mercedes-s-65-amg-cabrio-2016 (3)

Mercedes S 65 AMG Cabrio 2016

La versión descapotable de la berlina de representación del fabricante alemán se completa con la llegada del Mercedes S 65 AMG Cabrio 2016. Se trata de la variante más rabiosa del elegante Cabrio, una bestia equipada con un motor V12 de 6.0 litros biturbo de 630 CV que mueve sus más de dos toneladas de peso con suficiente soltura.

El Mercedes S 65 AMG Cabrio 2016 acaba de entrar en escena y deja al ya de por sí potente S 63 AMG Cabrio como un modelo algo más light. La variante S 65 se presenta como el tope de gama de todo el Clase S, por lo que dispone de una más que impresionante mecánica V12 de 6.0 litros biturbo, transmisión automática AMG y todo el lujo característico de la berlina de representación de Mercedes-Benz.

Como es habitual, empecemos por su diseño. En la carrocería del Mercedes S 65 AMG Cabrio no faltan detalles cromados, deflectores aerodinámicos, una capota de lona de accionamiento electrohidráulico disponible en cuatro colores, un difusor, salidas de escape cromadas y llantas exclusivas. El interior, por su parte, dispondrá de cuero Nappa, asientos con ajuste eléctrico y climatización, volante de tres radios achatado, techo de lona con tapizado interior en microfibra, entre otros.

mercedes-s-65-amg-cabrio-2016 (8)

Bajo el capó, el Mercedes S 65 AMG Cabrio 2016 cuenta con una potente mecánica V12 de 6.0 litros biturbo que desarrolla un total de 630 CV disponibles entre 4.800 y 5.400 rpm, mientras que el par motor se sitúa en los 1.000 Nm entre las 2.300 y 4.300 rpm. Esta cantidad de potencia se envía a las ruedas a través de una transmisión automática AMG Speedshift Plus 7G-Tronic de siete relaciones, algo que le permite pasar de cero a 100 km/h en 4,1 segundos y alcanzar una velocidad punta limitada electrónicamente a 250 km/h o bien a 300 km/h se se añade el AMG Driver’s Package.

A nivel dinámico, el nuevo Mercedes S 65 AMG Cabrio dispone de suspensión neumática con sistema Airmatic y reglajes AMG con dos modos de conducción, llantas de 20 pulgadas, frenos de disco de composite de 420 mm y 360 mm, delante y detrás, así como dirección electromecánica con ajustes deportivos. La paleta de opciones de asistentes de seguridad es tan amplia como cabría esperar, con los habituales asistentes, así como el curioso sistema Airscarf con reposacabezas con calefacción por aire caliente.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR