unos 20 cm más largo y 10 cm más ancho que su hermano pequeño, el BMW X4 (prueba). Eso sí, los ingenieros de la marca alemana se las han arreglado para mejorar el coeficiente aerodinámico del modelo. Para ello, han introducido varias medidas, como las trampillas de la parrilla delantera o los neumáticos de baja resistencia a la rodadura, para conseguir rebajar el consumo y las emisiones de toda la gama hasta en un 22%.

Las grandes entradas de aire, el aspecto del parachoques delantero y trasero, las taloneras o el difusor trasero son elementos específicos de la versión X6 M50d 2015 de la prueba, aunque también podrán equiparlo otros X6 si se selecciona la opción del paquete M. También son exclusivos de este modelo las varillas horizontales de las entradas de aire, la línea Shadow Line brillante (elimina los elementos cromados), las carcasas de los retrovisores exteriores y las salidas de escape trapezoidales de color negro cromado (idénticas a las del X6 xDrive50i).

PRUEBA BMW X6 M50d 2015 (3)

Nada más subirnos al habitáculo del X6 2015 que probamos, uno de inmediato se da cuenta del importante salto de calidad que ha sufrido. No es que la generación anterior pecara en este sentido, pero es que el nuevo modelo pone el listón mucho más alto. Prueba de ello es que, aunque el diseño es muy similar al del X5, toma gran parte de los elementos del lujoso gran turismo de la marca, el BMW Serie 6 2015. Y para darle ese toque de exclusividad que buscan los clientes de SUV de gama alta, dispone también de un cuadro de mandos heredado directamente del buque insignia de la firma, el BMW Serie 7. El maletero tiene una capacidad de 580 litros que pueden llegar hasta los 1.525 litros si abatimos los asientos traseros (de serie, en proporción 40:20:40).

Pero como el modelo que probamos no es un X6 cualquiera, se trata de una versión desarrollada por BMW M Performance, también cuanta con detalles únicos en su interior. De esta forma, el BMW X6 M50d emplea unos asientos deportivos tapizados con una combinación de cuero y alcántara, un volante M forrado en cuero (con un tacto y grosor fantásticos, por cierto) y unos apliques decorativos de aluminio. Tampoco faltan unos pedales de aluminio, multitud de logotipos M, molduras de protección en los umbrales de las puertas o la leyenda ‘X6 M50d’ que se puede leer en el cuadro de instrumentos cuando ponemos en marcha el vehículo.

PRUEBA BMW X6 M50d 2015 (19)

El hecho de que el X6 M50d haya sido desarrollado por BMW M Performance, el escalón inferior a los modelos M tradicionales, hace que también disponga de ajustes y elementos específicos a nivel de chasis. Por ejemplo, incluye la función del control dinámico de la amortiguación (DDC), la suspensión neumática regulable en el eje trasero, unos cojinetes más rígidos y unos reglajes para la dirección Servotronic más deportivos. Todo esto se puede complementar con kit dinámico adaptativo de chasis que montaba el M50d que probamos y que incluye el sistema Dynamic Performance Control (DPC) con distribución variable del par entre las ruedas posteriores, y el sistema Dynamic Drive.

Por supuesto, tampoco falta un equipo de frenos sobredimensionado, con discos de 385 milímetros de diámetro en el tren delantero y de 345 mm en el posterior, necesarios para detener con garantías los 2.260 kilogramos que pesa el vehículo. También son exclusivas de este modelo las llantas de aleación de 19 pulgadas de diámetro con neumáticos de diferente medida en ambos trenes (255/50 R19 delante y 285/45 R19 detrás) y que opcionalmente, pueden ser de 20 pulgadas de diámetro como las que calzaba la unidad que pudimos probar.

PRUEBA BMW X6 M50d 2015 (18)

Llega el momento de hablaros de la verdadera estrella del X6 M50d de la prueba, su portentoso motor turbodiésel. Se trata del conocido bloque de seis cilindros en línea y 3 litros de cilindrada de la marca pero que para la ocasión, dispone de un sistema de sobrealimentación compuesto por tres turbocompresores e inyección directa por conducto común con inyectores piezoeléctricos que aplican una presión máxima de 2.200 bares. El sistema incluye dos turbos de dimensiones reducidas, que se encargan de proporcionar una respuesta instantánea a bajas revoluciones, mientras que un turbocompresor de mayor diámetro se encarga de aumentar la presión a altas revoluciones.

El resultado de todo esto es simplemente espectacular, pues es capaz de producir nada menos que 381 CV de potencia máxima y un impresionante par motor de 740 Nm. Con semejante propulsor, los 2.260 kilogramos del BMW X6 diésel más potente parecen menos, pues este modelo es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan sólo 5,2 segundos (una décima más rápido que la generación anterior del M50d) y alcanza los 250 km/h de punta. Y atención, porque homologa una media combinada de gasto de combustible de tan sólo 6,6 l/100 km, aunque durante el breve recorrido que realizamos en la presentación nacional, gastó algo más (se quedó en unos aceptables 10,5 l/100km tras haber circulado por carreteras secundarias de la sierra madrileña).

PRUEBA BMW X6 M50d 2015 (23)

Tras haber puesto a prueba el nuevo X6 M50d, te podemos asegurar que lo que más impresiona de este modelo es su tremenda capacidad de recuperación, pues gana velocidad con tal facilidad que como no estés atento, serás (un enorme) objetivo para los radares. Hay que resaltar también el excelente funcionamiento de la caja de cambios Steptronic de ocho velocidades, que según la marca, dispone también de una puesta a punto específica para esta versión.

Cuando nos pusimos por primera vez al volante de la primera generación del X6 nos quedemos muy sorprendidos por su comportamiento dinámico muy deportivo para ser un SUV de más de 2.000 kilogramos, en ese momento prácticamente no tenía rivales en ese sentido (sólo el Cayenne podía hacerle frente o incluso, superarle en algunos aspectos). Pues bien, el BMW X6 2015 continúa en la misma línea. La rigidez de la carrocería, la firmeza de las suspensiones, la precisión de la dirección (para ser un SUV) y el aplomo que demuestra en toda circunstancia, hacen que sea extremadamente sencillo rodar a ritmos elevadísimos con este vehículo.

PRUEBA BMW X6 M50d 2015 (17)

Y además lo hace sin transmitir sensación de velocidad a sus ocupantes gracias, en parte, al excelente aislamiento acústico del habitáculo y a la ausencia de inclinaciones de la carrocería. Otro aspecto que ha llamado poderosamente nuestra atención es el sonido que emite el propulsor, que en ningún momento emite cualquier ruido o traqueteo que nos recuerde que estamos conduciendo un diésel. Al contrario, te garantizamos que si te subes en un BMW X6 M50d con los ojos vendados, nunca dirías que es un diésel, pues lo único que se escucha es una melodía que nos recuerda al fantástico gorgoteo de los motores V8 de gasolina.

En definitiva, si lo que buscas es un SUV con una imagen diferente y dinámica, que esté propulsado por un poderoso, y al mismo tiempo, eficiente motor turbodiésel, el X6 M50d puede ser tu opción ideal siempre que los 105.900 euros que pida la marca no supongan un problema para ti. Aunque si necesitas más de cinco plazas y quieres un habitáculo más versátil, siempre puedes optar por su ‘gemelo’, el BMW X5 M50d, que es unos 2.000 euros más barato.

Ficha técnica BMW X6 M50d 2015
Motor Cilindrada 2.993 cc
Cilindros 6 en línea
Potencia Máxima 381 CV / 4.000 – 4.400 rpm
Par Máximo 740 Nm / 2.000 – 3.000 rpm
Transmisión Caja de Cambios Automático 8 velocidades
Tracción Integral
Suspensión Delantera Doble trapecio / Resorte helicoidal
Trasera Multibrazo / Resorte neumático
Dimensiones Longitud 4.909 mm
Anchura 1.909 mm
Altura 1.702 mm
Distancia entre Ejes 2.933 mm
Alimentación Tipo de Alimentación Inyección directa. Tri-Turbo. Intercooler
Peso Peso 2.260 kg
Prestaciones Velocidad Máxima 250 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 5,2 seg
Consumos Urbano 7,2 l/100 km
Extraurbano 6,3 l/100 km
Combinado 6,6 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 174 g/km
Precio Precio Oficial 106.600 euros

 

 

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR