mercedes-glc 2016

Mercedes GLC: el GLK ya tiene sustituto

El Mercedes GLC llega al mercado con unas cotas mayores que las de su sustituto, el GLK. La gama de motores está formada por bloques diésel, uno de gasolina y otro híbrido enchufable, todos ellos acoplados a un cambio automático, por lo que, por ahora, no existe opción manual. Las primeras unidades llegarán en septiembre.

La firma de la estrella ha presentado el Mercedes GLC, el SUV de tamaño medio que viene a ser la segunda generación del GLK, solo que adopta un nuevo nombre para simplificar y facilitar las cosas –Mercedes quiere que en 2020 la gama esté compuesta por 30 modelos-. Esta denominación ha sido elegida porque el vehículo ha sido desarrollado a partir de la plataforma modular del Clase C.

A diferencia del modelo que reemplaza, y gracias a la plataforma que te he comentado, ha aumentado de tamaño sin que el peso final se haya visto incrementado; es más, dependiendo de la versión puede ser hasta 80 kg más liviano -50 kg se han eliminado de la carrocería-. El Mercedes GLC, que guarda el estilo de diseño del resto de todocamino de la marca, tiene una longitud de 4,66 metros, una anchura de 1,89, una altura de 1,63 y una batalla de 2,87, con lo crece en todas sus cotas, en concreto 12 centímetros, 5, 0,9 y 11,8, respectivamente. El maletero también ha ‘pegado un estirón’ considerable, y es que ahora puede presumir de 580 litros (350 si es el híbrido).

Mercedes GLC

Los motores que se podrán equipar al Mercedes GLC serán tres: dos diésel, 220 d 4MATIC con 170 CV y 250 d 4MATIC de 204 CV, y uno de gasolina, el 250 4MATIC con 211 CV. Todos ellos cuentan con tracción total (distribución 45:55 mediante un engranaje planetario) y el cambio automático de nueve relaciones (9G-TRONIC) con un módulo off-road opcional. A estos bloques se suma la opción híbrida enchufable, el GLC 350e con 327 CV, que está formada por el mismo conjunto del Mercedes C 350 Plug-In Hybrid: motor de gasolina de 211 CV y uno eléctrico de 116 CV. En este caso el cambio es de siete marchas (7G-TRONIC PLUS).

Para conseguir en algunos casos una media de consumo de 5,0 l/100 km se ha trabajado mucho en la aerodinámica. Mercedes ha mejorado el coeficiente, pasando de 0,34 en el GLK a 0,31 en el GLC. La compañía de Stuttgart ha rizado el rizo para ello, como muestra que las antenas van integradas en los retrovisores exteriores y en el alerón del portón.

Mercedes GLC

El fabricante ha hecho hincapié en que el nuevo Mercedes GLC puede circular fuera del asfalto. Ofrece un paquete Offroad compuesto por protecciones en los bajos, 20 mm más de altura libre al suelo, control de velocidad de descensos y programas específicos de conducción.

El Mercedes GLC tendrá una versión de tinte deportivo y techo descendente, como puso de manifiesto el fabricante con la presentación del GLC Coupé Concept.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR