Lamborghini Huracán incautado (5)

Pillan a dos policías doblando la velocidad con un Lamborghini incautado ilegalmente

Erwyn Mackee, propietario de una compañía de superdeportivos de alquiler, ha descubierto que los dos policías que incautaron ilegalmente su Lamborghini Huracán en Reino Unido llegaron a circular al doble de la velocidad permitida en las inmediaciones del aeropuerto de Heathrow. A uno de los agentes le han multado y restado puntos de su carné de conducir y el otro se enfrenta a una investigación interna.

Erwyn Mackee, propietario de City Supercars, una compañía de superdeportivos de alquiler con sede en Reino Unido, ha denunciado públicamente a través de una conocida plataforma que ha pillado a los dos policías que incautaron ilegalmente su Lamborghini Huracán doblando el límite de velocidad en las inmediaciones del aeropuerto de Heathrow. Uno de los agentes ha sido multado y le han restado puntos de su carné de conducir (en realidad le han sumado puntos, pues en Reino Unido el carné por puntos funciona al revés que en España) y el otro se enfrenta a una investigación interna.

El dispositivo de seguimiento por GPS que llevaba instalado el Lamborghini Huracán LP610-4 de la compañía de alquiler, aunque originalmente está pensado para saber dónde se encuentra el coche en todo momento en caso de que, por ejemplo, se produzca un robo, ha sido el ‘chivato’ que ha delatado los excesos cometidos al volante de este Lamborghini por los dos agentes. Dos policías que además de cometer infracciones de tráfico, pues llegaron a circular a 60 millas por hora en una zona limitada a 30 mph, previamente incautaron el coche de forma ilegal, según afirman medios como CarScoops.

Lamborghini Huracán incautado (1)

Al parecer, para los agentes el Lamborghini circulaba sin el seguro obligatorio al día, pero el conductor del coche alquilado se puso de inmediato en contacto con Erwyn Mackee, el propietario de City Supercars, que informó de que eso no era así, que recientemente habían renovado la póliza y que sí estaba correctamente asegurado. Les explicó que la base de datos que estaban consultando tardaba un tiempo en actualizarse con la información correcta, pero aun así decidieron quitárselo.

Una vez incautado, se dispusieron a llevar el Lamborghini Huracán (prueba) al depósito y es aquí donde viene la parte extraña, pues en lugar de llamar a una grúa, lo que uno pensaría que sería lo lógico, sobretodo sabiendo que para los agentes se suponía que el coche no tenía seguro, decidieron llevarlo por sus propios medios. Fueron cazados por el sistema de GPS circulando a 101 km/h en una zona limitada a 48 km/h y tras descubrirlo, Erwyn Mackee, que también es abogado, presentó una queja formal que ha desembocado en una sanción para el que conducía y en una investigación interna para su compañero.

Fuente: CarScoops

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR