Opel Performance Center (OPC)

15 años del Opel Performance Center (OPC)

El reciente lanzamiento del Opel Corsa OPC 2015, es la perfecta ocasión para rendir homenaje a la división de altas prestaciones de la firma alemana: Opel Performance Center – OPC. De vez en cuando, nos preguntamos ¿qué hay debajo del capó de esos coches con un característico azul ópalo en el exterior? Hay más que motores repotenciados, hay más que especificaciones de circuito trasladadas a la carretera, hay una historia que tiene quince años.

No le haremos una fiesta como en varios países de habla hispana, ni ponerle un hermoso vestido blanco -ya sabemos qué color le va mejor-, pero como en esas ocasiones, nos toca revivir los momentos trascendentales del Opel Performance Center, la división deportiva de la firma alemana que desde hace tres lustros construye coches de altas prestaciones, como también lo hace AMG para Mercedes-Benz, BMW M GmbH para BMW, Quattro GmbH para Audi o más recientemente R GmbH para Volkswagen.

opel-corsa-opc

OPC nace desde la concepción de una nueva filosofía respecto a la construcción de automóviles que tendría como pilar la aplicación de sus experiencias en la competición, particularmente en el Campeonato Alemán de Turismos (lo que conocemos por sus siglas DTM), aunque también han tomado ciertas reminiscencias de sus años en el Grupo B del Mundial de Rallyes. Sería poco justo no mencionar que el Calibra y el Manta, respectivamente, han sentado las bases para modelos de calle futuros.

Opel-Manta-400

Fusionar la tecnología de competición con la producción en serie de coches ya es una práctica de antaño, pero quienes lo hacen, son conscientes de las expectativas que generan en los potenciales consumidores. Esperan un coche que pueda destrozar el cronómetro en un ‘track day’ a la tarde e ir a comprar pan para el desayuno al día siguiente.

El Dr. Karl-Thomas Neumann, CEO de Opel, lo resume de la siguiente manera:

“El ‘Opel Performance Center’ ofrece a nuestros clientes vehículos dinámicos de alto rendimiento e irresistibles a la vez, con aspecto deportivo y diferentes del resto sin apartar la funcionalidad para el uso diario. Nuestros modelos OPC destacan por su excelente rendimiento y la pasión pura”.

Gama OPC

“La potencia debe ser visible“: el eslogan de OPC

La sintonía entre rendimiento y aspecto es algo que en la división deportiva de Opel se toman en serio: coches brutales bajo el capó pero galantes como una escultura en mármol. Con el Astra OPC y el Insignia OPC como sus portaestandartes, se da fe de las palabras de Mark Adams (vicepresidente del equipo de Diseño de Opel):

“Un OPC debe ser inmediatamente reconocible como tal (…) Cada detalle y cada línea debe transmitir el rendimiento del vehículo”.

Tomando como base esa premisa, el Astra OPC se caracteriza por su carrocería con nuevas defensas y faldones laterales, sumadas a un ‘spoiler’ aerodinámico y salidas de escape en forma trapezoidal. Por otra parte, el Insignia OPC cuenta con voluminosas tomas de aire a lo ‘dientes de tigre’ que dan un toque agresivo al buque de Opel.

OPC Opel Performance Center (2)

¿Extrañas los GSI? Se convirtieron en OPC

Cuando el Astra G sustituyó al Astra F en 1998, el ‘best-seller’ de Opel mejoró en calidad, eficiencia y amplitud, pero la leyenda del automovilismo y cofundador Opel OPC, Volker Strycek, sacó a relucir un defecto que, de no corregirse, pudo truncar los planes de la firma:

“El coche estaba muy lejos de ser adecuado para las carreras. Como no había planes para una versión GSI, nos faltaba un sistema de propulsión más competitivo y un chasis apropiado. Así que nos sentamos y reunimos para desarrollar y probar nuestro modelo inicial, el Opel Astra OPC 1, todo esto en el periodo de un año”.

Numerosos modelos OPC siguen destrozando las carreteras con sus matrículas puestas que, en algunos casos, salen al exterior inmediatamente después de establecer nuevos récords de vuelta en el indómito Nürburgring Nordschleife.

Actualmente, el portaestandarte deportivo es el Insignia OPC con 325 CV, pero el Astra OPC 2012 con 280 CV le pisa los talones. Con sus dimensiones compactas y una configuración más radical en la puesta a punto, lo sitúa casi a la par su hermano mayor, complicando las decisiones.

Opel Insignia OPC

1999: el inicio de la leyenda con el Opel Astra OPC

Sobre la base del ECOTEC de 2.0 litros y 136 CV, el recientemente consolidado equipo Opel Performance Center construyó un motor de mayor régimen y mejor respuesta respecto al modelo base. El propulsor compuesto por pistones forjados, árboles de levas de admisión más eficaces y escapes más grandes, junto con un sistema colector de escape y el gestor del bloque optimizado, dieron la cifra de 160 CV. Para mantenerlo alejado de los problemas por sobrecalentamiento, se le instaló un enfriador de aceite adicional y un termostato refrigerante adaptado para el nuevo Astra.

Obviamente, no podían dejar atrás al chasis; también necesitaba un poco de refinamiento para que estuviese en línea con el nuevo motor. Con Opel buscando que el resultado se refleje en las características de su transmisión y el manejo, el centro de gravedad del coche se redujo en dos centímetros con amortiguadores Bilstein. Asimismo, se incorporaron discos de freno traseros más grandes, llantas BBS de 17 pulgadas, brazos de suspensión de nuevo desarrollo y una dirección más eficaz. Además se le instaló un paquete aerodinámico y asientos Recaro. Incluso en nuestros días, el Astra OPC sigue siendo un “Street legal” muy popular que se mantiene al frente de los coches con motor atmosférico de 2,0 litros.

Volker Strycek fue responsable de 2.500 de los legendarios Astra OPC, necesarios para la homologación y producción en serie (si la intención fuera entrar a las carreras). Sin embargo, el entusiasmo era mucho más grande. Incluso antes de salir al mercado, los fanáticos, tanto locales como de todo el mundo se volvieron locos por el Astra OPC. Como resultado, se incrementó la producción a 3.000 y no quedaron unidades disponibles por vender en ¡¡cuatro meses!!

Opel Astra OPC

2001: nuevo milenio, nuevas mecánicas turbo y otro espectro de alcance

Con el éxito del Astra, decidieron ampliar horizontes e implementar los motores turboalimentados -hoy, un estándar entre los OPC-, pero debían hacerlo a lo grande y salirse del esquema ¿Cómo lo consiguieron? Introdujeron al minivan Zafira a la línea OPC.

Conservando los dos litros de cilindrada, la potencia lograda era de 192 CV para el minivan turbo, el Zafira, mientras que el ‘mimado’, el Astra, llegaba a los 200 CV. Con los años fueron aumentando las cifras y el motor ECOTEC llegaba a 280 CV y 400 Nm de torque que en la actualidad ostenta el Astra OPC.

Opel Performance Center

Tarea: dominar el Nürburgring

No se trataba sólo de construir coches e impresionar con ellos a los clientes, debían demostrar que los vehículos eran igual de capaces para el circuito que uno preparado para la competición. Ya en 2005, la prueba de fuego la realizó el Astra OPC estableciendo un tiempo de vuelta de 8:35:94.

El Zafira OPC no podía quedarse mirando y ser sólo un coche con el que la familia pueda ir cómoda, también estaba obligado a demostrar sus cualidades en los 20,7 kilómetros del Nordschleife. Su tiempo de 8:54:38, logrado en 2005, fue todo un hito y con ello se quedó con el récord para un minivan de producción en serie.

Estableciendo un punto medio entre el minivan y el hatchback, el Corsa OPC también tomó por asalto el circuito germano 8:47:99 volviéndose el compacto más rápido desde el 2007.

Con los modelos salidos del Opel Performance Center, no todo es cuestión de ver quién para el cronómetro antes; las pruebas responden también al deber de avalar una condición esencial: la fiabilidad.

Opel-Corsa-OPC-Design-220726

El nombre es un presagio

Hasta la fecha, el fabricante de automóviles con sede en Rüsselsheim ha producido dos ediciones especiales ‘Nürburgring’, una de ellas, basada en el Astra OPC en 2008 y la otra, en el Corsa OPC en 2011. El primero, con un mayor enfoque en circuito, tenía el mismo rendimiento que el Astra OPC habitual, pero ciertas diferencias de aspecto exterior e interior. En 2011, el Corsa OPC Nürburgring  Edition sufrío un ligero aumento de 18 CV para abrazar un total de 210 CV entregados por su motor 1.6 turbo. Un nuevo diferencial de deslizamiento limitado hacía de él un ‘cohete’ más radical y eficaz.

Opel Corsa OPC Nurburgring Edition

Hatchback con todas las letras

El Astra OPC es considerado el referente entre los hatchbacks desde el verano de 2012. Un turbo de dos litros con 280 CV y 400 Nm de torque posibilitan una propulsión excepcional logrando una aceleración de 0 a 100 km/h en seis segundos y una velocidad punta de 250 km/h. Para rodar en el Nürburgring Nordschleife, se afinó su suspensión delantera ‘HiPerStrut’ (High Performance Strut) y la mecánica de su diferencial de desplazamiento limitado, garantizando un excepcional agarre en el trazado y la mejor tracción posible para salir acelerando de las curvas cerradas, incluso en situación de lluvia. Detener el Astra OPC puede parecer complicado, no obstante, cuenta con un sistema de frenos Brembo de serie para tal efecto.

OPC Opel Performance Center (5)

Tracción total y genes de Turismo

El Insignia OPC es el actual portaestandarte de la marca. Su motor V6 turboalimentado de 2,8 litros produce 325 CV y 435 Nm complementados con nada menos que tracción a las cuatro ruedas. Con el fin de garantizar un óptimo aprovechamiento de la potencia, el equipo del Opel Performance Center desarrolló su sistema de tracción integral con tecnología basada en la experiencia adquirida durante el Campeonato Alemán de Turismos con el Calibra (en su tiempo, ganador del Campeonato Internacional de Turismos de la temporada 1996). Con este potente corazón a su disposición, el Insignia OPC acelera de 0 a 100 km/h en seis segundos y alcanza una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km/h. Sin embargo, el Insignia puede ir aún más rápido. La versión con cambio manual puede rebasar los 270 km/h una vez suprimido el limitador de velocidad.

Opel Insignia OPC (5)

No sólo en casa

La gama de OPC, hoy día, abarca a los tradicionales: Astra, Insignia y Corsa. Sus parientes del mercado británico -Vauxhall- también han probado la dosis de potencia extra bajo la denominación equivalente VXR (web). La parte curiosa es que también son desarrollados en Rüsselsheim, puesto que sus modelos son los mismos que Opel introduce al mercado pero con las especificaciones propias del Reino Unido. El suceso al otro lado del charco es que no existen modelos OPC fuera del lineamiento europeo. Particularmente el Corsa, el Vectra, el Meriva y el Astra también se vendieron en América bajo la marca Chevrolet, aunque no tuvieron versiones de altas prestaciones.

Vauxhall-Astra-VXR

Quince años de constante desarrollo se resumen en un listado de las acciones más importantes hechas por el Opel Performance Center, y que seguirán haciendo hitos en la industria.

– 1999: Lanzamiento al mercado del Astra OPC (motor atmosférico de 2,0 litros con 160 CV).
– 2001: Introducción del Zafira OPC (2.0 turbo con 192 CV).
– 2002: Lanzamiento al mercado de la segunda generación del Astra OPC (2,0 litros turbo con 200 CV, de tres puertas y también en la variante Caravan).
– 2005: 20.000 vehículos OPC vendidos en toda Europa en sólo cinco años.
Lanzamiento al mercado del Astra OPC (2.0 turbo con 240 CV).
Segunda generación del Zafira OPC (2,0 litros turbo con 240 CV).
Lanzamiento al mercado del Vectra OPC y Vectra Caravan OPC (2,8 litros turbo V6 con 255 CV).
El Astra OPC establece un récord de vuelta para los hatchback de 8:35:94 en el Nürburgring Nordschleife.
– 2006: Introducción del Meriva OPC (1,6 litros turbo con 180 CV).
El Zafira OPC establece el récord de vuelta para un minivan con 8:54:38 en el Nürburgring Nordschleife.
– 2007: Lanzamiento al mercado del Corsa OPC (1.6 litros turbo con 192 CV).
El Corsa OPC establece un récord de vuelta de 8:47:99 en el circuito de Nürburgring Nordschleife para un utilitario.
– 2008: Lanzamiento de la edición especial Astra OPC ‘Nürburgring Edition’.
Implementación del chasis ‘IDS Plus 2’ de serie para el Astra OPC.
– 2009: Introducción al mercado del Astra OPC Race Camp Edition.
Introducción al mercado del Insignia OPC en con carrocería sedán y Sports Tourer (2.8 litros turbo V6 con 325 CV).
– 2011: Nace el  Opel Corsa ‘Nürburgring Edition’ con 210 CV.
– 2012: Astra OPC con motor 2,0 litros turbo de 280 CV.
– 2013: Mejoras en el desarrollo del chasis para el Insignia OPC.
– 2014: Se presenta un ‘remake’ del Astra OPC Extreme enfocada plenamente en el circuito y con posible destino a la producción.
– 2015: El Opel Corsa OPC 2015 ve la luz y equipa un motor 1.6 turbo que entrega 207 CV.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR