El Mercedes 300 SL Roadster cumple 60 años

El Mercedes 300 SL Roadster cumple 60 años desde su debut en el Salón de Ginebra de 1957 y para celebrarlo, hacemos un repaso a la historia del que es uno de los descapotables más deseados de cuantos ha fabricado Mercedes.

Presentado por primera vez en el Salón de Ginebra de 1957, el precioso Mercedes 300 SL Roadster cumple ahora 60 años desde su introducción y lo celebramos repasando su historia. El W198, que es como lo denomina internamente Mercedes-Benz, es la variante descapotable del exitoso y deseado Mercedes 300 SL Coupé, conocido popularmente como ‘alas de gaviota’, un vehículo que se fabricó a partir de 1954 y que hoy en día es un auténtico objeto de culto reservado para los coleccionistas más pudientes del planeta.

Te interesa El Mercedes 190 SL (W121) celebra su 60 aniversario

El Mercedes 300 SL Roadster nació en parte gracias a las demandas del mercado estadounidense, que quería una variante descapotable del 300 SL ‘alas de gaviota’. De este último, por ejemplo, llegaron a exportar a Estados Unidos 800 de las 1400 unidades fabricadas, así que no es de extrañar que la primera vez que se habló del nuevo 300 SL descapotable lo hicieran en una publicación norteamericana (Colliers Magazine), que publicó las primeras imágenes de un roadster de preproducción en octubre de 1956, meses antes del debut oficial del coche.

La variante definitiva, como decimos, fue desvelada poco después en el Salón de Ginebra de 1957, que se celebró entre el 14 y el 24 de marzo. Para cuando acabó la producción del 300 SL Roadster en 1963, momento en el que fue reemplazado por el más modesto pero igualmente atractivo Mercedes 230 SL ‘Pagoda’, Mercedes había fabricado un total de 1858 unidades, lo que demostró que había sido muy acertada la decisión de producir una variante descapotable. Mercedes destaca que este modelo estuvo disponible con un techo rígido desmontable desde el año 1958 y hasta que finalizó su producción.

Para transformar el ‘alas de gaviota’ en descapotable, los ingenieros de Mercedes se enfrentaron a una serie de retos técnicos y en particular, en lo referido al complejo entramado de tubos que da forma al chasis tubular. Los elevados y voluminosos umbrales de las puertas del Coupé, característica que en su momento obligó a la marca a instalar sus peculiares y ahora famosas puertas, tuvo que ser modificado para poder instalar unas puertas tradicionales y sin que ello supusiera perder rigidez torsional.

En la zaga, también sufrió modificaciones, pues tuvieron que hacer espacio para poder instalar el rediseñado tren trasero, compuesto por un eje rígido articulado en su punto central. Estos y otros cambios provocaron que el peso del 300 SL Roadster se incrementara en 120 kg en comparación con el 300 SL Coupé, pero a pesar de eso, el deportivo seguía ofreciendo un comportamiento dinámico y unas prestaciones de primer nivel. Y no es para menos, pues bajo su capó se escondía el mismo propulsor de seis cilindros en línea del coupé.

Se trata del bloque M 198, un propulsor que entre otras cosas, incorpora un sistema de inyección mecánica de gasolina muy novedoso en la época, lo que le permitía ofrecer un rendimiento de 215 CV. Más tarde, justo antes de que finalizara la producción, allá por 1962, Mercedes sustituyó el bloque de hierro original por otro de aluminio, lo que permitió reducir el peso del coche en 44 kilogramos sin perder potencia.

A nivel estético y además de la evidente ausencia del techo, el Mercedes 300 SL descapotable se diferencia del coupé en numerosos detalles. En el frontal, por ejemplo, adoptó un diseño de luces en vertical en lugar de los faros redondos del coupé, que también montó el Mercedes 190 SL. Estos grupos ópticos tuvieron continuidad en el sucesor natural del 300 SL Roadster, el 230 SL W113, así como en otros muchos automóviles lanzados posteriormente.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies