Opel Rekord C Black Widow

Opel Rekord C Black Widow

En 1967, la firma alemana con sede en Rüsselsheim decidió volver al mundo de la competición tras la Segunda Guerra Mundial. Para ello creó el Opel Rekord C Black Widow, un coche de carreras que fue pilotado por el mismísimo Nikki Lauda y que en la década de los 70’ desapareció misteriosamente.

En 1966, Opel decidió sacar a producción el sustituto del Rekord B, modelo que, por inverosímil que parezca, solo se comercializó durante un año. El nuevo vehículo, denominado Opel Rekod C como mandaba por aquel entonces la tradición, era más largo, ancho y alto que su antecesor. Lo que sí mantuvo fue parte de la gama de motores.

Opel Rekord C Viuda Negra (1)

A finales de 1960, y por primera vez tras la Segunda Guerra Mundial, Opel decidió volver a los circuitos. Como ocurriese con el desarrollo del exitoso Opel Experimental GT, este proyecto, la creación de un coche de carreras, se llevó en secreto. Fue Erich Bitter, apoyado por algunos empleados entusiastas de los deportes del motor, el que sugirió la idea de crear un coche para competir y Anatole Lapine, que cedió el taller situado en el Estudio de Diseño de Rüsselsheim para su producción, el que la materializó, todo ello a espaldas del equipo directivo. Y qué mejor sitio para llevarlo a cabo que en el hermético centro europeo, centro del que se llegó a decir que era “más fácil entrar en Fort Knox -base militar del Ejército estadounidense ubicada en Kentucky- que en el N10”. Para la estructura del coche decidieron tomar el exitoso Opel Rekord C, en concreto la versión coupé lanzada en la primavera de 1967 y denominada Sprint, ya que equipaba la evolución del propulsor de 1.897 cc, que en lugar de 90 CV rendía 106 gracias a que su relación de compresión pasó de 9.0:1 a 9.5:1 y a sus dos nuevos carburadores de origen italiano Weber 40 DFO… y así es cómo nació ‘The Black Widow’ (La Viuda Negra).

La pintura negra que bañaba su carrocería y sus llantas le hizo ganarse ese apodo. También el de Taxi, y es que muchos pilotos lo utilizaban de forma despectiva, puesto que los taxis de aquella época eran de este mismo color. ¿Y qué hizo Opel? Ponerle el típico letrero amarillo en el techo.

Nikki Lauda Black Widow

El Opel Rekord C Black Widow, que estuvo en pista desde 1967 a 1969, dio grandes satisfacciones a pilotos de renombre como al citado Erich Bitter o a un jovencísimo Nikki Lauda. Estos pudieron sacar el máximo partido a su motor 1.9 de cuatro cilindros y 180 CV -cabe señalar que el bloque del ‘La Viuda Negra’ llevaba el doble de componentes respecto al del Rekord C convencional-, y por qué no decirlo, también sacar los colores a grandes oponentes como BMW o Porsche. Por suerte para algunos y para desgracia de los aficionados al motor, en la década de los 70’, el Rekord Black Widow desapareció misteriosamente. Se rumorea que fue desguazado cerca de Viena; solo los autores de este ‘secuestro’ conocían su paradero.

La-viueda-negra-Nikki-lauda

Hasta la fecha no se sabe nada de la unidad original de este famoso coche de carreras. Por esta misma razón, el ‘Opel Classic Workshop’, con Jens Cooper a la cabeza –quién tuvo un Rekord C cuando fue conductor novel-, decidió crear una réplica. La idea de Cooper era calcar ‘La Viuda Negra’ en un Opel Rekord C. Por suerte su equipo encontró cerca de la frontera española una unidad del modelo en cuestión en muy buenas condiciones: “El coche de la réplica estaba en un estado de ensueño. Casi no tenía corrosión”, manifestó Jens.

Jens Cooper Opel Rekord C Black Widow (2)

Si reproducir a la perfección es ya de por si una tarea peliaguda, imagina si no existe información alguna de la arquitectura o fuentes privadas que esclarezcan y faciliten el trabajo.

motor Opel Rekord C Black Widow

El primer paso fue observar con detenimiento todas las fotos del coche original que había creado Anatole Lapine, y el segundo, acudir a esta personalidad; ¿qué mejor información que la que puede brindar su autor? Jens visitó al viejo maestro en su casa de Baden-Baden, ciudad alemana en la que falleció en abril de 2012, y fue allí donde el antiguo director del Centro de Investigación de Opel y exjefe de diseño de Porsche le suministró toda la información necesaria. Como curiosidad, Cooper cuenta que Anatole le dibujó el eje trasero del Opel Rekord C Black Widow en un menú de ‘Meals on Wheels’.

Tras todo este proceso de documentación y su posterior fabricación, el ‘Opel Classic Workshop’ pudo presentar, después tres años de trabajo, la réplica casi perfecta del Opel Rekord C Black Widow.

Opel Rekord C Black Widow (2)

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR