prueba-bmw-serie-2-gran-tourer-portada

PRUEBA: BMW Serie 2 Gran Tourer

Ya está disponible en el mercado español el segundo monovolumen de la gama de BMW tras el Serie 2 Active Tourer. Desarrollado a partir de este último, se diferencia principalmente por ofrecer un habitáculo con hasta siete plazas, convirtiéndose así en el primer vehículo del segmento de los monovolúmenes premium con un interior tan capaz. Nosotros ya hemos puesto a prueba el nuevo BMW Serie 2 Gran Tourer, aquí tienes nuestras conclusiones.

El pasado año BMW lanzó un vehículo inédito en su gama, no sólo por su condición de tracción delantera (también disponible con sistema xDrive), sobre todo porque era el primer monovolumen fabricado por la firma alemana, el BMW Serie 2 Active Tourer (prueba). Pues bien, unos cuantos meses después llega al mercado español un nuevo modelo también enfocado al segmento de los vehículos de corte familiar y que está desarrollado a partir de este último, el BMW Serie 2 Gran Tourer que hoy pongo a prueba.

La principal diferencia entre los dos monovolúmenes de la marca alemana radica en el tamaño, ya que el Serie 2 Gran Tourer que pruebo es poco más de 21 centímetros más largo y unos 5 centímetros más alto (y cuesta a igualdad de motorización 1.500 euros más). Ese aumento de la longitud total de la carrocería del Serie 2 Gran Tourer con respecto al Serie 2 Active Tourer se ha conseguido ampliando la distancia entre ejes en 11 cm, mientras que el resto provienen del aumento de algo más de 10 cm del voladizo trasero. Por tanto, como podrás imaginar, todo esto se traduce en un habitáculo mucho más espacioso.

BMW 220d xDrive Gran Tourer

Y cuando digo mucho, no exagero en absoluto. Para que te hagas una idea, el maletero del BMW Serie 2 Gran Tourer alcanza un volumen con dos filas de asientos de 645 litros, pero como esa segunda fila se puede regular longitudinalmente en 13 cm, con cinco plazas utilizables puede llegar a los 805 litros. Es decir, nada menos que 305 litros más que un BMW Serie 3 (prueba) con carrocería Touring, por poner un ejemplo, que además exteriormente es 6 centímetros más largo. Y si plegamos la fila trasera, la cifra alcanza los 1.905 litros, superando incluso al que hasta ahora era el modelo más versátil del fabricante alemán, el BMW X5 (que ofrece 1.870 litros con los asientos abatidos).

Cuando añadimos la tercera fila de asientos, que forma parte del equipamiento opcional (900 euros), la capacidad del maletero BMW Serie 2 Gran Tourer de la prueba se reduce ligeramente con cinco plazas en uso, situándose en los 560 litros (1.802 litros con todos los asientos plegados). Lo que no ha indicado la marca es la capacidad de carga si estamos usando las siete plazas (imagen), simplemente afirma que “ofrece suficiente espacio para suficiente equipaje de menores dimensiones”.

BMW 220d xDrive Gran Tourer

El acceso a la tercera fila de asientos del BMW Serie 2 Gran Tourer es relativamente sencillo gracias a que las butacas intermedias tienen un gran margen de movimiento. Eso sí, no recomendaría llevar ahí personas de cierta estatura, ya que mientras que la altura en la segunda fila es realmente amplia, no lo es tanto en las dos últimas plazas. En mi caso, que mido algo más de 1,80 m, me veía forzado a agachar la cabeza y tampoco es que dispusiera de mucho espacio para las piernas.

A nivel de comportamiento, no he notado diferencia alguna con el Active Tourer, en parte gracias a que he probado el BMW 218d Gran Tourer equipado con la misma mecánica de cuatro cilindros y 2.0 litros de capacidad con 150 CV de potencia, por lo que las sensaciones que plasmé cuando tuve ocasión de probar al primero son idénticas aquí (puedes leerlo en este enlace). Sin embargo, en esta ocasión ese propulsor estaba asociado al cambio automático de ocho relaciones Steptronic (un extra de 2.395,80 euros), de funcionamiento francamente intachable, agradable y cómodo de utilizar.

BMW 220d xDrive Gran Tourer

La gama de motorizaciones del Gran Tourer tiene un abanico de potencias de entre 116 y 192 CV. Además del diésel ya mencionado, hay uno por debajo tricilíndrico con 116 CV (216d) y otro por encima con cuatro cilindros y 190 CV (220d), que además se puede asociar con la tracción total xDrive. En gasolina, encontramos uno de tres cilindros con 136 CV (216i) y otro con 192 CV (220i), que se alza como el más potente de la gama. Los dos motores de acceso, 216d y 216i, emiten menos de 120 gramos de CO2 por kilómetro, por lo que pueden beneficiarse del Plan PIVE 8 (además de los descuentos por familia numerosa en el caso de los siete plazas).

En cuanto al equipamiento, desde hace un tiempo BMW está dotando a sus modelos de una mayor dotación de serie y en este caso también es así. Incluye elementos como el portón del maletero con apertura y cierre asistido, el sistema de radio BMW Profesional, conectividad Bluetooth, sistema de mando iDrive con pantalla a color de 6,5 pulgadas, Driving Experience Control (con modo EcoPro, Confort y Sport), apoyabrazos delantero, freno de mano eléctrico o climatizador bizona, entre otras cosas. Además, como de costumbre, se puede ampliar recurriendo a la larga lista de equipamiento opcional y de accesorios.

BMW 220d xDrive Gran Tourer

Para facilitar la configuración del BMW Serie 2 Gran Tourer a los clientes, como ya sucede con otros modelos de BMW, se ofrecen cuatro líneas de acabados adicionales, Advantage, Sport, Luxury y M Sport. Probablemente la más interesante de todas ellas sea también la más asequible, ya que por 1.800 euros más (900 euros con la promoción que hay actualmente) incluye sensores de aparcamiento traseros, control de crucero con función de freno y faros con tecnología LED para todas sus funciones (estos tres elementos, pedidos por separado, suman 2.132 euros).

Y pasemos ahora a conocer el precio del BMW Serie 2 Gran Tourer, que queda estructurado de la siguiente manera:

Gasolina:

– BMW 216i Gran Tourer: 30.550 euros

– BMW 218i Gran Tourer: 34.063 euros

– BMW 220i Gran Tourer: 35.250 euros

Diésel:

– BMW 216d Gran Tourer: 29.950 euros

– BMW 218d Gran Tourer: 32.350 euros

– BMW 220d Gran Tourer: 37.950 euros

– BMW 220d xDrive Gran Tourer: 40.350 euros

BMW 220d xDrive Gran Tourer

En definitiva, el BMW Serie 2 Gran Tourer que he probado me parece una opción interesante para aquellos conductores que necesiten un monovolumen con un habitáculo amplio y cómodo, pero que estén dispuestos a gastar más dinero con tal de conducir un vehículo de mayor calidad que los que ofrece la competencia. No hay duda en este sentido, estamos ante el vehículo de su categoría con mejores acabados y con el comportamiento dinámico más próximo al de un turismo.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR