Audi Quattro Group S Prototype

Audi Quattro Group S Prototype: así suenan sus 1.000 CV

La década de 1980 supuso cambios en las competiciones automovilísticas. Los coches de rallye crecían en prestaciones y emoción, pero aumentaba el peligro para los pilotos y para la propia competición. El incremento de la potencia de las mecánicas transgredían las leyes del raciocinio, mientras que las medidas de seguridad se mantenían a unos niveles que para nada aseguraban la integridad de los participantes (o de los espectactadores). Antes de prohibir estas máquinas nació en secreto el Audi Quattro Group S Prototype, un bólido que ahora, 30 años después de su gestación, se estrena ante el público por primera vez.

Cualquier amante de los rallyes conocerá el alocado Grupo B del Campeonato. Un conjunto de reglas establecidas en los 80′ permitían a los fabricantes presentar prototipos con motores que alcanzaban los 400 CV con la única condición de que se llevaran a la producción un mínimo de 200 unidades. Pero esto se llevó un paso más allá y se permitieron los modelos ‘Evolution’, los cuales eran más exclusivos y sólo se requería que se fabricaran 25 unidades.

Para el malestar de muchos y el respiro de otros, el Grupo B fue cancelado debido a la peligrosidad, hecha realidad en una serie de fatales accidentes, ocasionados por el exceso de potencia para las medidas de seguridad de la época y a las prolongadas sesiones de competición que a menudo se alargaban hasta bien entrada la noche. Pero antes de ello, vio la luz, durante poco tiempo, el Grupo S, donde se partía de los vehículos ‘Evolution’ del Grupo B y se potenciaban hasta cifras superiores a los 800 CV con carrocerías donde la aerodinámica jugaba un papel fundamental.

Audi Tradition „Rally-Mekka“ Daun

Antes de la desaparición del Grupo S, al mismo tiempo que el Grupo B, Lancia -legendaria en el Grupo B- tenía su prototipo de 800 CV denominado ECV2 y un equipo de empleados de Audi hizo lo propio, pero en secreto. Construyó un prototipo con tracción integral y 1.000 CV de potencia, denominado Audi Quattro Group S Prototype, en unas instalaciones en Desna, en la República Checa. Este equipo mantuvo en secreto el desarrollo del prototipo, en secreto incluso para sus jefes, ya que cuando lo descubrieron todos los concepts fueron destruidos. Para producirlo, enviaban las piezas desde Alemania en contenedores no etiquetados y el dinero para su desarrollo sin especificar en ningún libro.

Audi Quattro Group S 1000 cv

Un viejo reportaje sobre este radical prototipo nos aporta más detalles sobre el coche, su mecánica y su razón de existir y desaparecer. Todo surgió de la necesidad de desarrollar un vehículo con motor central -esquema que ya seguían sus máximos rivales en el campeonato de rallyes-, pero chocaba con la filosofía de evolución de la marca. A la cabeza del proyecto secreto se encontraba Roland Gumpert -fundador de la marca de automóviles Gumpert-. El propio Roland dirigió al equipo de ingenieros para el desarrollo de los prototipos y, aunque los vehículos de prueba se parecían al Audi Sport Quattro, incluso su motor era el mismo de cinco cilindros, consiguieron que su bloque, que se encontraba en posición central, alcanzara los 1.000 CV de potencia.

Audi Tradition presents “rarities” at the Techno Classica cl

El Audi Quattro Group S Prototype fue probado por el mismísimo Walter Röhrl en una solitaria carretera. Alertados por el fortísimo sonido que desprendían los escapes del prototipo, una patrulla de la Policía lo detuvo, aunque permitieron que Röhrl diera media vuelta y se salvara de lo que hubiera sido el destape del secreto. Por desgracia para Gumpert, un fotógrafo que pasaba por allí consiguió una instantánea, la publicó al día siguiente y Ferdinand Piech -director ejecutivo de Audi por aquel entonces y nieto del legendario Ferdinand Porsche– ordenó la destrucción de todos los prototipos, o casi todos.

Proyecto Secreto 1000 CV de Audi

Roland Gumpert, en su genialidad, mantuvo escondida una unidad del prototipo. Unidad que no aparecía en ningún registro oficial de la marca. Actualmente forma parte del museo Ingolstadt de Audi. La imagen del artículo forma parte de un reportaje fotográfico de la firma en sus instalaciones, realizado en 2001, sobre el Audi Quattro y el Audi TT, y al fondo de la fotografía en cuestión se observa el brutal prototipo secreto de Audi para el Grupo S. Aquí tienes algunas instantáneas (galería 1 y galería 2) de la brutal máquina.

Ahora, cuando se cumplen 30 años de la gestación del Audi Group S, la firma de los cuatro aros ha decidido permitir que este espectacular prototipo de competición debutara ante el público en el marco del Eifel Rallye Festival 2016, un momento único que está recogido en las imágenes que aparecen en el vídeo que tienes justo encima de estas líneas. El debut de este modelo coincide con el tour anual de Audi Tradition, que en 2016 incluye más de 20 eventos diferentes y que brinda la oportunidad a los aficionados de ver en acción a coches como este o como el espectacular Auto Union Type C.

Fuentes: Jalopnik, The Smoking Tire

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR