Porsche Junior Porsche 984

Porsche 984: el deportivo biplaza secreto con ADN de SEAT

En 1984 hubo una estrecha colaboración entre SEAT y Porsche para crear un deportivo biplaza: el 984. El constructor español abandonó el proyecto en favor del Ibiza Cabrio. Pero la de Stuttgart siguió con él, y así es como creó el Porsche 984 -conocido también como Porsche Junior-, un cabrio deportivo en el que primaba la construcción ligera y aerodinámica en lugar de una carrocería musculosa.

Son muchos los proyectos secretos que Porsche guarda en una nave de Stuttgart a tres km de su famoso museo. Algunos ya te los hemos sacado a la luz, otros lo haremos en unas semanas. Pero, sin lugar a dudas, este que te traigo hoy, el Porsche 984, es uno de los más interesantes dada su procedencia española.

madriguera secreta porsche

Corría el año 1981 cuando Juan José Díaz Ruiz, director de exportaciones de SEAT por aquel entonces, se marcó como objetivo internacionalizar la compañía española, una compañía que era bastante débil como fabricante. Por ello buscó la colaboración con marcas de renombre como Giugiaro o Porsche. El Ronda y el Málaga fueron los primeros modelos de la empresa de Martorell en equipar los famosos motores con tecnología System Porsche. En 1984 se unió a ese selecto club el Ibiza. Ese mismo año, la firma fundada por el Instituto Nacional de Industria de España propuso a la de Stutrgart, que también pasaba por horas bajas, realizar conjuntamente un deportivo asequible con el mayor número de piezas suministradas por la española. La idea era acoplar el motor 1.5 fabricado por Porsche con Referencia 970/11.

seat porsche 984

Según nuestro compañero Vicente Cano, redactor de Auto Bild, prácticamente nadie en SEAT había oído hablar de este proyecto secreto, que, por suerte o por desgracia, se suspendió ese mismo año por el coste, que era demasiado alto, y por los volúmenes potenciales de venta, que eran muy bajos debido a la dimensión de la red comercial. Además de los problemas económicos, SEAT no estaba interesada en la tracción a las cuatro ruedas. Pero lo que más peso tuvo en la cancelación del SEAT Porsche 984 fue la apuesta, en un principio, por la versión cabrio del Ibiza, que estaba desarrollando ‘American Sunroof Company’ –vehículo que se encuentra en el museo de SEAT- y que posteriormente también ‘murió’.

porsche-junio

Pero el proyecto, grosso modo, siguió adelante, aunque ya únicamente en manos del Centro de Desarrollo de Porsche situado en Weissach. La idea era la misma: crear el futuro roadster compacto, ligero y aerodinámico. Con el nombre de Porsche 984, por el año en el que inició el trabajo, o ‘Porsche Junior’, este biplaza económico (40.000 DM), dirigido a clientes jóvenes y a gente que le gustase los deportivos, tenía el objetivo de ofrecer una conducción dinámica, aunque no como hasta la fecha, sino con una baja resistencia al avance. Además, tenía que tener una media de consumo muy justa. Finalmente se optó por un motor bóxer de 2,0 litros y cuatro cilindros, situado en posición trasera, capaz de rendir entre 120 y 150 CV. Ese bloque de 1.984 cc entregaría 135 CV, gracias al cual, junto con la aerodinámica optimizada de su carrocería y su peso contenido -880 kg- era capaz de alcanzar los 220 km/h.

cuadro-instrumentos-porshce-junior

El interior acoplaba piezas del Porsche 944, los controles electrónicos, del 928 y la transmisión, eso sí, revisada, del 912 E. Pero también, el 984 fue un ‘donante’: su dirección la tomaría el 964 y el diseño de los hombros de la zaga, el 944 Cabrio de 1990.

Por su parte, el chasis era monocasco y estaba realizado por chapas de acero; los paneles de la carrocería, de GRP (plástico reforzado con vidrio).

Además, se estudió una versión descapotable con un novedoso techo rígido plegable y un modelo con tracción a las cuatro ruedas que iría destinado al mundo de la competición.

porsche_junior_interior

Finalmente, el Porsche 984 nunca llegó a los concesionarios. Hubo dos razones por la que la compañía alemana detuvo el proyecto en marzo de 1988: la fuerte caída del dólar en 1987 y el inicio del retroceso de las ventas. Lo que sí está claro es que allanó el terreno para el futuro descapotable de acceso que se situaría en la gama por debajo del ‘Nueveonce’: el Porsche Boxster.

Fotos: Porsche, Vicente Cano

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR