Previo Rallye de Bulgaria

La base del Rallye de Bulgaria se… sitúa en Borovets, un resort de esquí 70 Km al sur de la capital del país, Sofia. Como es de esperar en una región con importantes nevadas en temporada de invierno, Borovets está a 1.300 metros (en las montañas Rila, donde la media de lluvias es siete veces más alta […]

La base del Rallye de Bulgaria se… sitúa en Borovets, un resort de esquí 70 Km al sur de la capital del país, Sofia.

Como es de esperar en una región con importantes nevadas en temporada de invierno, Borovets está a 1.300 metros (en las montañas Rila, donde la media de lluvias es siete veces más alta que en cualquier otro lugar de Bulgaria).

Y si eso no fuera suficientemente alto, los tramos de la prueba ascienden otros 700 metros, llegando a mitad de camino del Lago Belmeken (es una reserva), a 2.054 metros.

Aunque sea la primera vez que esta prueba se disputa en el WRC, será la 41ª edición del rallye internacional más importante de Bulgaria, que lleva desde 1988 puntuando para el Campeonato de Europa de Rallyes, y ha sido candidato al WRC las dos últimas temporadas.

Anteriormente la salida de la prueba se ubicaba en el resort de Zlantni Piasatzi, en el Mar Negro; los organizadores la trasladaron a Borovets, 500 Km al oeste, en 2002, lo que permitió recortar de forma drástica los enlaces entre el parque de asistencia y los tramos. Debido a ello, esta es una de las pruebas con el itinerario más compacto – y de mayor altitud- del WRC.

Puede que sólo haya siete tramos a disputar en dos ocasiones cada uno, pero de ellos, el más corto tiene una distancia de 17.73 Km (Slavovitsa, última especial del rallye), y el más largo es el primero, Batak Lake, con 31.77 Km. Una vez más, se trata de una reserva, no un lago natural, aunque se parezcan.

Algunos tramos del rallye son de asfalto, al estilo de las carreteras catalanas, de buena calidad y rápidas, pero la mayoría recuerdan más a las pistas técnicas, con curvas y algunos baches de las regiones alpinas. Se trata de carreteras cubiertas de hielo y nieve entre otoño y primavera, así que no esperéis ver paisajes verdes como una mesa de billar a lo largo de los tres días del rallye.

¿Quién ganará?
Al tratarse de una prueba nueva, no hay referencias previas, pero el piloto de Citroën Sebastien Loeb tiene que salir inevitablemente como favorito. El equipo francés ha estado realizando test en Bulgaria para preparar la séptima prueba de la temporada y, al llevar invicto en el Mundial de Rallyes desde el 2004, Loeb se tomará su tiempo para adaptarse.

Si Ford consigue ganar al C4 de Loeb, aún tendrán que vencer al coche gemelo de la marca, pilotado por Dani Sordo. Sordo es excepcional en asfalto. Siempre que el piloto español ha llevado su World Rally Car hasta la meta en un rallye de asfalto ha sido para finalizar en el podio. Y por si Citroën no fuera suficientemente fuerte, está también el pequeño asunto del ex Campeón de Fórmula 1, Kimi Raikkonen (Citroën Junior Team), el cual desde luego sabe una o dos cosas sobre cómo sacarle el máximo partido a las cuatro ruedas en asfalto.

La ofensiva de Ford estará liderada una vez más por Mikko Hirvonen, con su compañero finlandés, Jari-Matti Latvala, a los mandos del segundo Focus. El piloto de Stobart, Matthew Wilson, correrá con el equipo de Cumbria junto al bicampeón Júnior P-G Andersson, el cual podría sorprender en su debut en el WRC con un Ford.

Viernes 9 de julio-domingo 11 de julio

WRC

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR