Los padres sirven de modelo de malos hábitos entre los jóvenes conductores españoles

De acuerdo con el estudio realizado por el fabricante de neumáticos Goodyear y la Asociación Europea de Autoescuelas (EFA), los malos hábitos que copian de sus padres causan irresponsabilidad entre los jóvenes españoles al volante. Junto con España, Italia, Francia y Austria son los países europeos en los que la transmisión de malos hábitos de conducción de […]

De acuerdo con el estudio realizado por el fabricante de neumáticos Goodyear y la Asociación Europea de Autoescuelas (EFA), los malos hábitos que copian de sus padres causan irresponsabilidad entre los jóvenes españoles al volante.

Junto con España, Italia, Francia y Austria son los países europeos en los que la transmisión de malos hábitos de conducción de padres a hijos supone un problema mayor. En Polonia, Suiza y la República Checa por el contrario, el problema no es tan pronunciado.

En todo el continente, el 64% de los profesores de autoescuela cree que los conductores jóvenes adoptan malos hábitos de conducción tras años observando la conducta de sus padres al volante. En España, los instructores también consideran que la presión de sus “colegas” tiene una influencia importante en la tendencia de los jóvenes a conducir de forma irresponsable (60%).

A pesar de su experiencia profesional, los profesores de autoescuela españoles son pesimistas sobre su capacidad de influir en la actitud de los jóvenes con respecto a la seguridad vial. Así, el 35% cree que los amigos tienen más influencia a la hora de incidir en los malos hábitos de conducción.

Jens Völmicke, Director de Comunicación Corporativa de Goodyear Dunlop EMEA, ha declarado: “Aunque nada puede sustituir a la formación de calidad impartida por instructores experimentados, estos resultados ponen de manifiesto que la conducción responsable se debe empezar a inculcar en casa, desde una edad temprana”.

John Lepine, Presidente de la Asociación de Autoescuelas Europea, ha añadido: “Estos resultados confirman lo importante que es para los jóvenes contar con modelos positivos de conducta en la carretera. No nos sorprende averiguar que los jóvenes imitan costumbres (buenas y malas) desde una edad temprana. Creemos que si más padres fuesen conscientes de cómo influyen sus hábitos de conducción en la actitud de sus hijos frente a la seguridad vial, el resultado nos llevaría a tener unas carreteras más seguras y unos conductores jóvenes más responsables.”

El papel de los padres es fundamental

Los instructores españoles mencionan varios métodos para inculcar hábitos de conducción segura. Así, para el 81% dar buen ejemplo es lo más importante que pueden hacer los padres para que sus hijos lleguen a ser conductores más responsables. Muy por detrás le siguen otras iniciativas como hablar sobre seguridad vial en casa (30%) o enseñarles sobre mantenimiento del vehículo para que sea más seguro (26%).

Más de la mitad de los profesores españoles se muestran a favor de la “caja negra”, tecnología que permite a los padres monitorizar la velocidad y aceleración que alcanzan sus hijos. El Reino Unido es el país en el que este sistema es más popular: un 79% de los instructores británicos está a favor, mientras que en Dinamarca sólo lo apoya la cuarta parte (24%).

En relación a estos resultados, John Lepine de la EFA ha concluido: “En lo que se refiere a mejorar la seguridad vial de los conductores noveles, no hay una solución fácil. Existen muchos factores que afectan al modo en que un joven encara la seguridad al volante, pero hacerles ver a los padres cuánto influyen en sus hijos, desde sus primeros años hasta la adolescencia, puede afectar los otros factores. Por ejemplo, si un padre utiliza el teléfono móvil mientras conduce, se puede esperar que su hijo haga lo mismo.”

Por su parte, Jens Völmicke de Goodyear ha declarado: “Esperamos que este estudio sirva como toque de atención para los padres que no son conscientes del poder que tienen a la hora de crear una nueva generación de conductores europeos respetuosos con la seguridad”.

La encuesta se componía de 37 preguntas y fue realizada entre profesores de autoescuela en quince países diferentes. Los países participantes fueron: Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Holanda, Polonia, Suiza, España, Reino Unido, Rusia, Turquía y Sudáfrica. En cada país se hizo un estudio del número global de profesores de autoescuela y solamente se solicitó a un número representativo que realizara el cuestionario. Las respuestas a las preguntas de todas las encuestas se recogieron y analizaron tanto a nivel nacional como a nivel de la Unión Europea. Los países que se incluyeron en el análisis europeo fueron: Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Holanda, Polonia, Suiza, España y Reino Unido (tamaño de la muestra = 2334). En el momento de realizar el análisis global europeo, los datos se ponderaron de forma equitativa en relación con la población de cada país, de esta forma se equilibraba la importancia de los distintos países.

La encuesta se realizó entre agosto y septiembre de 2013. Las entrevistas se llevaron a cabo a través de internet y en el idioma de cada país. Los resultados completos de la encuesta están disponibles previa solicitud.

Esta encuesta amplía la ya realizada en 2012 entre 6400 conductores noveles en 16 países (Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Holanda, Polonia, Rusia, España, Suecia, Suiza, Sudáfrica, Turquía y el Reino Unido).

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR