mercedes-amg-gt-s-f1-safety-car-2015 (1)

Mercedes-AMG GT S F1 Safety Car 2015

El Mercedes-Benz SLS AMG F1 Safety Car ya tiene sustituto y, como no podía ser de otra forma, el nuevo candidato también pertenece a la firma alemana. El Mercedes-AMG GT S se estrenará como coche de seguridad el próximo 15 de marzo en el Gran Premio de Australia, la primera cita del calendario de Fórmula 1 de este año. Prestacionalmente, el GT S F1 Safety Car 2015 se mantiene fiel a la versión de calle, pero se le han añadido un catálogo de componentes de seguridad.

Tras su debut como coche de seguridad en la mayor de las competiciones automovilísticas en 2010, el Mercedes-Benz SLS AMG se retira, no sin antes dar paso a un más actualizado sucesor. El Mercedes-AMG GT S F1 Safety Car 2015 ha sido presentado recientemente y tendrá su primera oportunidad el próximo 15 de marzo en el Gran Premio de Australia de Fórmula 1, cita en la que irá acompañado del coche médico, el cual se actualiza pasando a la última generación del Mercedes-Benz C63 S Estate.

Para su nueva función, el Mercedes-AMG GT S ha sido equipado con una serie de componentes necesarios para ser el Safety Car del Campeonato del Mundo de Fórmula 1. El equipo de luces instalados en el techo ha requerido del diseño de una toma de aire de fibra de carbono que contrarreste los efectos negativos que causa el equipo de luces sobre la aerodinámica del vehículo. Sobre la barra de luces y detrás de los asientos se han montado unas cámaras de televisión similares a las que utilizan en los monoplazas.

mercedes-amg-gt-s-f1-safety-car-2015 (7)

Por otro lado, dos sistemas de radio, uno para la comunicación con la organización de la carrera y otra como solución de copia de seguridad, también han sido instaladas, y un complejo sistema de comunicación que facilita las labores de localización y rápida actuación del Safety Car y el coche médico. Finalmente, como medida de seguridad para los ocupantes del Mercedes-AMG GT S F1 Safety Car, una pareja de asientos deportivos envolventes y cinturones de seguridad con seis puntos de anclaje son las medidas que la FIA requiere para este tipo de vehículos.

En el apartado mecánico, el Mercedes-AMG GT S se mantiene fiel a la versión de calle. Equipa el mismo propulsor V8 de 4.0 litros que genera una potencia de 510 CV y 650 Nm de par, aunque se ha instalado un escape modificado para mejorar el sonido del motor. Esto le permite pasar de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 310 km/h. El conjunto está asociado a una caja de cambios automática AMG SPEEDSHIFT DCT de siete velocidades, la cual envía la potencia al sistema de tracción integral. El sistema de frenos está compuesto de discos carbocerámicos, los cuales se encargan de detener las enormes llantas de 19 y 20 pulgadas, delante y atrás, respectivamente.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR